Cena navideña: 250% más cara que en 2015

Compartir

Preparar una cena para Nochebuena o fin de año costaba 915 pesos en 2015. Ahora los mismos productos se consiguen por 3.240 pesos: un 251 por ciento más caros. Según reveló un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) los aumentos implican una pérdida de poder adquisitivo de más del 40 por ciento.

Llenar la mesa en Navidad no será tarea sencilla. Según un informe del Centro de Economía Política Argentina, cenar durante la nochebuena o fin de año costará a los hogares un 48 por ciento más caro que en 2017 y más de 250 por ciento en relación al año 2015. La mesa de dulces se encareció un 78 por ciento en el último año y las cajas navideñas aumentaron más de un 150 por ciento al salir del programa de Precios Cuidados.

Mientras tanto, el Salario Mínimo Vital y Móvil se incrementó apenas en un 28 por ciento, igual que la jubilación mínima. Las cifras exponen que existe un pérdida de poder adquisitivo en los hogares de casi el 20 por ciento en relación al año pasado y de más del 40 por ciento en comparación a diciembre de 2015, cuando Cambiemos tomó las riendas del Gobierno Nacional.

El crecimiento cada vez más invisible

Cenar en navidad es más caro

El informe del Centro CEPA calculó los costos de preparar una cena tradicional para las fiestas: queso, salamín, fernet, vacío, asado, pollo, chorizo, tomate, lechuga, pan, gaseosa, vino de mesa, sidra y helado. Los resultados son determinantes: la celebración para entre cinco y seis personas tendrá un valor de 3.240 pesos, mientras que en 2017 alcanzaba los 2.176 pesos. En diciembre de 2015, los mismos productos podían ser comprados por 915 pesos. Esto significa que los festejos costarán a las familias un 48 por ciento más caro que en 2017 y más del 250 por ciento en relación de 2015. Ambas cifras se encuentran por encima de la inflación calculada.

“Entre 2017 y 2018, el mayor aumento se produjo en el queso (pasó de $150 a $339 el kilo, para una variedad tipo Pategrás, es decir, un incremento del 126%), el pan (que aumento de $48 a $80, un 67%), la gaseosa cola (aumento de $110 a $180, un 64% de aumento), y el helado (costaba $250 y aumento a $400 el kilo, un incremento del 60%). Vale mencionar a la vez, el caso del tomate, cuyo precio se encuentra fuertemente influenciado por estacionalidad y clima, tuvo una disminución en su precio de 17% (pasó de $30 en 2017 a $25 en 2018)”, asegura el informe.

La comparación con el año 2015 es desalentadora: el fernet aumentó un 566 por ciento; el chorizo aumentó un 443 por ciento y el helado y la lechuga sufrieron  un incremento del 400 por ciento.

El postre: un lujo

El momento más esperado en la fiestas también se ve afectada por la suba de precios. El informe del CEPA asegura que, este año, un champagne, una sidra, dos pan dulces, un budín y frutas secas tienen un costo aproximado de 943 pesos, mientras que en 2017 sumaban 530 pesos. En comparación con diciembre de 2015, el aumento es de un 216 por ciento.

El pan dulce pasó de costar 75 pesos a 180 pesos la unidad de 500 gramos: un aumento de 140 por ciento. El mix de frutas secas, por su parte, aumentó un 100 por ciento desde la Navidad anterior. La comparativa a tres años de que asumió el macrismo es escalofriante: “Si se analiza desde 2015, el pan dulce es el producto que más aumento de precio (un incremento del 260%), seguido del mix de frutas secas (que costaba $34 en 2015 y alcanzó los $140 en 2018, con un incremento del 312%) y la sidra Real Etiqueta Negra (que aumentó 168%, pasando de $38 en diciembre de 2015 a $123 en diciembre de 2018)”.

Las Cajas Navideñas ya no son una opción

Durante los años 2014 y 2015, bajo el programa de Precios Cuidados, existieron canastas navideñas que valían, según la región, entre 54 y 59 pesos. La canasta incluía sidra, turrones, pan dulce, garrapiñada, maní con chocolate, budín con chocolate.

Este año, sin cajas navideñas dentro del vapuleado programa, quien desee adquirir aquellos productos deberá abonar 200 pesos en el supermercado Coto, la más barata del mercado. Estos valores de referencia implican un aumento de más del 150 por ciento.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones