Metrovías tiene un amigo

Compartir

Después de una licitación extrañamente demorada, se bajó el último competidor internacional de Metrovías, lo que le deja abierta más de una década más de concesión del subte. Larreta lo hizo.

Publicado en Nueva Ciudad

Es evidente que Metrovías, la empresa del Grupo Roggio que maneja el subte desde 1994, tiene un amigo en el Gobierno de la Ciudad, que es el verdadero dueño del subte. No sólo tuvo aumentos siderales de tarifas y siguió recibiendo subsidios jugosos del Estado, también fue acompañada por el Gobierno porteño cuando un fallo le ordenó que las estaciones fueran accesibles, o cuando las y los trabajadores del subte denunciaron la presencia de amianto, un material cancerígeno. Pero el mayor regalo a Metrovías fueron los años y años extra que tuvo desde que se venció la concesión en 2013. Se suponía que en el medio iba a haber una licitación, que avanzó en forma muy, pero muy lenta. Se presentaron competidores y hubo uno que, incluso, superó a Metrovías en la calificación técnica. Pero –sorpresas te da la vida- se acaba de bajar de la licitación dejando todo listo para que Metrovías se quede por más de otra década. Sumará, al final de ese período -que puede ser de hasta 15 años, pero seguro será más- un total de 41 años al frente del subte privatizado. De 1994 a 2035. Larreta lo hizo.

Como ya contamos a comienzo del año por acá, Metrovías tuvo prórroga tras prórroga de su concesión, que se venció hace nada más que siete años. El PRO tenía los números en la Legislatura para aprobar estas extensiones de la concesión original, mientras desoía los reclamos opositores para que el subte fuera devuelto a su dueño real: el Estado. Las y los trabajadores del subte tienen una propuesta similar. Pero el PRO mantuvo su amor por lo privado y dijo que el Estado no se podría hacer cargo de la operación, que está desde hace una eternidad en manos del Grupo Roggio. Y que, todo indica, seguirá estando en esas manos privadas por varias décadas más, con la calidad del servicio que todos y todas conocemos. En la última prórroga, de hecho,  ni se molestaron en pasar por la Legislatura. Dispusieron desde el Ejecutivo porteño que el subte seguiría siendo operado por Metrovías hasta que se resolviera la licitación, que empezó con tres competidores y ahora tiene solo uno.

Asbesto en la línea B: hablan los trabajadores del subte afectados

Cuando se abrieron los sobres con la propuesta técnica (falta todavía la económica), Metrovías perdió por algunos puntos. En concreto, el consorcio que integra el Grupo Eurnekian junto con la multinacional Keolis, originaria de Francia, y Transport for London aventajó por 15 puntos a Metrovías. No obstante, la empresa del Grupo Roggio tenía pensado apelar el resultado, algo que  hizo hace algunas semanas. Pero antes de que nada de eso sucediera, Keolis –que maneja el metro de Lyon, en Francia- se bajó de la licitación. Esto deja a Helport y Transport for London en una situación de salida también. La multinacional con origen en Francia no dio demasiadas explicaciones. Solo dijo en un comunicado: «Keolis agradece a sus socios Helport y Transport for London por la excelencia de sus equipos y espera poder volver a trabajar con ellos en el futuro. También valora el profesionalismo de SBASE y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a lo largo de todo el proceso». Desde el Gobierno porteño le echan la culpa a los cambios políticos y dicen que los franceses ahora no ven condiciones para invertir. Sí, claro, porque con la crisis económica en los últimos dos años de Mauricio Macri debían estar ansiosos por llegar al país. No digo que las condiciones macroeconómicas no los lleven a reconsiderar su oferta, pero es raro que lo hagan ahora y no antes, dado que la crisis económica lleva, por lo menos, dos años.

Lo concreto es que ahora Metrovías correrá sin competencia. El Grupo Roggio Transporte está asociado junto a los alemanes de Deutsche Bahn para la nueva operación, que será básicamente la vieja. Ahora sigue un proceso burocrático: la procuración porteña evalúa la propuesta técnica, envía un dictamen y a partir de ahí el directorio de SBASE –la empresa estatal de subte que responde a Horacio Rodríguez Larreta- puede avanzar en la siguiente fase: abrir el sobre con la propuesta económica. Es decir, cuánto pedirá al Estado Metrovías por operar. En el Gobierno porteño le dijeron  a Clarín que si no les gusta esa propuesta podrían dejar desierta la licitación. En vista de cómo se han manejado con Metrovías en los últimos años, parece poco probable.

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 29/02/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto