Educar para la empresa

Compartir

La próxima embestida del Gobierno contra la escuela pública será la modificación de los diseños curriculares sin la participación de los docentes. Silvia Almazán de Suteba es quien lanzó la advertencia este viernes en un nuevo Desayuno Abierto en el Centro Cultural Los Chisperos. Ana Noto, también de Suteba, y la psicoanalista, Nora Merlin, formaron parte del debate sobre los intentos macristas de mercantilización de la educación, la colonización neoliberal de los contenidos y la lucha docente.

Para terminar la semana Los Chisperos volvió a abrir sus puertas con un Desayuno y debate. Un día después de que los docentes de la Provincia de Buenos Aires realizaran un paro tras la 13º reunión paritaria, en la que el gobierno de Vidal ofreció un 21 por ciento de aumento y los seis gremios docentes rechazaron la propuesta, un grupo de trabajadoras de la educación se reunió para poner sobre la mesa: Caer en lo público, mercantilización del Estado, lucha docente y colonización de la subjetividad.

La docente Ana Noto, que será la futura Secretaria de Cultura y Educación del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) del distrito de Almirante Brown, ofició de moderadora y presentó a las dos invitadas: Nora Merlin, psicoanalista, profesora de la Universidad de Buenos Aires y magister en Ciencia Política y Silvia Almazán, actual Secretaria de Cultura y Educación de Suteba en el mismo distrito.

Almazán trazó una radiografía de la educación en Argentina hoy y se referió a los principales problemas que enfrenta la escuela.

En primer lugar, subrayó que hay una mayor demanda en los comedores escolares, “algo que no veíamos durante largos años”. “Este año vemos el riesgo de que cierren cursos por el impacto de la política económica, por el deterioro del salario, la inflación, el aumento de la canasta escolar. Y en este último semestre nos enfrentamos a que los propios docentes no llegaron a fin de mes”, explicó.

En segundo lugar, señaló que hay una campaña sistemática y organizada de desprestigio a los sindicatos que incluye desprestigiar sobre todo a la formación de los docentes. “Cuando dicen que la escuela ‘no hace’ tal o cual cosa siempre es culpa de los docentes entonces ahí entran los organismos de crédito internacional para avanzar sobre la escuela pública. Como por ejemplo cursos de formación de Bayer-Monsanto convocada por los propios inspectores o la Fundación Conciencia que está habilitada a intervenir en proyectos educativos institucionales”.

Almazán: “Hay una campaña sistemática y organizada de desprestigio a los sindicatos que incluye desprestigiar sobre todo a la formación de los docentes.

Almazán adelantó que la próxima embestida del Gobierno será ir por la modificación de los diseños curriculares. “Esto lo harán sin la participación de los trabajadores de la educación lo que implica una desvalorización de nuestro trabajo cotidiano”.

La mala educación macrista

También cuestionó la idea que quiere instalarse de que estamos viviendo una etapa similar a la de los años noventa. “Eso es reducir la propia potencialidad de las organizaciones políticas sociales y sindicales. En los noventa todavía teníamos una democracia frágil. Ahora el escenario es distinto”.

Explicó además, que hoy Estados Unidos está mirando nuevamente a Latinoamérica y hay un fuerte interés de las potencias hegemónicas por mutar la escuela pública a la lógica del mercado:“Para someter a los pueblos la educación es fundamental. Por eso la mercantilización de la educación es central y es ahí a donde apunta este Gobierno. La derecha opera con el sentido común, con una mirada de la escuela del siglo XIX”.

Subjetividad y neoliberalismo

Nora Merlín, quien fue discípula del filósofo y teórico político Ernesto Laclau, conceptualizó al neoliberalismo como un proyecto “biopolítico”.

“El neoliberalismo no es solo un proyecto económico, es un proyecto colonizador, es la creación de un hombre nuevo. Es sobre todo, una manera de controlar la subjetividad”. La psicóloga sostuvo que el peligro es que la colonización es tan grande y está tan bien hecha que se naturaliza e incluso llega a que la gente vote proyectos que van en contra de los propios intereses.

Merlin: “El neoliberalismo no es solo un proyecto económico, es un proyecto colonizador, es la creación de un hombre nuevo. Es sobre todo, una manera de controlar la subjetividad”

Esta colonización opera a través de la “dominación psicológica, la violencia simbólica mediante la sugestión, la hipnosis, el disciplinamiento y el control. Todo se realiza a través de los medios de comunicación y educación”.

En ese sentido, explicó que las “leyes” del neoliberalismo son el consumo y lo ilimitado: nada alcanza, nada es suficiente. Se trata de un diseño que responde en un “orden empresarial” con fundamento de la “autoayuda” y la “meritocracia”. Y agregó que el modelo de subjetividad neoliberal es la “masa”: sujetos como objetos pasivos, consumidores obedientes que cumplen ordenes de los mandatos de la televisión en donde se produce el totalitarismo de la normalidad. Acá es donde la psicóloga advierte que este es el campo propicio para el desarrollo de la neurociencia y del paradigma biologicista en la educación, donde intervienen fuertemente la industria de los laboratorios.

“En las escuelas se promueve que ‘el chico tiene que obedecer’, se promueve la obediencia, el ‘chico bueno’. Los maestros están aprendiendo neurología, neuro anatomía cuando tendrían que formarse en política, historia, psicología”, sostuvo. Y concluyó que el desafío en las aulas es lograr un “colectivo emancipado, producir un colectivo que no esté sostenido por los pilares del capitalismo, producir un colectivo en las aulas, un sujeto singular responsable capaz de decidir, capaz de no estar sujetado, capaz de tener un pensamiento crítico. Esa es la tarea de los docentes del campo popular”.

El golpe blando a la educación

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Periodista y politóloga. Escribe para Nuestras Voces y también es colaboradora en la Revista Anfibia, Crisis y Tiempo Argentino. Trabajó en la investigación para el libro El Nieto y fue columnista en la radio de las Madres. Dicta clases de periodismo en la UMET.

Hacé tu anotación Sin anotaciones


NuestrasVoces.com.ar 2017 - Todos los derechos reservados - Contacto