Resistencia frente al ajuste

Compartir

Estamos viviendo la misma película de terror que ya vivimos en los momentos más tremendos de la historia de nuestro país. Una vez más, pusieron en marcha el manual básico del neoliberalismo: ajuste, despidos y represión.

Para Macri la educación pública no es un derecho sino una variable más de ajuste para profundizar su plan de transferencia de recursos de los que menos tienen hacia los sectores más concentrados de la economía. Porque este es un gobierno de derecha clásica: profundamente liberal en términos económicos y autoritario en términos políticos que viene nuevamente a saquear a la patria con el mismo plan de ajuste que los sectores más conservadores del país pusieron en marcha una y otra vez, a lo largo de la historia.

Porque este es un gobierno de derecha clásica: profundamente liberal en términos económicos y autoritario en términos políticos que viene nuevamente a saquear a la patria.

Es muy doloroso lo que está pasando pero no nos sorprende. Porque todos los gobiernos liberales históricamente embistieron contra el pueblo de igual manera. Pero, al mismo tiempo, tampoco nos asombra que la resistencia popular sea la respuesta a esos ataques. Porque, así como no sorprende que el gobierno liberal y autoritario de Mauricio Macri agreda con esta brutalidad a las y los trabajadores de la educación y al futuro de las mayorías populares, tampoco sorprende que seamos millones y millones los que nos movilizamos para defender los derechos conquistados por y para el pueblo.

Porque para el pueblo es natural salir a la calle a defender el derecho a tener trabajo, a que nuestros hijos e hijas puedan acceder a una educación y salud pública de calidad, y nuestros abuelos y abuelas a una jubilación digna.

Porque para el pueblo es natural salir a la calle a defender el derecho a tener trabajo, a que nuestros hijos e hijas puedan acceder a una educación y salud pública de calidad, y nuestros abuelos y abuelas a una jubilación digna.

Por eso, aunque este gobierno de ricos para ricos, de pocos para pocos, nos quiera convencer de que esos son privilegios que a las mayorías no les corresponden, y quieran hacerle creer al pueblo que no se merece vivir como lo hacía durante los últimos 12 años y medio, no lo van a lograr tan fácilmente. Porque existe una memoria social positiva, una historia de defensa de derechos, incorporada como patrimonio social y cultural.

—————-

* Martín Sabbatella es militante de Nuevo Encuentro. Ex titular del AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual).

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones