Crónica urgente para entender a Macri

Compartir

En una de las jornadas más intensas desde que Mauricio Macri asumió, Cristian Alarcón y María O’Donnell se reunieron en Libros del Pasaje con Gabriela Cerruti para presentar su último libro, Big Macri. El liberalismo autoritario, la maquinaria de ganar elecciones y perder confianza y el mundo Macri, dividido entre “creadores” y “parásitos”.

“Los necesito a ustedes más que nunca frente a los predicadores del miedo. Necesito que los enfrenten con convicción, alegría, esperanza. Cambiar es crecer, y crecer es enfrentar las dificultades, enfrentar a los que se resistan al cambio”, recitó ayer Mauricio Macri.

Admitió que aumentará la pobreza, los impuestos y echará gente del Estado. Un día que pasará a la historia porque la Argentina dejó de tener ministerios de Trabajo, Salud, Cultura, Ciencia y Tecnología, Agroindustria, Turismo, Energía y Ambiente, y Desarrollo Sustentable.

“La información que circuló durante el fin de semana y el discurso del presidente demuestran que este modelo de comunicación mucho éxito no ha tenido. Parecía un guión de película de los setenta u ochenta, una tragicomedia”, describió Cristian Alarcón, periodista, escritor y director de la Revista Anfibia y del portal Cosecha Roja.

Eran las 19:30 y en la librería Libros del Pasaje convergieron la presentación del último libro de la diputada nacional y periodista Gabriela Cerruti #BigMacri -de Editorial Planeta- y un análisis coyuntural sobre lo que fue una jornada política, económica y social seriamente compleja.

“Cuando venía en el taxi para acá le pregunté al señor cómo percibió la calle hoy. Le pregunté: ¿La gente está asustada o esta enojada?”, contó el periodista. “No, está paralizada, me contestó. Estamos inmóviles. No veo que nadie pueda ir hacia ningún lugar. Para salir de cualquier situación de parálisis se necesita información y  análisis y esto es lo que nos ofrece Gabriela Cerruti en su libro”.

Para Alarcón, los hechos de las últimos días en nuestro país – la devaluación, los despidos, la represión y las manifestaciones – “Son el símbolo mayor de que este proyecto político ha fracasado y de todo lo que significa el capital financiero y su presencia”.

El primer capítulo de Big Macri -adelantado en forma exclusiva por este portal- hace alusión a El Manantial, libro favorito del presidente. Para Alarcón, el best seller de Ayn Rand es una publicación de iniciación en el capital financiero: “Gabriela cuenta que aquel libro divide a las personas entre creadores y parásitos. Los creadores son los egoístas, capaces de tener el impulso y la vitalidad necesaria para avanzar individualmente y arrasar con todo y los parásitos son los que creen en la solidaridad  y en la necesidad de hacer las cosas con otros, de contar con los otros. En el libro queda claro por qué creen que puede funcionar. ¿Cómo creen que es funcional hablar como habló esta mañana en ese mensaje grabado, en esa debilidad actuada, en esa vulnerabilidad que parece que se va a quebrar? Y dicen que lo grabó dos veces”, ironiza el escritor.

Malo, pero único

Para Alarcón, las redes sociales, aquella maquinaria con la que se puede gobernar, puede volver con la fuerza de un boomerang. “Hoy se viralizó el hashtag #PerdónMacri: nos está metiendo la mano en donde duele. En esa conferencia Macri les dijo a todos la culpa es de ustedes, excluyéndose. La culpa es de todos ustedes que son unos parásitos”.

”Es que Macri está convencido de que es nuestra culpa”, dice Gabriela Cerruti y agrega. “Yo tengo la sensación de que él cree que no no me entienden, que si fuera el presidente de Alemania estaría teniendo una increíble desempeño. El grupo Fragata lo dijo últimamente, está la idea de que nos tratan como si fuéramos un país de mierda ¿No? El problema es que hace 90 años que no queremos pagar la luz, es que nos gustan los populismos, esa sucesión de ideas de que el problema somos los argentinos. En los últimos días lo dijo Marcos Peña, hoy lo dijo de alguna manera el presidente”, explicó en relación a su conferencia de prensa.

Además de atravesar el capitalismo financiero y el cambio de modelo de negocios en la familia Macri, Cerruti dedica capítulos enteros a la construcción de la comunicación, el marketing y el Big Data dentro de la Alianza Cambiemos: “En estos días quedó pasmosamente plasmado que todo eso no sirve en época de crisis. Es una comunicación tremendamente eficiente para ganar elecciones, pero no para época de crisis. Porque hoy yo creo que volvieron a Durán Barba y Macri contestó una por una las cosas que están diciendo en el Focus Group: yo se que tienen miedo, las cosas que dice la gente. Lo que no entienden es que cuando te lo dice el tipo al que ya le perdiste la confianza ya no te genera empatía”.

De las promesas al colapso

De la presentación de Big Macri también participó la periodista María O’Donnell: “Uno piensa qué mal se manejan las horas de crisis, por lo que hemos visto en las últimas 48 horas ¡Y qué bien se manejan ganando elecciones! Eso me parece que es un poco la historia de Big Macri. Poder desde el lugar crítico, una dirigente diputada de la oposición, preguntarse cuál es el mérito o la eficiencia del fenómeno político que tenés enfrente, ponertelo a pensar es muy importante”.

“Es pensar cómo incluso dando pocos resultados, aún así logra finalmente ganar una elección como la elección de octubre, empezar a desafiar los lugares comunes desde los cuales se piensa a Macri. Es un aporte y una mirada no lineal que a mí me resulta interesante para pensar. No necesito estar de acuerdo, acá hay un esfuerzo por tratar de comprender y no caer en un lugar común. Gabriela lo puede hacer por las herramientas que tiene del periodismo y porque es un sujeto que viene estudiando hace rato”.

Para Alarcón, Big Macri es “una crónica periodística urgente, un ensayo en el que hay una lectura clave para acompañar la coyuntura”. Para O’Donnell, “un libro que permite la profundidad de un ensayo, pero que se disfruta al leer de corrido y de una manera muy sencilla”.

La presentación de Big Macri contó con la presencia de referentes políticos como los diputados nacionales Agustín Rossi, Martín Sabbatella y Mónica Macha y actores como Luis Ziembrowski, Ernesto Larresse y Gerardo Romano. Cuando las luces ya se apagaban seguía resonando esa escena en la que Howard Roark, el personaje de la novela de cabecera de Macri, dinamita el edificio que había construido encerrándose en su mundo dual en el que hay “creadores” y “parásitos”.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones