Defensa nacional no, negocios sí

Compartir

Más de 220 trabajadores de la localidad bonaerense de Azul se preparan para un inminente despido masivo, consecuente al desmantelamiento de la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos “FANAZUL”, dependiente del Ministerio de Defensa. Macri repite la lógica menemista: destruir a la industria nacional, para importar los mismos productos. Y de paso hacer negocios inmobiliarios con las 2.500 hectáreas que la empresa estatal tiene. La falta de servicios de seguridad e higiene en la fábrica de dinamita pone en peligro a la población.

Lograr calificar acertadamente el desempeño de Oscar Aguad frente al Ministerio de Defensa de la Nación es una tarea sencilla, teniendo en cuenta los acontecimientos de los últimos meses que involucraron al funcionario y su área.

La desaparición del submarino ARA San Juan con 44 tripulantes a bordo, confluyendo con la sucesión de mentiras inentendibles y la notoria ausencia del ministro frente al reclamo de todo un país; son solo algunas de las postales que se fueron originando tras uno de los escándalos institucionales más grandes de los que se tenga memoria. Ahora llegó el turno de sumar un nuevo capítulo a esta oscura gestión, puesto que se comenzó a efectivizar el desmantelamiento de “Fabricaciones Militares Argentinas”, tras una orden directa del gobierno Nacional.

El resultado: Cientos de trabajadores en la calle…

El Estado, líder en despidos

Una fábrica a la deRiva 

La estrategia para culminar con este organismo autárquico dependiente del Estado Nacional comenzó a gestarse el 22 de Agosto del 2017. Ese día, a través del decreto 666/2017 del Ministerio de Defensa publicado en el Boletín Oficial, se nombró al empresario Luis Riva como el nuevo Interventor de Fabricaciones Militares -reemplazando a Héctor Lostri, a quien Aguad le había pedido la renuncia-.

El inexperto funcionario egresado de la Universidad de Buenos Aires con el título de Ingeniero Industrial jamás se había vinculado con el rubro. Su perfil en LinkedIn -red social para profesionales- detallaba sus trabajos: presidente de la consultora Great Place to Work (una empresa que realizaba trabajos para Argentina, Bolivia, Uruguay y México); y Presidente y CEO de Managers S.A (empresa dedicada a brindar servicios de Dirección, Estrategia y Gestión). Además, se supo luego que entre 1979 y 1991 fue CEO de IMPSA (la centenaria firma dedicada a la generación de energía eléctrica a partir de recursos renovables) y que actualmente es uno de los fundadores del partido vecinal ConVocación por San Isidro, al tiempo que participa como socio en la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa. Paradójico.

Una vez en su puesto, la presión para con los trabajadores no tardó en llegar. Las visitas express de Riva insistiendo con la improductividad y las pérdidas; junto con la prolongación en la falta de materiales y recursos que se venía dando desde marzo de 2015; y la ausencia de los controles de seguridad periódicos pautados para enero de cada año hacían prever, en el mejor de los casos, un recorte en el personal. Pero el desenlace fue aún peor.

La anulación de los contratos temporales -muchos de los cuales tenían más de 15 años de antigüedad- sin pago de cesantías, ni preaviso de caducidad, comenzaron a tener particular frecuencia: 30 despidos en la Fábrica de Villa María (Córdoba), 29 en Río Tercero (Córdoba), 35 en Fray Luis Beltrán (Santa Fé) y 15 en Sede Central (Capital Federal).

A todos estos despidos, se sumaron en los primeros días de este 2018 otros 220 despidos en la localidad Bonaerense de Azul.

Ningún medio nacional, exceptuando a Página/12, hizo mención de lo acontecido. Las desprolijidades y la insensibilidad de un recorte semejante merecen un párrafo aparte.

Privatizar la Defensa

“FANAZUL”: El dolor del desempleo, el peligro de la imprudencia.

La incertidumbre entre los 254 empleados con los que contaba la empresa “Fanazul”, era notoria desde hacía meses. Sin embargo, fue recién el jueves 28 de diciembre cuando las noticias menos deseadas comenzaron a llegar.

Esa mañana la fábrica comenzó a “militarizarse” de la mano de la Policía Federal y la Gendarmería Nacional. A las 15 horas, una circular interna anunciaba “asueto administrativo” para el día viernes 29, estableciendo así el Martes 2 de Enero como el siguiente día laboral. Pero ese día nunca llegó.

El último fin de semana del 2017, fue utilizado para trasladar (quizás el término robar sería más acertado) los colectivos que pertenecían a los trabajadores, hacia la sede de Villa María. Dichos vehículos permitían la llegada de los empleados a la planta -ubicada a 30 kmts de Azul-. Al mismo tiempo, unos 60 efectivos Policiales y unos 20 Gendarmes se dispusieron a custodiar los accesos a la fábrica.

Durante la mañana del 2 de enero terminaron de concretarse los despidos. Ninguno de los empleados con contratos temporales pudo volver a entrar.

Un cartel pegado sobre una vitrina advertía:

“LA FABRICA MILITAR DE PÓLVORAS Y EXPLOSIVOS DE AZUL, NO ESTARA OPERATIVA DESDE EL MARTES 2 DE ENERO HASTA EL MIERCOLES 14 DE FEBRERO DE 2018, CON MOTIVO DE REALIZARSE UNA EVALUACION DE SUS CONDICIONES TÉCNICAS Y DE SU CAPACIDAD PRODUCTIVA”

24 horas más tarde Riva confirma en una entrevista con una radio de Olavarría, que los contratos temporales no volverían a renovarse.

De 254 trabajadores… 220 quedaron en la calle…

Una fábrica que trabaja con mezclas ácidas, y produce diariamente 3.600 kg de Dinamita en diámetro 32 y 8 toneladas de Anfo, está ahora manejada por sólo 34 personas. Sin enfermeras, sin grupos anti incendios, sin capacidad de refrigeración, y con medio centenar de uniformados completamente ajenos al lugar, caminando con armas cargas, cigarrillos encendidos y camionetas lustradas. El riesgo de explosión sin la seguridad adecuada es enorme, por lo que varios jefes de planta presentaron al menos 3 denuncias ante la justicia exigiendo que algún fiscal actué de oficio, y garantice el cumplimiento de los protocolos necesarios. Jamás recibieron respuesta.

El detalle no es menor teniendo en cuenta la explosión en la planta de Río Tercero ocurrida en 1995, en la que murieron 7 personas.

Cómo confundir Defensa con Seguridad

Detrás de los despidos… los negocios

Es de esperarse que la decisión oficial de terminar con “Fabricaciones Militares” resguarde algún interés económico.

El falaz argumento sobre las pérdidas de un 40% mensual, que el propio Interventor Macrista deslizó a poco de asumir, son muy difíciles de sostener. El delegado gremial Juan Cacase aseguró que en 2018 se instalarán en Azul al menos 5 nuevas canteras que ayudarán a abastecer la demanda de Nación y Provincia, para la construcción de obra pública. En un contexto así, sería este un excelente año para una fábrica local que produce explosivos. No obstante, la decisión es cerrarla, dejando a 220 familias a la deriva.

¿Por qué? La respuesta es bastante obvia. El reemplazo de la producción nacional por la extranjera no solo habilita negocios y le evita al Estado pagar sueldos.

Tal como denunció el colega Juan Amorín (eldestapeweb.com), el gobierno nacional, a través del Ministro Aguad, no solo invirtió millones de dólares en pistolas Beretta, rifles de asalto o patrulleros oceánicos; sino que también comprará pólvora, tnt, y cargas de municiones en el exterior.

Cada una de estas compras se hará sin el correspondiente registro y control que las fábricas nacionales establecen. Poca constancia habrá de las cantidades que se venden o la frecuencia con la que se hace.

Como si este “beneficio” fuera poco; el intendente de Azul, Hernán Bartellys, afirmó en un canal de televisión de esa localidad, la necesidad imperiosa de su gobierno de adueñarse de las 2500 hectáreas en boca de sierra que son propiedad del Ministerio de Defensa (lugar en donde funciona FANAZUL) para usufructuo municipal.

Bartellys llegó a la intendencia bajo la bandera del FPV, pero a los pocos meses de gestión y tras el triunfo en provincia de Maria Eugenia Vidal, decidió alinearse en tras las arcas de la Gobernadora. Adquirir las tierras que tanto ansía, le costaría tan solo levantar un teléfono. Y detrás de esas tierras ya se construyen proyectos de turismo, loteo y otros negocios a la medida Cambiemos.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar 2018 - Todos los derechos reservados - Contacto