Tormenta perfecta

Compartir

Al Gobierno no le están saliendo mal las cosas. Le está saliendo bien. Que a nosotros nos vaya mal es síntoma de que a ellos les va bien. Te prometieron vivir en un country, no te diste cuenta de que ibas a ser el empleado cama adentro. Es una tormenta perfecta, sí, pero Cambiemos es el viento, el agua, el rayo que te parte al medio y el culiado que te vende un paraguas hecho pinchila. 

El Gobierno Nacional y los medios hegemónicos, valga la redundancia, le siguen echando la culpa de la crisis a la lira turca, al estancamiento de Brasil, a la sequía, a la tasa de interés internacional, a la pesada herencia, a los tuits de Donald Trump, a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, a los cuadernos y a la curiosa pretensión del pueblo argentino de vivir mejor que hace un siglo.

Sin embargo, todos menos Nico Wiñaski sabemos que este desastre el resultado del programa económico de Macri. Es como cuando ves al Turco Asís diciendo alguna que otra cosa buena en lo de Fantino y lo mismo te enojás con él porque el problema no es lo que dice el turco Asís, el problema es EL PROGRAMA.

No hay laburo, no hay producción, no hay más salarios dignos. El país se parece tanto a la Argentina de los ‘90 que cualquiera diría que nos gobierna la misma gente.

El votante macrista se aferra al último refugio de su dignidad: el gobierno se equivoca, el presidente es un inútil, no te votamos para esto. El “no te votamos para esto” es como decirle a un Golden que te caga el patio, ladra, muerde cosas y te llena de pelos la casa “no te traje para esto”. Señor, los perros de esa raza hacen eso siempre. Aunque tengan ojos celestes.

Nota mental: si su Golden retriever saquea su casa, lo deja sin trabajo, lo endeuda por 100 años y encima le echa la culpa a usted, consulte en Wikipedia: no es un perro, es Macri haciéndose el boludo.

Al Gobierno no le están saliendo mal las cosas. Le está saliendo bien. Que a nosotros nos vaya mal es síntoma de que a ellos les va bien. Te prometieron vivir en un country, no te diste cuenta de que ibas a ser el empleado cama adentro.

El Gobierno está cumpliendo con su plan de saqueo de la Argentina. No son torpes. No son los tres chiflados tropezándose con tu sueldo y dejándolo 66% más bajo que en 2015 POR ACCIDENTE.

La nueva de Netflix: “Allanamiento”

Te prometieron otra cosa, es cierto. Pero esto es como que te avisen que si escuchás al revés un tema de La Berisso se escucha un mensaje satánico que confirma que son LO PEOR DE LO PEOR, y vos desestimes la advertencia total nunca vas a escuchar el tema al revés. NO IMPORTA. Lo que está mal es La Berisso, ¿entendés?

Macri y Vidal van a ser recordados como los más grandes estafadores de la historia de las elecciones, pero los que los votaron tampoco se esforzaron mucho en no dejarse estafar. Te vendieron un teléfono robado, ok, pero reconocé que lo fuiste a comprar a la triple frontera.

Desde que asumió, Cambiemos hace esto que describió Axel Kiciloff: “Tomar una medida, disfrazarla de otra distinta y luego esconder por el mayor tiempo posible sus resultados negativos o bien echarle la culpa a otro factor o circunstancia”. Va con manzanas: te roban la manzana, te dicen que en realidad te la están cuidando, y cuando la pedís te dicen que por la lira turca, brasil, la guerra comercial entre EE.UU. y China, la sequía y los cuadernos, vino Cristina y se la comió.

La “nueva derecha” está haciendo lo mismo que la vieja derecha pero con Wifi. Reducción salarial, apertura importadora, desregulación financiera, dolarización de las tarifas, tasa de interés elevada, ajuste fiscal, rebajas impositivas para los sectores concentrados y endeudamiento externo. El plan es tan neoliberal que Donald Trump vio lo que está haciendo Macri en Argentina y empezó a perseguir a Milton Friedman por comunista.

Es tan neoliberal el programa que EEUU está esperando que nuestra mano de obra se la más barata del mundo para mandar a hacer acá la medalla de mejor alumno que nos quiere colgar.

Lo que viene ya lo sabemos: desindustrialización, exclusión social y sobreendeudamiento. Ya pasó, va a volver pasar. Votar a la derecha es como ver infinitas veces la final de Brasil 2014 con la esperanza de que alguna repetición Götze no nos haga el gol.

Todos los días hay algo del Gobierno que recuerda a algo que viste en Los Simpsons. Es que la derecha argentina es muy parecida a Los Simpsons sobre todo en que ya los viste tantas veces que te causan gracia aunque sepas que son yanquis de derecha.

Para la producción nacional, el cóctel es fatal. Como fernet con Fanta. Como Campari con Baggio multifruta. Como Mauricio Macri con Marcos Peña.

Con sueldos más bajos, impuestos más caros, obviamente baja el consumo: te queda poco y nada de sueldo para la vida. Ya no podés “salir a comer afuera”. Ahora para salir con alguien, lo tenés que invitar a que vayan juntos a pagar la luz. Otra salida, imposible.

El presidente está triste

Represión salarial + ajuste fiscal = baja el consumo. El tarifazo eleva los costos y la tasa de interés por las nubes, hace que sacar un crédito sea el equivalente fiscal de no querer cagar a trompadas a Yamil Santoro. O sea, algo imposible.

Bajan los ingresos, suben los costos y… te entiendo, amigo. Te estás dando cuenta de que “Pagar impuesto a las ganancias” era la única persona que realmente te quería bien por lo que sos, pero ya la cagaste fiero con otra gente y ni te recibe los mensajes.

Encima, lo poco que la gente puede comprar, es importado, porque es más barato, así que chau la industria nacional. Es una tormenta perfecta, sí, pero Cambiemos es el viento, el agua, el rayo que te parte al medio y el culiado que te vende un paraguas hecho pinchila.

En medio de la tormenta, Clarín dice que la que sopla es Cristina, porque está claro que jubilar a las empleadas de casas de familia obligó al gobierno de Macri a abrir las importaciones y habilitar una timba financiera sin precedentes. Es que… ¿quién es el Gobierno para impedirle a esa jubilada comprar 5 millones de dólares por día, ah?

Es el mismo pack neoliberal que nunca funcionó en ningún lado, en ninguna época. Jamás. Es como “tener una relación abierta”. No funciona. Pero lo vas a intentar cada vez que puedas, ¿no?

Pero no sólo el plan NUNCA FUNCIONÓ para el pueblo, el momento en que Macri lo está aplicando no podría ser peor. Digamos que estás planteando tener una relación abierta, cuando tu pareja está en el quinto mes de embarazo. No da.

Macri quiere convencer a EE.UU. de que tengamos una relación libre, justo cuando EE.UU. se está masturbando por miedo a las enfermedades de transmisión sexual.

Es como caer al Mundial de Rusia y querer salir de joda con el Diego, justo el día en que llega Rocío Oliva.

Ya no hay “segundo semestre”, ni “brotes verdes”, ni “luz al final del túnel” ni “lluvia de inversiones”, ahora hay que resolver 70 años de peronismo. ¿Cómo? Tomando deuda para pagar la deuda que no dejó el peronismo. Está clarísimo.

Ahora sabés para qué Macri hizo tantas bicisendas en Buenos Aires: estaba preparando al país para ser la capital de la bicicleta financiera.

Ahora los buitres vienen, ponen 10, se llevan 60 y se van dejándote en -50. ¿Cómo salís de ese menos -50? Aceptando al buitre que pone 50, se lleva 300 y se va.

El gobierno dice que toma deuda por el déficit fiscal, pero el déficit fiscal es provocado por la deuda. Dicen que toman deuda para no ajustar, pero ajustan porque toman deuda. ¿Cómo se resuelve este dilema? Nisman.

Ahora tenemos la economía más frágil del mundo. Es como la rodilla de Gago de las economías. Hoy por hoy, si un chino le erra a un grano de arroz y se aprieta un huevo con los palitos, en Argentina aumenta el dólar.

Encima, ya no hay privados que presten plata. El FMI prestó pero parece que no presta más y Cambiemos es como el adicto al juego que te llama a las 3 de la mañana para que le des su auto porque está seguro, seguro, que en la próxima jugada sale el 38.

Y nosotros sabemos que la solución no puede ser seguir jugando esa timba, y que la solución no es tan difícil. La unidad. No cualquier unidad, claro que no. La unidad básica.

@PeronchoStandUp

****

Emanuel Rodríguez presenta su show en vivo “Peroncho”.

Info y reservas en www.peroncho.com.ar

Comentarios

Comentarios

Emanuel Rodríguez

Emanuel Rodríguez

Periodista y comediante político. Reconocido por su show de stand up Peroncho, con el que recorre todo el país. Tiene una columna semanal de humor político en este portal. Además, fue redactor de la Revista Ñ y del suplemento cultural de La Voz del Interior. Creó la revista de humor La piedra en el Zapato y fue director de las revistas culturales La Intemperie y Diccionario. Revista de letras.

Hacé tu anotación Sin anotaciones