Macri madrugó, Buenos Aires tembló

Compartir

El G20 ha sido tal desfile de papelones que Roberto Giordano aún no entiende por qué este Gobierno no lo llamó para conducirlo. Todo comenzó con un asalto callejero a un diplomático canadiense, siguió con la llegada tarde de Gabriela Michetti para el saludo protocolar de Macron y el corte de luz en el CCK.  Al cierre de esta reseña, el colmo del meme cínico en esta cumbre de los memes cínicos, fue de Hernán Lombardi que comparó la relevancia periodística de la cumbre con el Mundial 78.

El G20 está confirmando en Argentina que es el principal foro internacional para generar memes, bloopers y situaciones insólitas.

Claramente la idea del G20 es abordar grandes desafíos globales y no generar políticas públicas que los resuelvan pero sí boludeces que distraigan la atención.

Hasta ahora el G20 ha sido tal desfile de papelones que Roberto Giordano aún no entiende por qué este Gobierno no lo llamó para conducirlo.

Encima, hubo un temblor en Buenos Aires. O sea, Macri se despierta temprano UN DÍA, y hay un temblor en Buenos Aires. El día que realmente trabaje, morimos todos.

Al presidente le costó muchísimo despertarse temprano: el jueves compartió un video selfie a las 9.45 con tanta cara de recién levantado que casi se le podía oler el perfume a sexo con Majul.

La sucesión de papelones comenzó con un asalto callejero a un diplomático canadiense. En la comisaría le explicaron que eso pasaba dos o tres veces por día. ¿En la misma calle? Preguntó el canadiense… Le respondieron que sí, en la misma calle, pero también en las autopistas, cuando pagás los peajes, o en el rapipago, cuando pagás los impuestos, o en las estaciones de servicio, cuando cargás nafta…

El segundo escándalo fue la llegada del presidente francés, Emmanuel Macron, quien no fue recibido por ninguna comitiva oficial sino por un banderillero de chaleco amarillo. Macron venía de lidiar con las protestas de “los chalecos amarillos” en Francia. Básicamente, fue como si a Donald Trump lo recibiera Don Ramón.

Gabriela Michetti llegó tarde al saludo protocolar, y cuando llegó intentó hablar en francés y logró demostrar que su histórica explicación sobre el aumento de las naftas no había sido un blooper sino su momento de máxima elocuencia.

Michetti habla en francés con la misma calidad con la que preside el Senado. En eso es coherente.

Además, viendo cómo lo recibió Michetti, debemos agradecerle al hombre del chaleco amarillo por ser el único argentino que no hizo el ridículo en ese momento.

De todas formas, Gabriela no se quedó ahí: al día siguiente demostró que su italiano es aún peor que su francés. Queda demostrado que las mafias no tienen un examen de competencia idiomática.

Del “no fue magia” a “la magia de Disney”

Al día siguiente, el papelón fue durante la llegada del presidente chino, ya que la banda militar se confundió y comenzó a tocar la bienvenida cuando salió uno de sus asistentes. Desde TN justificaron a la banda diciendo que “son difíciles de reconocer”. Cuentan que Nelson Castro incluso la pasó peor cuando se acercó a Xi Jinping y le preguntó “chino, ¿tenés cambio de 500?”.

Después vino un corte de luz en el CCK, una de las sedes de las reuniones. El corte de luz de todas formas sirvió como excusa para que Fernando Iglesias pida de nuevo que se cambie el nombre del centro cultural. A decir verdad, el temblor también sirvió como excusa para que Fernando Iglesias pida de nuevo que se cambie el nombre del centro cultural. Y una lluvia con granizo en San Luis la noche del jueves también sirvió como excusa para que Fernando Iglesias pida de nuevo que se cambie el nombre del centro cultural. Por último, Ángela Merkel llegó tarde al G20 por una falla en su avión y eso también sirvió como excusa para que Fernando Iglesias pida de nuevo que se cambie el nombre del centro cultural.

Luego, como con Macri la cosecha de papelones nunca se acaba, la llegada de Donald Trump a la Casa Rosada estuvo marcada por un gesto de fastidio del estadounidense, que arrojó al piso el auricular de la traducción instantánea. Se creyó que no andaba bien el aparato, pero un asistente de Trump confirmó que el auricular andaba bien, el presidente simplemente se cansó de escuchar las pelotudeces que le decía Macri.

Más tarde, en la ceremonia central del G20 Macri quedó pagando tras saludar a Trump, cuando el presidente estadounidense siguió su camino. A decir verdad, no quedó pagando. Quedó debiendo. Los que vamos a pagar somos nosotros cuando Macri estatice su quedar en ridículo.

Luego de la foto de rigor, vino el discurso de Macri. Durante ese discurso, la fonoaudióloga del presidente estuvo en medio de los principales ministros del gabinete. Y así como Dujovne pudo mostrar con orgullo lo bien que anda la economía argentina, la fonoaudióloga pudo mostrar con orgullo lo bien que habla Macri.

Macri explicó que hoy en día “la gente se volvió rica en información y millonaria en expectativas”. ¿No llegás a fin de mes? Bueno, pero no te olvides que sos rica en información y millonaria en expectativas.

El FMI es el Ghost Writer del Gobierno

Otra postal vergonzosa se vivió en la sala de prensa, donde el Gobierno Argentino preparó un banquete de cortesía, espectáculos, exposiciones… pero no puso wi fi. ¡No poner wi fi en la sala de prensa es como no poner agentes de la SIDE en la sala de guión de Intratables!

Al cierre de esta reseña, el colmo del meme cínico en esta cumbre de los memes cínicos, fue lo que dijo Hernán Lombardi.

Lombardi ya había llamado la atención al ingresar a la sala de prensa ya que era la primera vez en tres años que Lombardi estuvo rodeado de periodistas y no despidió a ninguno.

Pero el momento meme G20 llegó más tarde, cuando el titular del Sistema Federal de Medios Públicos dijo que el G-20 es “una posibilidad de transmitir nuestra ‘marca país’ al mundo” y comparó la relevancia periodística de la cumbre con el Mundial 78. Ya lo dijimos acá: no son la dictadura, pero son la mejor banda tributo de la dictadura que hay.

****

Emanuel Rodríguez presenta su show “Peroncho”, un espectáculo de humor y amor político.

Podés ver la agenda de shows en www.peroncho.com.ar

Comentarios

Comentarios

Emanuel Rodríguez

Emanuel Rodríguez

Periodista y comediante político. Reconocido por su show de stand up Peroncho, con el que recorre todo el país. Tiene una columna semanal de humor político en este portal. Además, fue redactor de la Revista Ñ y del suplemento cultural de La Voz del Interior. Creó la revista de humor La piedra en el Zapato y fue director de las revistas culturales La Intemperie y Diccionario. Revista de letras.

Hacé tu anotación Sin anotaciones