El plan de adecuación «a» Clarín

Compartir

El Gobierno de Macri se pasó un año desmintiendo que Cablevisión y Telecom se fusionarían y por lo tanto pasó lo que pasa cada vez que el gobierno desmiente algo: Magnetto hizo un negocio oscuro.

Además, pasó exactamente lo que el Gobierno dijo que no iba a pasar. Como cuando dijeron que los precios no iban a subir. O que macri no tenía cuentas off shore. O que el dólar no iba a subir. O que el desempleo no iba a subir. O que Bullrich no iba a ser candidato. La derecha tiene tanta vocación de oposición que cuando gobierna hace lo opuesto de lo que dice.

Cablevisión Holdings y Telecom se fusionaron y ahora el grupo Clarín es el principal accionista de más de 300 canales de televisión, una empresa de cable monopólica, dos empresas de internet monopólicas, un presidente de los argentinos y una empresa de telefonía.

Aún falta que la fusión cuente con el visto bueno del ENaCom que dirige Oscar Aguad: la parte buena es que Corrientes puede descansar porque con la que se lleva Aguad en ésta, será muy difícil que tenga que volver a intervenir Corrientes en busca de dólares fáciles.

La fusión se da gracias a la modificación de la Ley de Medios en el inicio de la gestión Macri, cuando Oscar Aguad dijo que ninguna ley podía estar por encima de la voluntad del presidente, y quedó clarísimo que la Revolución Francesa, la Constitución Argentina y el Sistema Democrático no son nadie para andar oponiéndose a eso.

Una ley construida durante más de 30 años, debatida durante dos años en el Congreso, aprobada por mayoría, ratificada por la Corte Suprema, fue modificada por un Decreto de Necesidad y Urgencia: se sabía de plumas más poderosas que las armas, pero aquella fue la primera vez en que la pluma fue más poderosa que las asambleas, el Congreso y la Corte Suprema.

Usted ya sabe: si ve flotando una manzana en el aire es porque Macri vetó por DNU la Ley de Gravedad.

Las modificaciones a la Ley de Medios fueron a pedido del Grupo Clarín: eso se nota ahora con la fusión con Telecom, pero también se notó en enero de 2016 porque los artículos modificados fueron los mismos que Clarín cuestionó, y porque el Gobierno Nacional le llevó el DNU Clarín con gaseosa y papas grandes. Salió el combo.

La excusa de Macri fue la «necesidad de aprovechar los beneficios de la convergencia tecnológica», y por el eso el decreto es de “necesidad”. ¿Por qué la urgencia? Porque se caían las cautelares de Clarín. Y porque el Congreso abría en marzo ¡le quedan menos de dos meses!

Recordemos que desde entonces el directorio del ENACOM está conformado por un presidente y 3 directores nombrados por el Poder Ejecutivo y otros 3 propuestos por una comisión bicameral, sin representación de los medios comunitarios, la academia ni lo pueblos originarios. Total, como dijo Lanata, ¿quién va a escuchar la radio de los wichis?

¿Quieren ser representados? Armen su propio grupo monopólico y ganen las elecciones.

Según el decreto presidencial, la Ley de Medios “es una norma anticuada y distorsiva en numerosos aspectos”. Bueno, si es por eso, vetemos a Mirtha Legrand.

El decreto desconoce un fallo judicial que impedía disolver Afsca y Aftic. Pero bueno: la justicia también es anticuada y distorsiva. Además, el decreto tiene la finalidad de disolver la brecha digital. ¿Qué es la brecha digital? Esa maldita brecha que impedía que Clarín no pueda tener su propia empresa de telefonía…

Igual, ya se notan los cambios en Telecom, ahora que pertenece a Clarín, cuando vos llamás a tención al cliente, una voz en off te responde “en este momento, todos nuestros operadores están diciéndole al presidente qué tiene que hacer”.

El nuevo conglomerado infocomunicacional será el mayor de la Argentina y concentrará el 42 por ciento de la telefonía fija; el 34 por ciento de la telefonía móvil, el 56 de las conexiones a Internet por banda ancha fija, el 35 de conectividad móvil y el 40 de TV paga y el 100 por ciento de las expresiones de Lanata y Los Leuco.

Aparte, el Grupo Clarín es el mayor editor de diarios, ya que edita Clarín y todas sus versiones: para público que no compra diarios (La Razón), para público sin educación secundaria (Olé); para público sin educación secundaria pero con soja (La Voz del Interior); y para público ebrio (Los Andes).

También es propietario de radios líderes en AM, Radio Mitre, para reclutar tacheros; y en FM, La 100, para reclutar remiseros y vender glade auto.

También posee Canal 13, de modo que es autor responsable de problemas endémicos argentinos como la estigmatización de los trabajadores, la discusión sin profundidad y Guido Kaczka.

La fusión suma más concentración económica y mediática, que, teniendo en cuenta la capacidad intelectual del presidente, es la única concentración que puede lograr.

Además, la fusión va contra todas las leyes nacionales e internacionales que regulan el mercado de la comunicación. De todas formas esto no es un problema, ya que el Gobierno siempre puede adecuar las leyes a Clarín. Antes esperábamos que Clarín se adecúe a la ley. Ahora estamos esperando que el Estado se adecúe a Clarín.

Esto fue todo. Cualquier parecido con la realidad ¡es culpa de la realidad!

****

No te pierdas las funciones de Peroncho:

  • Jueves en Lomas de Zamora.
  • Viernes en Palermo.
  • Sábado en Valentín Alsina  y más tarde en la Comuna 13.
  • Domingo en Córdoba capital.

La semana que viene andamos por Salta y Jujuy. Toda la info está en: www.peroncho.com.ar

Comentarios

Comentarios

Emanuel Rodríguez

Emanuel Rodríguez

Periodista y comediante político. Reconocido por su show de stand up Peroncho, con el que recorre todo el país. Tiene una columna semanal de humor político en este portal. Además, fue redactor de la Revista Ñ y del suplemento cultural de La Voz del Interior. Creó la revista de humor La piedra en el Zapato y fue director de las revistas culturales La Intemperie y Diccionario. Revista de letras.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 19/10/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto