Happy hour de soretes

Compartir

Para los que se quejan de que todo sube, que hay mucha inflación: acá tenemos un caso de tremenda deflación. Algo bajó en la era la Macri, además del empleo y el poder adquisitivo de la clase trabajadora: las condenas a los represores.

Para el PRO hay cierta lógica: eran terroristas de Estado, el PRO quiere achicar el Estado, ergo: achicamos las condenas al terrorismo de Estado.
Por tres votos contra dos, la Corte decidió aplicar la ley del 2×1 a delitos de lesa humanidad, aún a pesar  de que el beneficio fue derogado antes de que los represores fueran detenidos. Ganaron por poco, para beneficio de unos pocos y sin que les importe un pito la ley. Cualquier parecido con la elección presidencial…

Los dos jueces, puestos a dedo por el macrismo y avalados por la mayoría de los senadores del FPV-JP, más Elena Highton de Nolasco formaron esa mayoría. Highton de Nolasco había votado en contra de los genocidas muchas otras veces, pero ahora votó a favor. No hay que dejar a Highton de Nolasco mucho tiempo expuesta al sol porque se termina de transformar en Lilita Carrió.

Highton de Nolasco había votado en contra de los genocidas muchas otras veces, pero ahora votó a favor. No hay que dejar a Highton de Nolasco mucho tiempo expuesta al sol porque se termina de transformar en Lilita Carrió.

Uno de los argumentos de los tres jueces sueltaculiados es que se debe tener en cuenta la ley penal más benigna. Que es una frase que ahora podremos usar cuando nos parezca que decir “estoy devolviendo un favor” suena muy directo. Por ejemplo: si un oscuro entramado de criminales de lesa humanidad dispone de sus recursos para ayudarte a llegar a la presidencia, vos podés ponerlos en libertad diciendo “estoy teniendo en cuenta la ley penal más benigna”. Y si la rematás usando diálogo y unión de los argentinos, sos Gardel.

El fallo beneficia a un represor pero los demás ya están haciendo fila india y torturando a la india para recuperar la libertad con el mismo argumento.
Todos los organismos de Derechos Humanos se opusieron al fallo, menos la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, que no sólo no se opuso: lo festejó. Un dos por uno es un happy hour. ¿Quién puede oponerse a una hora feliz?

Todos los organismos de Derechos Humanos se opusieron al fallo, menos la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, que no sólo no se opuso: lo festejó. Un dos por uno es un happy hour. ¿Quién puede oponerse a una hora feliz?

Desde el Gobierno y desde Clarín, valga la redundancia, se dice que la resolución se ajusta a derecho. Otro ajuste que nos rompe el orto.

La Corte aplica el principio de la ley penal más benigna para conceder el privilegio del 2×1, que rigió del 94 al 2001, a un condenado en 2011 por delitos cometidos en 1976. Digamos que la ley 24.390 es la Delorean de las leyes. Y está claro que nos gobierna Biff, el idiota millonario de Volver al Futuro.

Además, se deduce que los únicos que se podrán beneficiar de este fallo de la Corte y de la ley del 2 x 1 son los genocidas y los apropiadores de niños, porque quienes cometieron un delito antes de 2001, o ya fueron juzgados, o sus delitos prescribieron, o son Domingo Felipe Cavallo.

Y una cosa más: el 2×1 se aplica sobre los años que una persona pasa detenida sin condena. O sea, la Justicia aplica el 2×1 para compensar la demora en los juicios. ¿Quién demora los juicios? La Justicia! ¡Eso es un servicio al cliente!

Según una mitad de la Corte, la respuesta ante un crimen de lesa humanidad debe apegarse al Estado de Derecho, y por lo tanto, hay que aplicar el 2×1. Según la otra mitad de la Corte, los delitos de lesa humanidad no admiten ningún tipo de amnistía. ¿Cómo se resuelve este dilema? Comprando a una jueza.

El fallo de Rosatti, Rosenkrantz y Highton se aplica a Luis muiña, un represor poco conocido que ya  gozaba de libertad condicional. Pero el documento también significa la libertad de Alfredo Astiz, Jorge “El Tigre” Acosta, Miguel Etchecolatz… y podríamos seguir nombrando genocidas pero queremos evitar que Silvia Fernández Barrio muera de un orgasmo.

La línea de privilegios judiciales a los represores se completa así: la Obediencia Debida y el Punto Final de Alfonsín, los indultos de Menem y la Corte Suprema de Macri.

Ahora 275 represores sentenciados están en condiciones de pedir el 2×1 y quedar libres. Son 275. Si los liberan, por primera vez desde el 10 de diciembre de 2015 habrá más criminales en las calles que en el Gabinete Nacional. Aunque bueno: en este caso los 275 se cuentan como parte del Gabinete Nacional.

Si los liberan, por primera vez desde el 10 de diciembre de 2015 habrá más criminales en las calles que en el Gabinete Nacional. Aunque bueno: en este caso los 275 se cuentan como parte del Gabinete Nacional.

Y si bien es cierto que ahora nosotros estamos con bronca, con indignación, con tristeza, también es cierto que hemos aprendido algo en estos años: a no resignarnos. Nos lo enseñaron las madres, las abuelas, los  hijos, los presos, los desaparecidos. Eso también nos diferencia: ellos aprendieron de gente que ahora pide ser tratados como delincuentes comunes para poder morir en sus casas. Nosotros aprendimos de gente que vivirá por siempre.

———
Emanuel Rodríguez presenta PERONCHO este sábado 6 de mayo en Los Chisperos (San Lorenzo 365, 21 hs) y el domingo 7 de mayo en Santo Tomé, Santa Fé. Info y reservas en:  www.peroncho.com.ar

Comentarios

Comentarios

Emanuel Rodríguez

Emanuel Rodríguez

Periodista y comediante político. Reconocido por su show de stand up Peroncho, con el que recorre todo el país. Tiene una columna semanal de humor político en este portal. Además, fue redactor de la Revista Ñ y del suplemento cultural de La Voz del Interior. Creó la revista de humor La piedra en el Zapato y fue director de las revistas culturales La Intemperie y Diccionario. Revista de letras.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 07/08/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto