Un procurador a la medida de Macri

Compartir

La ola de despidos llegó a la Procuración del Tesoro de la Nación. Según informaron fuentes del Gabinete Nacional, Carlos Balbín, el jefe de los abogados defensores del Estado, sería despedido de su cargo. En su lugar, asumiría un abogado vinculado al sector bancario que en otras épocas defendió los intereses del Grupo Macri. Con esta maniobra el presidente busca blindarse en el proceso de investigación por el fraude del Correo Argentino SA.

Este lunes el Procurador del Tesoro Nacional, Carlos Balbín, sería obligado a dejar su cargo, según confirmaron a Nuestras Voces fuentes del Gabinete macrista. Bernardo Saravia Frías, actual secretario Legal y Técnico del Ministerio de Hacienda, es uno de los candidatos que más resuena para asumir como reemplazo de Balbín.

La decisión de destituir al procurador podría estar vinculada con su actuación en el caso del Correo Argentino SA que involucró al presidente, Mauricio Macri. Balbín fue quien exigió una auditoría para determinar cómo se llegó al acuerdo entre el Gobierno de Macri y el Correo para condonar una deuda de más de 70 mil millones de pesos.

De esta manera, el presidente busca disipar el escándalo y continuar beneficiando a sus empresas y las de su padre en detrimento de los intereses del Estado. Luego de exigir “volver a foja cero” y de conseguir una suspensión de la causa por ciento veinte días, Macri arremete contra el Procurador del Tesoro, una figura clave para cuando la demanda se reactive, ya que según los decretos firmados por el presidente, será el procurador el encargado de determinar si existen o no conflictos de intereses.

La transparencia a dedo

“El Estado Nacional será representado y/o patrocinado en forma directa por la PROCURACIÓN DEL TESORO DE LA NACIÓN en los procesos de cualquier naturaleza en que sea parte un organismo o entidad comprendida en el Sector Público Nacional”. Así comienza el artículo N°1 del decreto 201/2017 sobre conflictos de interés, firmado por el presidente el último 22 de marzo y publicado en el Boletín Oficial un día después.

Macri firmó el decreto para modificar la Ley de Ética Pública y regular los casos de conflicto de intereses luego de verse involucrado en los escándalos por el Correo Argentino SA y las rutas áreas otorgadas a Avianca.

En el documento se explicita que será el Procurador el responsable de actuar en casos de conflicto de intereses por parentesco, por amistad, por pleitos pendientes o en caso de ser deudores o acreedores de sus allegados. Lo que la resolución no objeta, es que el conflicto existe en la esencia de la resolución misma: el órgano de control que deberá evitar que el poder ejecutivo proteja intereses privados por encima de los intereses del Estado es nombrado por el propio poder ejecutivo y está bajo su órbita.

El órgano de control que deberá evitar que el poder ejecutivo proteja intereses privados por encima de los intereses del Estado es nombrado por el propio poder ejecutivo y está bajo su órbita.

¿Cómo podría entonces el procurador, elegido por el presidente, ir en contra del primer mandatario? Carlos Balbín no supo responder a las exigencias del poder ejecutivo y, a raíz de ello, el pasado viernes parecería haberse decidido el pedido de renuncia.

Sin embargo, el propio Carlos Balbín, dijo a Nuestras Voces no haber recibido ninguna comunicación al respecto: “No participé de ningún diálogo, y seguiré trabajando hasta que la jefatura de Gabinete me indique lo contrario”.

Recordemos que hace no más de dos meses, fue el procurador quien ordenó un sumario administrativo y quien exigió una auditoría para determinar cómo se llegó al acuerdo entre partes: dispuso investigar el acuerdo aceptado por el Ministro de Comunicaciones en el que el presidente se autoperdonó una deuda que supera los 70 mil millones de pesos.

En ese contexto, la causa descansará durante los ciento veinte días hábiles exigidos, la Famiglia Macri tendrá sus intereses cuidadados con la designación del nuevo procurador y se evitará el escándalo hasta después de las elecciones legislativas.

El nuevo empleado fiel

El hasta hoy procurador ha demostrado ser incapaz de tener la parcialidad que el gobierno precisa, es por ello que para reemplazarlo resuenan varios nombres del núcleo duro del macrismo.

El candidato principal sería Bernardo Saravia Frías, actual secretario Legal y Técnico del Ministerio de Hacienda. Antes de asumir en esa cartera, formó parte del Estudio Saravia Frías, donde actuó como abogado del propio Grupo Macri. Allí, también contaba con importantes clientes como bancos de primera línea y personajes del negocio minero.

El nombre que más resuena para reemplazar a Balbín es el de Bernardo Saravia Frías, actual secretario Legal y Técnico del Ministerio de Hacienda. Antes de asumir en esa cartera, formó parte del Estudio Saravia Frías, donde actuó como abogado del propio Grupo Macri.

Además, fue subgerente del Departamento Legal de BankBoston y en su propio curriculum vitae señaló: “En el año 1998, formé parte del equipo que tuvo a cargo la adquisición del Deutsche Bank S.A. (Argentina) y su posterior integración con BankBoston N.A Sucursal Argentina. Durante el año 2001 participé en la negociación con el Poder Ejecutivo Nacional de la reestructuración de la deuda pública nacional. Desde el año 2002 trabajé activamente en la reestructuración de la deuda corporativa de BankBoston N.A, tanto local como cross border”.

El primer ministro removido, y más de una vez

Según la Ley 24.667 el Procurador del Tesoro de la Nación depende directamente del Presidente de la Nación y tiene una jerarquía equivalente a los ministros del Poder Ejecutivo. Por lo que Carlos Balbín se transformaría en el primer ministro removido durante la gestión de Mauricio Macri. Si bien varios abandonaron sus cargos desde que Cambiemos está en el poder –Stanley, Prat Gay, Melconián–, Balbín sería el primer despedido de la gestión.

La salida de Balbín ya se había intentado en diciembre del año pasado, luego de que recurra a la Corte Suprema por el tarifazo en el servicio público de gas para detener el tarifazo. Sin embargo, en aquel entonces el jefe de gabinete Marcos Peña afirmó que Balbín permanecería en su puesto por ser un ejemplo de “compromiso y honestidad”. En aquella oportunidad fue también Elisa Carrió quién lo respaldó para evitar su partida.

El intento de estafa

La deuda de la empresa de la familia Macri, Correo Argentino, con el Estado Nacional lleva más de 15 años empantanada en los tribunales. Durante ese lapso, el Estado rechazó distintas propuestas de pago de Correo Argentino SA por considerarlas abusivas. Sin embargo, en junio del año pasado, esta vez con Macri en el poder, se aceptó una quita del 98,82 por ciento de la deuda. Según estos términos la familia Macri podría terminar de pagar este pequeño porcentaje final recién en 2033.

La fiscal Gabriela Boquín frenó el acuerdo y definió la propuesta como abusiva porque “implica perjuicio fiscal y su irregular aceptación perjudica gravemente el patrimonio del Estado Nacional”. Gracias a una investigación realizada por el periodista Ari Lijalad en Nuestras Voces, el acuerdo salió a la luz y tanto el presidente como sus funcionarios implicados en la maniobra fueron denunciados e imputados.

Luego de la notoriedad pública que tomó el caso, el presidente brindó una conferencia de prensa en la que se vio obligado a “admitir errores” y exigió “volver a foja cero”, una investigación que posee más de cien cuerpos y miles de fojas y 15 años de litigio.

#CorreoGate: agujeros en el relato Macri

Macri se autoperdonó 70 mil millones

@malaumanfre

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones


NuestrasVoces.com.ar 2017 - Todos los derechos reservados - Contacto