Banco Macri: tu banco las Bahamas, siempre

Compartir

El primo de Macri compró un banco con sede en Buenos Aires y las Islas Caimán con el claro objetivo de cerrar la grieta, unir a los argentinos, trabajar en equipo y coso.

¡Los Macri se compraron un banco! Un banco que además no atiende al público. No atiende al público porque ya sabemos que Macri aborrece todo lo que sea público.

El Banco se llama Interfinanzas, y si les mezclás las letras un poco te queda lo que esconde ese nombre: “e’ tranza sin fin”.

Los fondos del Banco vendrán de contratos de la Obra Pública. Es decir, dinero del Estado. Es decir, tu dinero. Lo bueno de esto es que ya podés agrandarte en alguna reunión y decir: tengo parte de mi dinero en las islas Caimán.

Los nuevos dueños del Interfinanzas son Fabio y Angelo Calcaterra y Fernando Javier Mauro. Así se llama: Fernando Javier Mauro. Se ve que como lo de Macri no tiene nombre, le buscaron un testaferro con tres nombres.

Los fondos del Banco vendrán del Estado. Es decir, tu dinero. Lo bueno de esto es que ya podés agrandarte en alguna reunión y decir: tengo parte de mi dinero en las islas Caimán.

Además, los tres compradores, tienen el mismo domicilio: Manuela Saenz 323. ¿Los vendedores dónde viven? En Manuela Sáenz 323. Los garantes de la transacción dónde viven? ¡En Manuela Sánz 323! ¡Manuela Sáenz 323 es el equivalente en garca del Aleph de Borges!

En el cuento de Borges el Aleph es el  “punto que contiene todos los puntos del universo”. Manuela Sáenz 323 parece algo como un edificio garca que contiene a todos los garcas del universo.

Una propuesta: hay que decirle a Macri que sus oficinas están en una calle que lleva el nombre de una feminista peruana compañera de Simón Bolívar. Que se amargue de por vida.

El banco Interfinanzas ya está trabajando en su imagen publicitaria. Básicamente, como es un banco de los Macri, van a robarles las ideas a otros bancos, con algunos cambios: En lugar de exclamar “Estás dulce, vos fuiste al Francés”. Van a decir: “Estás dulce… recién volvés de Panamá”.

El banco Interfinanzas ya está trabajando en su imagen publicitaria. Básicamente, como es un banco de los Macri, van a robarles las ideas a otros bancos.

Hay otra publicidad en la que un tipo paga con una tarjeta de débito de Interfinanzas y exclama “Qué grande este lavadero de dinero”.

El lema del HSBC es “bienvenido a un mundo sin fronteras”. El lema del Interfinanzas será “bienvenido a un mundo sin aduana”.

Ahora los Macri manejan la plata del Estado, se contratan a sí mismos, y usan su propio banco para guardar la guita. Pero no todo es tan triste. ¿Son garcas? ¡Por supuesto! Pero también son brutos. ¡Han aumentado considerablemente las chances de que se caguen a sí mismos!

Compartir

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones