A no resignarse

Compartir

Hay un mundo que va a la derecha, y que festeja con el triunfo de Cambiemos. Víctor Hugo Morales llama a no resignarse y a seguir luchando luego del resultado electoral. Y remarca que hay una oposición en pie y firme que encarna Cristina Fernández de Kirchner.

Mientras el mundo sigue evolucionando hacia la derecha claramente la calidad de vida de los argentinos va decreciendo. Y ees así nomás como anda el mundo. Puede hablar de transparencia la misma persona que hace pocos meses hizo un blanqueo de capitales para que su hermano y sus amigos declararan que tienen en el exterior 200 millones de dólares. Es mortificante, pero se anima a decir “vamos a combatir la pobreza” al mismo tiempo que está preparando la flexibilización laboral.

Muchos pensarán Bullrich es un candidato al que le fue bien porque tiene un discurso seductor, habrá quienes entienden que es una maravilla. Otros pensamos que es exactamente lo contrario. Otros pensamos que tiene que ver con los medios de comunicación. Por eso en Unidad Ciudadana se cantaba “el que no salta es de Clarín”, porque ese es el enemigo. Los medios corporativos, los medios que se han quedado absolutamente con todo.

Posiblemente es elegante decir que hay que respetar al ganador. A mí no me parece tan fácil aceptar este discurso tan vacío, tan proclive a la mentira… La expresión máxima de la hipocresía y el cinismo que un ser humano pueda tener. Quisiera por lo menos intentar refutarlo.

Lo cierto es que hay una derecha triunfante y una izquierda, la que representa Cristina Fernández de Kirchner, que sigue teniendo cerca de cuatro de diez personas pese a tener en contra a todos los medios de comunicación y prácticamente sin un peso partido al medio para hacer campaña.

Hay un mundo que es ganador de esta elección. Los que festejan son los Trump del mundo. Trump es un hombre exitoso y bailarín, que se lleva por delante y humilla a la verdad, y también le va muy bien. Es el mundo que hay en estos momentos. Un mundo que sigue andando. Habrá que ver si sigue evolucionando hacia la derecha, como en Europa, como en Estados Unidos. En nosotros está decir si vale o no vale la pena seguir luchando contra este mundo.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones