El agite antisocial de la derecha

Compartir

Los factores de poder están ejerciendo presión. La derecha reaccionaria busca hostigar al Gobierno como sea. Con Mauricio Macri y la embajada de Estados Unidos como principales impulsores, tiene como objetivo impedir el progreso y éxito del Gobierno Constitucional elegido por amplia mayoría hace solo 9 meses. La semilla del odio crece con la ignorancia a granel.

Justo el día en que el Ejército emitió un escrito ponderando el «Operativo Independencia» y recordando a «los caídos», cuadros de la Policía Bonaerense organizaron una protesta por salarios en varios distritos y La Nación habla de Montoneros y el ERP.

Contexto y análisis

El macrismo vino a contener a la derecha histórica y a los llamados anarquistas individualistas del dios del billete solo para ellos. Por eso se oponen a la sesiones virtuales en el pico de contagios de Covid por la pandemia y fagocitan el odio en el Obelisco y en Pilar.

El Ejército tuvo que borrar lo que publicó ante la queja justificada de los Organismos de Derechos Humanos. En Tucumán lo que existió fue la detención y la desaparición sistemática de militantes sociales por parte del Ejército. Esto se suma a una derechización de la sociedad.

Los dueños de casas del country «Ayres del Pilar» decidieron en una reunión de consorcio que están por encima de las leyes e impidieron a un imputado sin condena firme cumplir con la prisión domiciliaria y la manda del juez. Arribas y Majdalani están procesados y en sus casas.

El ex presidente Macri asumió procesado por espionaje ilegal hasta que la Mesa Judicial lo hizo zafar. Ahora está imputado junto a su familia en la causa Correo, el afano de las Autopistas por una década, el desfalco de Vicentín con bancos públicos y el espionaje de la AFI.

La oposición busca imponer que el Congreso sería «una cáscara vacía». Así lo publicó el domingo el articulista Morales Solá en La Nación. Esto se suma al delirante anuncio de «un golpe de los Kirchner» que anunció la psiquiatrica de Elisa Carrrió desde Exaltación de la Cruz.

O sea: Carrió asegura que CFK y Máximo quieren hacerle un golpe a Alberto Fernández ¿Se dan cuenta de esta locura? Lo que no quieren admitir es que el Pro y la UCR modelo 1955 perdieron las elecciones de diciembre de 2019 y son minoría en ambas cámaras y la pandemia genera víctimas.

La Argentina está haciendo un esfuerzo enorme para solucionar la crisis sanitaria, económica y psicológica de la pandemia. El Estado Nacional invirtió más de 10 mil millones de dólares con 9 millones de IFE y 2.500.000 ATP. Sin dudas el poder mediático desea destruir al Gobierno.

La defensa corporativa a los jueces del dedo de Macri (Bruglia y Bertuzzi) está empoderada en los intereses de la embajada de Estados Unidos y sus funcionarios judiciales lacayos. Entre ellos, los ministros de la Corte, Lorenzetti y Rosenkrantz, pasando por el oscilante Maqueda.

Mientras los irresponsables legisladores del Pro y la UCR inspirados en Pedro Eugenio Aramburu e Isaac Francisco Rojas insisten en ir al Congreso cuando la Argentina tiene 10 mil muertos y medio millón de infectados por Covid, no se debate el aporte solidario de 12 mil ricos.

Huellas de patas negras

Tampoco se debate la unificación de dos fueros -el Penal Económico con el Criminal Federal-, ojalá se tratase de una auténtica reforma, pero ni siquiera es eso. Y si fuese un avance hacia el modelo acusatorio, el procurador interino eterno Eduardo Casal debería ser enjuiciado.

Cuidado con el argumento de Venezuela y la inspiración en Guaidó: Morales Solá y no pocos diputados del Pro quieren instalar un Parlamento paralelo.

