Chile: «No queremos una Constitución que se haga a espaldas de la gente»

Compartir

Mientras en las calles de Chile se reclama una Asamblea Constituyente, el presidente Sebastián Piñera presentó como un triunfo pacificador un acuerdo de los bloques legislativos para llamar a un plebiscito y votar una posible reforma constitucional. La abogada chilena Claudia Hernández, activista por los Derechos Humanos, advierte: «Es el pueblo el que debe decidir que cuáles son los derechos que nos debemos garantizar». La querella contra Piñera por delitos de lesa humanidad y la política represiva del presidente.

Latinoamérica no da respiro. A un mes desde que comenzaron las revueltas populares en Chile, la protesta estudiantil por el aumento del transporte a 30 pesos fue la gota que rebalsó el vaso de 30 años de injusticias sociales, económicas y políticas. Desde aquel 18 de octubre todos los días hay movilizaciones, protestas, barricadas. El presidente Sebastián Piñera, profundiza su política represiva y anunció el aumento del cuerpo de carabineros—policías— en las calles, con la incorporación de los carabineros retirados. Además, dijo que se presentarán querellas contra los manifestantes que generen disturbios. La única concesión del presidente —aunque aún se desconoce de qué manera será— fue la convocatoria a un plebiscito ciudadano tendiente a la reforma de la Constitución, una de las principales demandas de los manifestantes y la oposición: lo hizo desde el Congreso y el primer paso será un plebiscito.

Claudia Hernández es una abogada chilena que pertenece a la cooperativa jurídica, una organización de abogados que se dedican a la litigación y defensa de los derechos de las personas.

—Piñera acordó en el Congreso el camino para reformar la Constitución, que es la de la dictadura. ¿Cuál es la demanda? ¿Cómo se implementaría?

—La demanda popular es por una asamblea constituyente, es decir, una asamblea donde seamos nosotros, el pueblo, el que decida que cuáles son los derechos que nos debemos garantizar. Piñera impuso que lo decida el Congreso, es decir, que lo decidan en un escritorio. Y nosotros creemos que tenemos que participar. La constitución de 1980 no garantiza derechos sociales. Por eso tenemos tan destruido nuestro sistema de educación, pensiones, salud, medio ambiente. La constitución no fue diseñada para garantizar derechos sociales sino derechos económicos. Esas discusiones de fondo son las que tenemos que tener. No queremos una constitución que se haga de espalda a la gente. 

Hernández cuenta que ahora y por este contexto su colectivo se unió con dos organizaciones más y armaron la “coordinadora jurídica 18 de octubre”. Esa coordinadora es parte de la querella contra el Presidente Piñera, acusado de delitos de lesa humanidad. La acción tiene por finalidad que se investigue la participación criminal del mandatario como autor del delito de lesa humanidad que, según detalla el documento, se encuentra acreditado a través de las graves violaciones a los derechos humanos. La particularidad es que es la primera querella que la Justicia chilena declaró como “admisible” y seguirá el curso legal. En su paso por Buenos Aires, para participar de la jornada de mujeres cooperativistas en el Centro Cultural de la Cooperación, Claudia dialogó con Nuestras Voces en exclusiva

—¿Cómo se vive durante un mes en permanente movilización?

—Es muy duro pero estamos convencidos que es el camino. Las marchas siguen siendo muy masivas y hay días en que hay paros, actos, actividades masivas. Yo vivo en el centro de la ciudad y caminas por Santiago y cada cinco cuadras hay algún acto, alguna concentración, las calles principales están ocupadas. En general las concentraciones son a las 5 de la tarde o a las 7 y las jornadas de trabajo se acortaron. El comercio que estaba abierto hasta tarde y los bancos, todo cierra a las 12 y ahó comienzan las movilizaciones. Es común que la gente lleve ropa de trabajo y ropa de marcha y la salida del trabajo se cambie y vaya a las movilizaciones. En el centro la mayoría de los semáforos están inhabilitados. En las esquinas se hacen barricadas al a noche, o sea corte de calles. 

Son impresionantes las imágenes que llegan. Se hizo viral una nota en el New York Times con imágenes de personas con un ojo mutilado producto de los gases…

—Los gases lacrimógenos tienen un alto nivel de toxicidad. Yo tengo 30 años y nunca lo había visto. Eso queda impregnado en las calles y es muy común estar con dolores de cabeza. Tu pasas por cualquier avenida principal y te dan ganas de estornudar. Esas pequeñas cosas cambiaron la vida cotidiana. Además, la policía está disparando a la gente hacia los rostros y cabeza por lo que 220 personas han perdido uno o dos de sus ojos, han quedado ciegas. Este nivel de violencia ha significado que los oftalmólogos hayan denunciado que estos 220 casos son el doble de lo que han recibido durante 30 años. Son cifras muy alarmantes. 

—Sacaste el tema de los carabineros y la violencia. Piñera anunció que redobla la represión. ¿Cuál es la situación?

—La verdad es muy grave y por eso denunciamos al presidente por delitos de lesa humanidad. Además de la represión cotidiana, en Chile está habiendo centros de tortura. Uno está en la estación de subte de Plaza Italia, la plaza principal que precisamente ayer cambiamos el nombre a Plaza de la Dignidad, porque ahí es el centro neurálgico de las movilizaciones. Por otro lado es muy común ver todos los días en las movilizaciones personas con heridas de perdigones y balines en el cuerpo. Ya van más de 5000 detenidos en contextos de movilización y fallecidos oficialmente 23 personas, pero por supuesto que son muchos más. Eso es lo que dice el gobierno. 

—También hay muchas denuncias de violencia sexual. 

—Hay innumerables casos de mujeres y de personas que han sido denostadas no solo obligándolas a desnudarse sino con amenazas de que van a sufrir penetraciones con las armas. Hay relatos que evidencian la violencia política sexual para amedrentar a la gente.

—En este mes de lucha, ¿surgió algún referente, alguna voz que sintetice las demandas?

—El movimiento sigue sin una conducción política. Pero lo que sí está pasando y que es muy interesante es que se levantan muchas banderas mapuches. Esta semana se cumple un año del asesinato de Camilo Marcelo Catrillanca Marín, un comunero mapuche asesinado al recibir, por la espalda, un tiro en su cabeza por parte de la policía. Entonces este levantamiento de las banderas mapuches, seguramente todos vieron la foto emblemática en la Plaza Italia con la bandera de los pueblos originarios, habla de que este revuelta, este estallido social va a ir hacia la construcción de un Estado Plurinacional donde los pueblos originarios sean reconocidos. 

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 14/12/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto