Ahora sí se revolean netbooks

Compartir

Los despidos en el Ministerio de Educación dejaron a Conectar Igualdad sin la pata pedagógica. El gobierno dijo que el plan sigue con «absoluta normalidad», pero sus ex trabajadores denuncian que el programa fue desmantelado.

Durante el 2015, el área de Conectar Igualdad en el Ministerio de Educación de la Nación pasó a llamarse Plan Nacional de Inclusión Digital Educativa (PNIDE). El último día de marzo, jueves 31, el mismo fue dado de baja. De esta forma, el Programa Conectar Igualdad, que distribuyó más de 5,3 millones de netbooks en escuelas secundarias e institutos de formación docente de todo el país, perdió su pata pedagógica.

Conectar Igualdad tuvo, desde sus inicios en 2010, una disposición transversal a distintas áreas de la administración pública:

– La Agencia Nacional de Seguridad Social (ANSES) se encargaba de la distribución de netbooks y de su respectivo servicio técnico para escuelas secundarias de gestión estatal e institutos de formación docente.

– El Ministerio de Planificación Federal se encargaba de extender la red de fibra óptica a todo el país. Para eso, a través de “Argentina Conectada”, ideó el Plan REFEFO (Red Federal de Fibra Óptica) que entre 2010 y 2015 llevó adelante el tendido de más de 35.000 km de fibra óptica en todo el país.

– El Ministerio de Educación de la Nación se encargaba de la formación docente presencial y en territorio (para que integren las nets en clase) y de diagramar y llevar adelante la política de integración de TIC en todo el país, tanto para nivel primario como secundario.

¿Cómo? Diseñando propuestas de enseñanza que promovían el uso de las nets y el SO libre desarrollado por el Estado Nacional, Huayra y Huayra Primaria.

Estas propuestas pedagógicas articulaban con otras líneas de acción del ministerio educativo nacional como el Plan Nacional de Lectura o los Núcleos de Aprendizajes Prioritarios (NAP) establecidos por la propia cartera educativa.

El PNIDE fue presentado a comienzos de 2015 en el Consejo Federal de Educación (CFE). Allí, el ex Ministro Sileoni,  y los 24 ministros provinciales (incluyendo el actual ministro de Educación nacional, Esteban Bullrich) votaron favorablemente y por unanimidad su plan de trabajo que planificaba acciones durante el bienio 2015-2016.

De esta forma, el PNIDE era lo que garantizaba que Conectar Igualdad continúe siendo una política educativa nacional y no se agote en ser exclusivamente un programa de distribución de tecnología.

Para llevar adelante la política de inclusión de TIC nacional, el PNIDE contaba con un equipo central que diseñaba propuestas pedagógicas que integraban tecnología y veinticuatro equipos jurisdiccionales en cada una de las provincias que hacían la bajada en territorio de dichas acciones.

De esta forma, el PNIDE contaba con un equipo de casi 1000 personas que el año pasado realizaron más de 1.600 encuentros de formación docente, presenciales, con más de 18.000 educadores en todo el país.

Pero las acciones del PNIDE no se agotaban en la formación docente presencial y en territorio: también tenía una fuerte impronta en la promoción del software libre. Todas las propuestas pedagógicas diseñadas especialmente por su equipo de formación docente estaban pensadas para ser trabajadas sin necesidad de conexión y en programas, aplicaciones o desarrollos de los SO de código abierto y construcción federal.

olav5

De esta forma, en 2015, más de 440.000 alumnos de todo el país pudieron estudiar Geografía y Ciencias sociales a partir del análisis de imágenes satelitales; aprender Lengua y Literatura a partir de la lectura de un cuento o relato y producir una reversión del mismo en lenguaje audiovisual; comenzar a introducirse en el aprendizaje de lenguajes de programación a través del desarrollo de videojuegos con softwares como “Pilas Engine” o “Scratch”.

El 31 de marzo llegaron los telegramas para despedir a los trabajadores que se encargaban de todo esto. Pero lo cierto es que ya desde el mismo 10 de diciembre, los trabajadores del PNIDE estaban acéfalos.

El nuevo gobierno no ocupó el cargo del Coordinador del Plan Nacional. Esto llevó a que todos sus trabajadores, pese a tener contratos hasta fines de abril o mayo, se encontraran sin tareas desde esa fecha en adelante. “Nos convirtieron en ñoquis”, señala Javier Castrillo, Coordinador del área de Investigación y Desarrollo del PNIDE.

Como si fuera poco, los trabajadores tampoco cobraban sus salarios y, de hecho, una parte no menor de ellos cobró enero y febrero recién entre el 15 y el 20 de marzo. “El plan estaba activo, con sus 1000 trabajadores cumpliendo funciones en todo el país y lo han frenado para luego echarnos y desactivarlo”, dice Castrillo. Pese a que en distintas reuniones solicitadas por los trabajadores, autoridades del Ministerio como Diego Marías (Jefe de gabinete de  Esteban Bullrich)  y Ana María Ravaglia (Subsecretaría de Enlace y Cooperación Intersectorial e Institucional del Ministerio) realizaron promesas de que nadie perdería el trabajo y exigían tranquilidad, éstos no cumplieron sus palabras.

“Nadie vendrá a cumplir nuestras tareas. No es un cambio de personas de la gestión anterior que serán reemplazadas por profesionales del nuevo gobierno. Esto es el desmantelamiento total y absoluto de una política pública educativa y con alcance nacional”, apunta Castrillo.

Llama la atención que el Ministro de Educación y Deportes de la Nación, Esteban Bullrich, no haya hecho ninguna aparición pública luego de conocerse, en los últimos días, las imágenes de trabajadores del PNIDE en las que se observa cómo se vacían y se llevan todas las Pcs y muebles de sus oficinas.

https://twitter.com/evitalinuxera/status/714513848569610240

Sucede que el propio Bullrich había desmentido las versiones de trabajadores que, a principios de marzo, ya denunciaban despidos y vaciamiento. Ante las nuevas y crudas imágenes, aún no ha habido desmentida oficial. Para cuando reaparezca el Ministro sería bueno consultarlo sobre algunos interrogantes que quedaron pendientes:

– ¿Por qué si el Programa Conectar Igualdad «seguirá funcionando con absoluta normalidad» en su Ministerio, como Ud. señaló en su comunicado, los trabajadores de dicho programa denuncian vaciamiento y desmantelamiento?

– ¿Cómo explica que más del 80% de los equipos provinciales de dicho plan denuncien estar en una situación similar o incluso peor, como en los casos de los equipos del PNIDE de Mendoza y la propia CABA, donde la totalidad del personal fue despedido?

– Ud. señaló que las tareas del PNIDE serían absorbidas por la Sociedad del Estado Educ.ar. Sin embargo, Educ.ar es un portal educativo, ¿por qué lo pone en pie de igualdad con una política nacional de inclusión de TIC y formación docente presencial?

– En 2015 el  Programa Conectar Igualdad del Ministerio Educación Nacional contaba con casi 1.000 trabajadores en todo el país que llevaron adelante más de 1.600 encuentros presenciales de formación docente  (y en territorio). ¿Con cuánta gente cuenta el Ministerio de Educación en la actualidad para cubrir esas tareas?

– ¿Podrá superar la cifra de encuentros presenciales de formación docente de 2015?

– ¿O es que la política pedagógica y en territorio de Conectar Igualdad de su ministerio no existe más?

@mpsosa88

Comentarios

Comentarios

Martín Sosa

Periodista. Escribe sobre educación, política y economía. Colaboró en Página/12 y Le Monde Diplomatique. Forma parte de la Fundación Germán Abdala y del staff de comunicación de la Universidad Nacional de Hurlingham (Unahur)

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 27/05/2022 - Todos los derechos reservados
Contacto