La Nación hablá de «los muertos por el ERP» y los 50 años de Montoneros. Y mezcla eso con el «reclamo» policial en la Provincia.

Si analizan el portal de la empresa de Saguier y el segundo propagador de la voz de la embajada con Infobae, notarán que el medio hizo una escala: a) Montoneros, b) ERP, c) protesta de la Policia de la Provincia para desgastar a Axel Kicillof en plena crisis por la pandemia.

La profusión del agite antisocial de sectores de la derecha que tienen a Mauricio Macri y a la embajada de Estados Unidos como principales impulsores, tiene como principal objetivo impedir el progreso y éxito del Gobierno Constitucional elegido por amplia mayoría hace solo 9 meses.

Los sectores reaccionarios integrados por retirados de las Fuerzas Armadas vinculados con represores y sus familiares buscan instalar un clima desestabilizador. Lo peor es que esos sectores predicaron dentro de las Fuerzas Armadas y en las policías provinciales. Línea Bullrich.

Antes de producirse la protesta de agentes bonaerenses se produjeron acciones similares en La Rioja, Santa Fe, Chaco y Misiones. Se trata de un movimiento coordinado que puede tener reclamos legítimos, pero el momento es inquietante. La Maldita agitó de La Plata a Bahía Blanca.

En la calle Pacífico al 200 de Bahía Blanca, la Justicia Federal investiga a tres policías que circularon en una patrulla Toyota patente OMP782 el pasado 8 de mayo a 800 metros de donde fueron hallados los restos de Facundo. El procurador Casal se adueñó de la pesquisa.

La instrucción a cargo de los fiscales centralizó todo en la DATIP y la DaJuDeCo que depende de la Corte y desplazó a la PFA que depende del Ministerio de Seguridad de la Nación. Es decir: una cosa es la ola, la otra el fondo. Acá los factores de poder están ejerciendo presiones.

El canal Todo Noticias fue el mayor impulsor del escrache nazi contra el imputado Lázaro Báez. Los vecinos de Pilar (seguramente con las heladeras repletas) rompieron el parabrisas del móvil del SPF y los efectivos de la Policía de la Provincia actuaron como budistas zen.

Si usted se para frente a un móvil del SPF en la calle Lavalle en Tribunales en un día sin pandemia y arroja una adoquín contra los vidrios y lo rompe, no la va a pasar bonito. Le abrirán una causa por daños y resistencia a la autoridad que tiene una pena de 1 a 3 años.

Las cárceles están llenas de pobres. Los nazis de Pilar no van a la cárcel a pesar de que como sus vecinos de Nordelta ocuparon terrenos dudosos en barrios cerrados repletos de lavadores de dinero, narcos, estafadores y financistas de la impureza con dinero en guaridas fiscales.

Báez no es el Che Guevara ni San Benito. Es un hombre acusado de un delito que un juez le otorgó la prisión domiciliaria porque se trata de un derecho. Nadie puede estar hasta el fin de los días detenido sin condena firme. La semilla del odio crece con la ignorancia a granel.

Así como se normaliza la muerte de miles de hermanos y hermanas en estos días de desguace, vemos cómo los sistemas de salud de Mendoza y Jujuy se caen a pedazos con sus gobernadores tan ineptos como el intendente separarista de Tandil y sus argumentos totalmente irracionales.

La derecha reaccionaria busca hostigar al Gobierno como sea. Han convocado a una nueva marcha el domingo que viene. Eso producirá más contagios mientras la Ciudad de Buenos Aires vive en otra galaxia abriendo bares y lugares comunes en edificios con los alquileres en las nubes. La condición humana.

Comentarios

Comentarios

Juan Alonso

Juan Alonso

Periodista, escritor y docente. Columnista con Roberto Caballero en Radio Colonia y del programa ADN en C5N. Distinguido con el Premio Walsh de la Facultad de Periodismo de La Plata en 2017. Fue editor de Policiales de Tiempo Argentino.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 28/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto