Si gana la violencia, se degrada la democracia

Compartir

«¿Cómo se entrelazan los medios digitales y los tradicionales en la propagación de la violencia?», se pregunta Miriam Lewin, Defensora del Público. Y explica los propósitos de la creación del observatorio NODIO: «Se trata de sumar fuerzas para hacer frente al desinformación. Una propuesta que apunta a buscar fortalecer el diálogo y la democracia».

Desde que asumí el rol de Defensora del Público recibo reclamos de audiencias atentas y preocupadas por situaciones de violencia y discriminación en radio y televisión. Esto revela que existe una importante conciencia social de la proliferación de discursos xenófobos, homofóbicos, misóginos, racistas y clasistas en los medios audiovisuales, que llegan también desde las redes sociales. Se intenta silenciar al diferente, expulsarlo de la plaza pública.

Este tipo de expresiones, que no constituyen una opinión sino una agresión, busca estigmatizar, discriminar y excluir a determinados grupos sociales del debate público. Pero también se convierten, a veces, en el inicio de una cadena que concluye en situaciones de agresión física, como se dio en el ataque a periodistas durante la cobertura de marchas.

La polarización en muchos casos se atribuye a la lógica de las redes sociales, pero lo real es que se expande más allá de lo digital. Un caso claro es el de las mundialmente conocidas “fake news”, que preferimos llamar desinformación. A la segmentación propia de las redes, la desinformación le agrega una dosis extra de segregación.

¿Cómo se entrelazan los medios digitales y los tradicionales en la propagación de la violencia? Son cuestiones que requieren de acciones ciudadanas desde una perspectiva de derechos humanos. Tenemos que construir una respuesta colectiva. Decir, por ejemplo, “#AsíNO”, cuando la agresividad reemplaza a las ideas o la malicia arremete contra la información.

Desde la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual estamos lanzando el Observatorio NODIO (No odio), sobre la desinformación y la violencia en medios y plataformas digitales. Es una iniciativa pensada con el fin aportará una mirada desde el estudio cualitativo y cuantitativo de la violencia simbólica y las noticias maliciosas ya emitidas. No existen intenciones de llevar adelante ni el control, ni la supervisión de la tarea de la prensa: son actividades incompatibles con las funciones del organismo.

Se trata de sumar fuerzas para hacer frente al desinformación y promover los valores de la tolerancia, la no discriminación, el pluralismo y la libertad de opinión y de expresión. Una propuesta que apunta a buscar fortalecer el diálogo y la democracia.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 27/10/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto