Ayuda extraordinaria para que el coronavirus no agrave la pobreza

Compartir

El gobierno lanzó un paquete de medidas para amortiguar el impacto del parate económico por el aislamiento en los sectores más vulnerables. Otorgó un bono de 3.100 pesos a beneficiarios de las asignaciones por hijo y embarazo. Y una suma adicional de 3.000 pesos a beneficiaros de planes sociales, y jubilados y pensionados que cobran la mínima. Se implementará un sistema de viandas para ayuda alimentaria no presencial en comedores escolares.

Sin dudas, las medidas preventivas propuestas por el gobierno para frenar la pandemia del Coronavirus tienen un impacto diferente en las distintas esferas sociales. Quedarse en casa, la consigna necesaria para que no se expanda el virus, pega de lleno en los sectores populares, quienes viven al día de changas o de trabajos de la economía popular como limpieza o cuidados. 

Por eso, en el día de ayer el Gobierno nacional otorgó un bono de 3.100 pesos a beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y por Embarazo, y una suma adicional por única vez de 3.000 pesos a beneficiaros de planes sociales, y jubilados y pensionados que cobran la mínima. El anuncio fue realizado por el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el titular de la ANSES, Alejandro Vanoli, esta tarde en la Casa Rosada. 

El ministro Arroyo explicó que las medidas buscan “preservar los ingresos” de “la población más pobre, del 40 por ciento de informalidad laboral, de los que tienen dificultades y que, frente a un parate de la actividad económica, bajan ingresos y tienen dificultades alimentarias”.

El titular de Desarrollo Social anunció que las alrededor de 550 mil personas que perciben los planes sociales “Hacemos futuro” y el “Salario social complementario” recibirán un bono refuerzo por única vez de 3000 pesos. Además, informó que se van a crear unidades ejecutoras de bancos de materiales para llevar adelante obras de infraestructura en escuelas, clubes barriales o viviendas precarias.

Por otro lado, la ANSES otorgará un bono extraordinario por única vez en abril de 3.000 pesos para las jubilaciones y pensiones mínimas. Para quienes perciben hasta 18.892 pesos asignará la suma que corresponda para llevar el piso de las jubilaciones a ese monto. La medida impacta en el 63 por ciento de los jubilados y pensionados. 

También se otorgará un bono extraordinario de 3.100 pesos a quienes perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, que se va a estar liquidando en la última semana de marzo y que implica duplicar la asignación para 4,3 millones de personas.

Además, los jubilados, pensionados y beneficiarios de AUH que hayan solicitado un crédito a ANSES se encontrarán eximidos de pagar sus cuotas en abril y mayo, tal como se había decidido para los primeros tres meses del año. Esta medida impactará en 8,9 millones de personas y representará en promedio un beneficio adicional de 1.800 pesos para quienes cobran la jubilación mínima.

Vanoli explicó que estos anuncios se realizan “en el entendimiento de que estamos ante una pandemia que genera efectos económicos en todo el mundo y que ha llevado a una desaceleración de la actividad económica a nivel global y que tiene impacto en la Argentina”. 

Asistencia alimentaria

Desde el punto de vista de la asistencia alimentaria, el Gobierno nacional va a realizar un refuerzo adicional a comedores escolares, comunitarios y merenderos. Arroyo señaló que la idea es llevar el modelo actual a un sistema de viandas “para evitar el traslado, y el movimiento de las personas”.

En ese mismo sentido, también se están tomando medidas desde distintas organizaciones sociales. Silvia Saravia, referente de Barrios de Pie, explicó a Nuestras Voces: “Desde Barrios de Pie estamos con una particular preocupación sobre las consecuencias del desarrollo de esta pandemia de coronavirus, sobre todo en dos aspectos. Uno, el económico, ya que nuestros vecinos y vecinas complementan sus ingresos con changas con trabajos no registrados y que no cuentan con la posibilidad de ser protegidos por el Estado. Y por otro lado, nos preocupa la situación alimentaria, por lo cual decidimos no solo dar continuidad, sino que vemos la necesidad de reforzar nuestros comedores y merenderos a través de entrega de viandas y también aprovechar ese vínculo para difundir y capacitar sobre los síntomas a los que tenemos que prestar atención y las conductas que debemos tener cuando cuando esos síntomas aparezcan”. En los barrios, como en todos lados, hay una estado de alerta. “Venimos charlando entre todos cómo reorganizar las distintas tareas por preservar a quienes tengan algunas dificultades de salud, sean mayores de 65 años, pero por otro lado, todo esto tema de la suspensión de las clases también hace que muchos tengan que reorganizar la vida. Hay una preocupación muy grande con el tema de los trabajos que se cortan. Por ejemplo, que varios de nuestra compañera trabajan en la organización de eventos o son mozos y mozas, y eso, todo eso se cortó, se pospuso sin fecha. Eso significa que ese ingreso complementario, ese salario que tienen desaparece”. 

Por su parte, Dina Sánchez, referente del Frente Popular Darío Santillán (FPDS), explicó que los comedores y los merenderos están superpoblados: “entonces se complica porque hoy en día también está el tema económico, que también afecta muchísimo. Tenemos compañeros que no tienen nada y que son compañeros que se acercan con sus familias a garantizar un plato de comida y compañeros que son vendedores ambulantes”. En La Boca, el FPDS tiene una cooperativa de productos de limpieza y como prueba piloto, están empezando a hacer alcohol en gel en muy pocas cantidades porque los insumos son muy caros. Además, en el polo textil de la organización también están haciendo barbijos. Al igual que Barrios de Pie, desde el FPDS están elaborando viandas. “Para nosotros es devastador porque no es lo mismo ser una persona asalariada y quedarte en tu casa. Muchos de nosotros nos inventamos los trabajos. Entonces ¿cómo garantizar un plato de comida? Es muy complicada la situación, así que también creemos que más allá de la complejidad, la organización colectiva resolver las familias con niñez, las personas mayores, a esas doñas que son quienes sostienen los comedores, merenderos, cuidarlas, pero también garantizar que esas personas tengan alimento para para quedarse en sus casas”. 

Tarjeta alimentaria

El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación definió la nueva modalidad de entrega de la tarjeta Alimentar, adecuándola a las medidas preventivas que dispuso el gobierno nacional para hacer frente al coronavirus.  A partir de esta semana, el banco público las enviará a través del Correo Argentino, sin intermediarios, ni gestores, respetando el cronograma de entrega acordado con las provincias y municipios.

Los titulares de la tarjeta deberán validar su identidad y domicilio de forma previa a través de Mi Argentina, el portal del estado argentino  y luego de esa validación, le llegará al hogar por medio del correo.

De ese modo, se garantizará que el dinero de la tarjeta alimentaria llegue a las madres y padres con hijas e hijos de hasta 6 años que al momento estén percibiendo la AUH, embarazadas a partir de los 3 meses que actualmente perciben la asignación por embarazo; y personas con discapacidad que reciban la AUH.

Entre el 17 de diciembre y el 28 de febrero se acreditaron un total de 922.517 tarjetas que alcanza un total de 1.765.868 destinatarios (niños y niñas de 0 a 6 años, embarazadas y discapacitados con AUH) significando una inversión de más de 4.500 millones de pesos. Al 11 de marzo las tarjetas acreditadas llegaron a un millón cien mil plásticos. En las próximas cuatro semanas se acreditarán las 400 mil tarjetas restantes. El plan prevé entregar más de 1.500.000 tarjetas, que alcanzarán a más de 2.800.000 destinatarios (niños y niñas de 0 a 6 años, embarazadas y discapacitados con AUH).

Para Silvia Saravia “Valoramos que el Gobierno esté pensando en medidas de refuerzo de la Asignación Universal. Veremos cómo se dan en concreto. Y también valoramos especialmente que se haya planteado el presidente con firmeza frente a esos empresarios que cometan abusos en el aumento de los precios de los alimentos, así que esperamos que se utilicen todas las herramientas que se encuentran disponibles al respecto”.

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 29/03/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto