Créditos ANSES: endeudar a los más pobres

Compartir

Como “solución” a la caída del consumo y el poder adquisitivo, el gobierno impulsó una medida implementada en contexto electoral durante 2017: el relanzamiento de los créditos ANSES. Una medida que implica un gran endeudamiento de la población más vulnerable: jubilados, pensionados y perceptoras de AUH. Las mujeres receptoras de Asignación Universal por Hijo representan el 51 por ciento del total de las personas endeudadas.

La caída del consumo lleva 11 meses consecutivos. La contracara es la caída del poder adquisitivo en los sectores de menores ingresos que destinan la mayor parte de los mismos al consumo. En contexto electoral, el gobierno lanzó una serie de medidas “contracíclicas” (Ahora 12, implementación de la tarifa plana, congelamiento de precios por seis meses del programa productos esenciales) entre las que se encuentra el relanzamiento de los créditos ANSES. Ésta medida supone el endeudamiento de las familias más pobres, especialmente de las mujeres jefas de hogar.

Un informe de CEPA analiza las consecuencias de los créditos ANSES como “solución” a la caída del consumo, que ya fue promovida en 2017 en contexto electoral. La cantidad de dichos créditos fue impulsada a partir del decreto 516/2017 y el salto principal se observa en el mes de agosto, cuando se otorgaron 835.974 créditos. Luego, se observa una sensible reducción con un leve incremento en ese mismo período de 2018 (probablemente relacionado con la renovación de créditos de vencimiento 12 meses). En 2019 se produce el mismo efecto: un aumento significativo de la cantidad de créditos otorgados, que alcanzan su pico en abril de 2019 otorgándose 1.278.734 créditos. Esto representa un 53% más que el pico de agosto de 2018.

En cuanto a los montos adeudados, la variación es similar. Entre julio de 2017 y junio de 2018 se tomaron créditos por casi $74 mil millones de capital originario, sobre un total de 16,7 millones de “beneficiarios”, cuyo promedio de ingreso alcanza los $4.979. Si se adicionan los montos adeudados, el capital original en préstamos asciende a $76,7 mil millones. Asimismo, entre julio de 2018 y junio de 2019 los créditos tomados alcanzan $134 mil millones de capital originario, tomados sobre un total de 16,3 millones de “beneficiarios” que en promedio percibieron ingresos por $6.531. Si se adiciona el crédito original de los casos que aún no se terminaron de abonar, entonces el monto asciende a $157 mil millones. La cantidad de tomadores de créditos se incrementó un 60%. Asimismo, los montos de capital original solicitado se incrementaron más del 80%, muy por encima del aumento promedio de las prestaciones, que se incrementaron 31,2%.

La trampa de Macri que deja a 500 mil mujeres sin jubilación

Mujeres endeudadas

Por otro lado, en este último tiempo más de la mitad de los créditos fueron tomados por beneficiarias y beneficiarios de la AUH. Representan el 51% del total, mientras que en 2017 representaban el 43%. En segundo lugar, se encuentran los beneficiarios de Salario Familiar, cuya representación se incrementa desde el 13% al 17%, en detrimento de los titulares de Pensiones No Contributivas, que reducen su participación de 19% a 7%. Los montos adeudados alcanzan casi $86 mil millones en el caso de jubilaciones y pensiones y casi $40 mil en el caso de AUH.

El endeudamiento de las titulares de AUH tiene una particularidad: la amplia mayoría de quienes perciben la AUH son mujeres. Los datos de ANSES indican que, a junio de 2018, de 2.201.736 titulares, el 97% son mujeres (2.142.477). Es decir, el sensible incremento del endeudamiento en este segmento afecta casi de manera exclusiva a las mujeres. Una vez más, el impacto del ajuste es mucho más fuerte en las mujeres, ésta vez por la vía del endeudamiento.

Por otro lado, el relanzamiento de los créditos ANSES trajo aparejados dos cambios significativos: el costo financiero y los plazos. En el caso del costo financiero (tasa de interés más otros gastos), a pesar de contar con una tasa menor a la ofrecida en el mercado, el costo financiero de los créditos ANSES se incrementó sensiblemente desde el inicio de los mismos.

Pero el dato más llamativo resulta ser el plazo. Los nuevos créditos eliminan la opción de cancelar en créditos en 12 meses, con un plazo de 24 meses como el más corto. ¿Cuál es el impacto de esta modificación? Que afecta menos el ingreso o permite obtener un crédito de mayor valor. El límite de cuota es de 30% del ingreso por la prestación que lo genera.

En síntesis, aunque el gobierno presente esta medida como una oportunidad para el “progreso”, la alternativa es endeudar a los hogares más pobres, donde debería haber recuperación del poder adquisitivo para cumplimentar necesidades básicas.

Comentarios

Comentarios

Débora Ascencio

Débora Ascencio

Periodista especializada en economía. Integrante del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), becaria doctoral de CONICET y docente de la Universidad de Buenos Aires. Es licenciada en Sociología y maestranda en Sociología Económica.

Hacé tu anotación Sin anotaciones