Cambia Chile: los deportistas se involucran en la nueva Constitución

Compartir

El proceso político que atraviesa Chile es transversal. Muchos deportistas rompieron reglas y salieron de la comodidad para expresar lo que pensaban. Desde el ex boca Gary Medel hasta las jugadoras del seleccionado femenino, entre muchos otros, participan activamente del proceso que comenzó con las protestas masivas, siguió con el referéndum y culminará con una nueva Constitución. El Estadio Nacional, de centro de tortura a centro de votación. 

Son siete letras, apenas, pero no figuran: la palabra deporte no aparece en la Constitución que elaboró la dictadura de Augusto Pinochet para imponer «las bases» de Chile. El domingo pasado, en la votación para dejar atrás esa Carta Magna, el Estadio Nacional -donde juegan de local la Universidad de Chile y la Selección Nacional- fue el centro electoral más grande del Plebiscito: más de 40 mil ciudadanos se acercaron a expresarse al mismo sitio que, en tiempos de dictadura, fue el mayor centro clandestino de tortura, detención y muerte en Chile.

Valentina Díaz tiene 19 años, es defensora de Colo-Colo y jugó con Chile el Mundial de Francia 2019. El domingo se levantó con expectativa: era la primera votación de su vida. Cuando llegó al colegio Juan Bautista Pastene, en el barrio de Peñalolén, al este de Santiago, faltaba un vocal en su mesa. Le pidieron que tomara su lugar. Tenía pensado votar, pasar por la feria e ir a visitar a su abuela. Pensó que, si se iba, se podía cerrar la mesa y eran muchos votos perdidos. “Dije altiro que sí -contó después-. Avisé a mi abuela que no iba a poder almorzar con ella, que me perdonara”.

Se quedó en la escuela hasta las 11 de la noche. Con el resultado -un 78 por ciento votó a favor de una nueva Constitución-, Díaz se mostró contenta. Con sus 19 años, dijo, piensa en el futuro: “Mi abuela no llega a fin de mes. Me imagino a mis primos en unos años, ¿cómo van a ser cuando sean grandes? También en mí, que soy joven. Quiero que haya un futuro mejor en Chile”.

Muchos deportistas rompieron reglas y salieron de la comodidad para expresar lo que pensaban. El futbolista Gary Medel, capitán de la Roja, publicó en sus redes sociales que estaba a favor porque creía que “es el mejor camino para que mejore el país y cambien las cosas que llevan años mal (pensiones dignas, salud, educación, etc)”.

Medel, que en Argentina jugó en Boca y actualmente está en el Bologna de Italia, había encabezado el rechazo a la represión que el gobierno de Sebastián Piñera llevó adelante después de las protestas estudiantiles por el tarifazo al boleto de subte.

Fue por eso que, en noviembre del año pasado, los jugadores de la selección chilena resolvieron no disputar el amistoso que tenían previsto ante Perú. El fútbol, que no se para ni por una pandemia, se suspendió por entonces.

Medel fue uno de los que en 2015 logró una gesta histórica: la Roja le ganó a Argentina la final de la Copa América. Fue el primer título de campeón de la selección del país. Lo consiguieron en el Estadio Nacional, en el mismo césped que, durante la dictadura, los detenidos gritaban «gol», con la o estirada, cada vez que la máquina cortadora de pasto entraba en uno de los arcos.

La nueva era chilena

En estos días muchos medios recordaron la historia de Carlos Caszely, un futbolista que se rebeló y no le dio la mano a Pinochet, que había tomado el poder después de derrocar a Salvador Allende. Fue a fines de 1973. Chile se jugaba la clasificación al Mundial de Alemania 1974. Disputó el partido de ida contra la URSS y le tocaba definir de local, en el Estadio Nacional. La URSS pidió cambiar la sede y, ante la negativa chilena, decidió no presentarse. 

Después, la madre de Caszeli fue secuestrada y torturada, mientras él jugaba en España.

“Es muy fuerte vivir procesos donde toda la ciudadanía se manifiesta. Es bonito ver el compromiso de las y los compañeros deportistas”, dice Francisca Crovetto Chadid, que tiene 20 años y es tiradora en la modalidad skeet. El año pasado fue galardonada con el Premio Nacional del Deporte de 2019, hoy es dirigenta de DAR Chile, la Agrupación de Deportistas de Alto Rendimiento organizados. El día después de votar en el Plebiscito, expresa: “Queremos poner el derecho al deporte, el acceso al deporte, como un derecho universal y constitucional para todos y todas las chilenas”.

Iona Rothfeld escribe la historia del fútbol chileno. Juega en Audax Italiano, integró la selección y fue una de las fundadoras de ANJUFF (Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino), el sindicato de futbolistas que recuperó al equipo nacional del olvido. Mientras la ANFP (Asociación Nacional de Fútbol Profesional), la entidad que regula el fútbol allí, le daba la espalda a las jugadoras, ellas se organizaron y empezaron a presionar para ser tenidas en cuenta. ANJUFF nació en 2016 y a fines de mayo de 2017 la selección volvió a las canchas después de más de dos años sin jugar.
“Estuvimos empujando a la participación política desde nuestros lugares”, dice Rothfeld, que remarca que el deseo es modificar una Constitución que representa, según sus palabras, todo lo que no quieren ser. Rothfeld está pensando en postularse para estar entre las redactoras de la Carta Magna, que tendrá 78 representantes mujeres (habrá un total de 155 miembros).

La delantera que pasó por Universidad Católica, vistió la camiseta número 9 de la selección nacional y hoy está en Audax Italiano invitó a votar a favor de la modificación: “La idea es que dejemos de estar pidiendo limosnas para representar los colores de nuestro país, para entrenarnos, desarrollarnos y competir en condiciones básicas. Si pedimos dignidad en el deporte estamos pidiendo dignidad en la sociedad”, dice.

Chile: «Es el primer proceso constituyente del mundo que asegura la paridad»

Las futbolistas también juegan por derechos. Fernanda Pinilla, que participó del Mundial de Francia con la selección, tiene como foto de portada en sus redes una imagen tomada en la movilización que reza “Históricas”. Es una de las banderas que pintaron los feminismos en Chile. Pinilla nació en 1993 y cuenta que no vivió en Dictadura, pero que sus padres y sus hermanos sí. Y que ellos le entregaron la Memoria como valor. “Jugar ahí fue fuerte”, dice. Y recuerda una anécdota: “Ahora el Estadio Nacional tiene un vestuario dedicado a la selección femenina. Una persona que fue torturada allí nos contó que ese mismo camarín donde ibamos a cambiarnos, celebrar o llorar si perdiamos, habia sido uno de los espacios de tortura más grandes del estadio. Nosotras no sabíamos que había sido uno de los rincones más oscuros. Jugamos con la memoria como bandera y queremos que nuestra selección use nuestro Estadio Nacional”.
Las y los deportistas trabajan por el futuro de su país. La karateca Claudia Vera, ex seleccionada nacional y ex presidenta de DAR Chile es parte del Movimiento por el Deporte, un espacio que reúne a deportistas y ex deportistas pero también a comunicadores y profesionales de distintas áreas que trabajan alrededor del deporte. “El deporte es nuestro partido político”, dice. Y cuenta que el proyecto es convencer a todas las listas que se presenten para redactar la nueva Constitución de un objetivo: el deporte como derecho en la Carta Magna.

“Es difícil visibilizar los beneficios que tiene el deporte, pero es una herramienta que viene a prevenir problemas de salud, a generar hábitos saludables. En la práctica aprendés a seguir reglas del juego, por lo tanto podés pensar una sociedad más organizada. Puede servir para combatir el consumo de drogas y la delincuencia y además es positivo para la salud emocional. Por eso es necesario poner el tema sobre la mesa, que esté en la Constitución y desde ahí forzar al Estado a cumplirlo. Así, además, no depende de la voluntad del gobierno de turno”, explica Vera.

Mientras tanto, en uno de los espacios dedicados a la memoria en el Estadio Nacional, una frase parece tener más fuerza que nunca: «Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro».

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 29/11/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto