Los actores no se callan

Compartir

En respuesta a las declaraciones de Lopérfido, dos asociaciones de actores salieron a repudiar de forma conjunta la «persecución ideológica». Y aclararon: «Los actores no son contratados para apoyar tal o cual partido político. Los actores son contratados para ejercer su oficio: actuar».

Darío Lopérfido, el ministro de cultura porteño, sigue cosechando pedidos de renuncia. Esta vez el motivo fueron declaraciones grotescas a Radio La red afirmando que durante la anterior gestión “compraron las voluntades de todos los fanáticos kirchneristas porque actuaban siempre los mismos: Rita Cortese, Luis Machín, Alejandro Awada, Juan Palomino, Gustavo Garzón, fans del kirchnerismo que, dicho sea de paso, son los que piden mi renuncia por decir éstas cosas”.

Frente a las declaraciones la Asociación Argentina de Actores sacó un comunicado que comienza diciendo: “Sólo quien quiera tapar una de las más aberrantes declaraciones en cuanto a la vulneración de los Derechos Humanos cometida por la última Dictadura en nuestro país, negando el terrorismo de Estado, puede ligar con un supuesto fraude a trabajadores actores que solamente pusieron su fuerza de trabajo y su creatividad al servicio de una producción audiovisual.

Estigmatizar a compañeros por sus convicciones políticas para intentar deslegitimar las críticas que recibe por ofender la memoria de nuestros compañeros detenidos desaparecidos negando crímenes de Lesa Humanidad, aparece como una burda y cobarde maniobra antidemocrática”

Firmado por el Consejo Integral, la asociación se dirigió al ministro para que haga las denuncias correspondientes sin faltar el respeto escudado en su puesto de trabajo. El comunicado continúa diciendo: “Lamentablemente se ha desbocado nuevamente, esta vez para agredir trabajadores, y ha hecho otro gesto que en vez de defender la cultura desde el cargo que le confirieron, la ataca como ya lo hizo en el pasado integrando un gobierno que la avasalló, responsabilidad de la que tampoco se hizo cargo ni emitió autocrítica alguna, para volver ahora como fantasma del ayer a completar la tarea y adosándole la falta de respeto a los Derechos Humanos. A esta altura de los acontecimientos su renuncia sería un mínimo gesto de dignidad y de aporte a la convivencia pacífica tan fomentada desde su espacio partidario”

Por su parte la Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes (SAGAI) también expresó profunda preocupación acerca de los dichos del actual Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, los cuales repudió.

Mediante otro comunicado expresaron que “Queremos poner blanco sobre negro: no es lo mismo una política de Estado, un actor que trabaja, un compromiso político,  la ideología individual o el velo de la corrupción. Mezclar todo recae en un lugar complejo y peligroso ¿Por qué? Porque de una política de Estado generada por un gobierno se crea un subsidio de fomento al sector audiovisual. De esto se desprenden cientos de ficciones en las cuales miles de actores de diversas banderas políticas trabajaron. Pero el camino es muy claro, sencillo, y lo repasamos: el Estado genera un fomento que es otorgado a una empresa para construir un producto en el cual el actor es convocado para realizar su trabajo.

Sigamos aclarando: los actores no son contratados para apoyar tal o cual partido político. Los actores son contratados para ejercer su oficio, actuar.

Lo grave y estigmatizante es pensar que alguien que sigue una línea política o tiene una ideología determinada sea catalogado de corrupto, espurio e indeseado. Eso es lisa y llanamente una persecución a las ideas, y este es el punto más enfático de nuestro repudio”.

Gestión hueca, argumentos huecos

Solo, fané y repudiado

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 28/03/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto