El desconcierto macrista

Compartir

El anuncio de la fórmula Alberto Fernández – Cristina Kirchner revolucionó a toda la dirigencia política del país. El macrismo desconcertado respondió con chicanas e imágenes falsas. Elisa Carrió, Hernán Lombardi, Fernando Iglesias y Laura Alonso desempeñaron el rol de trolls más que el de funcionarios políticos. Mauricio Macri una vez más recurrió a la campaña del miedo: “El pasado nos va a destruir”, aseguró sin referirse explícitamente a la noticia. ¿Qué dijo Marcos Peña? ¿Cuáles fueron las palabras de Alfredo Cornejo? Las respuestas del peronismo.

Este sábado la senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner sorprendió a propios y despertó la ira de ajenos. Causó un cimbronazo en el escenario político nacional al anunciar que acompañará en la fórmula presidencial a Alberto Fernández, pero como vicepresidenta. Mauricio Macri con una frase al estilo “lo peor ya pasó”, aseguró que “volver al pasado es autodestructivo”. Lo hizo en un contexto en el que las propias políticas impulsadas por el mandatario, llevaron a la Argentina a una de las peores crisis que se viven desde el 2001, según surge del análisis de cualquier indicador económico. Hernán Lombardi; Elisa Carrió; el profesor de volley devenido en diputado del Pro, Fernando Iglesias y Laurita Alonso, más dignos del título de trolls que de dirigentes políticos, también estallaron en las redes sociales. Mientras las respuestas del oficialismo giraron en torno a la chicana, desde el peronismo señalaron la importancia de un debate serio y responsable que permita sacar de la crisis a millones de argentinos.

La noticia no sólo causó impacto por todo lo que implica en términos políticos sino también por el secreto en el que se mantuvo hasta este sábado. Algo similar sucedió cuando semanas atrás anunció la publicación de su primer libro que, a pesar de estar implicados actores ajenos a la política, logró mantenerse en secreto hasta que la propia Cristina lo dio a conocer. Una capacidad única para una dirigente que sufrió una persecución judicial y mediática sin precedentes en el país desde el retorno de la democracia.

Apenas minutos después de las 9 de la mañana, un video que difundió la ex Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, revolucionó a toda la dirigencia política del país. Después de recordar que el próximo 25 de mayo se cumplen 16 años desde que Néstor Kirchner asumió la presidencia en un país devastado, y que pertenece a una generación que no buscaba un lugar en las listas sino en la historia anunció algo que era inimaginable: “Le he pedido a Alberto Fernández que encabece la fórmula que integraremos juntos, él como candidato a Presidente y yo como candidata a Vice, para participar en las próximas elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias”.

Las respuestas de los principales dirigentes del oficialismo estuvieron plagadas de metáforas vacías de contenido. Los ejes principales giraron en torno a las críticas que el Jefe de Gabinete del gobierno de Néstor Kirchner hizo a Cristina Fernández de Kirchner mientras todavía era Presidenta, algo que nunca se ocultó. También referenciaron el anuncio con la famosa frase “Cámpora al Gobierno, Perón al poder”.

El primero en hacerlo fue el titular del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi. En su cuenta de twitter escribió: “En unas elecciones cada cual puede proponer su fórmula y es su derecho. Pero en Argentina cada vez que se bifurca el poder institucional la República se debilita. “Cámpora al Gobierno, Perón al poder” terminó en Isabel, Videla y la catástrofe”.

Luego, el Presidente Macri, en un acto con “defensores del cambio” pidió sacar “las raíces podridas” y aseguró: “El pasado solamente nos va a destruir. Lo único inmutable es el pasado. Volver al pasado sería autodestruirnos”. En el acto, en el que se encontraba junto al Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, se dirigió al público joven que los acompañaba: “Es muy importante que hoy estén acá reafirmando que creemos en lo que estamos haciendo, por eso los ‘defensores del cambio’. Estamos en el rumbo correcto. Nos va a ir mejor, mucho mejor. Los necesitamos, los necesito”, aseguró Macri.

Según Clarín fue el propio Marcos Peña el que indicó a través de un mensaje de whatsapp dirigido a todos los referentes de Cambiemos la línea discursiva a seguir. “A nosotros no nos cambia cómo se organiza la oposición. Somos una fuerza coherente que representa el cambio, el futuro y la vocación de no volver atrás de la mayoría de los argentinos”, habría dicho el Jefe de Gabinete.

El diputado Iglesias, en línea con Lombardi, twitteó “Fernández al gobierno, Fernández al poder”. Sus otros posteos, estuvieron a la altura de lo que hace habitualmente. En uno de ellos aseguró: “La mitad de los tweets de los fans de Cristina tienen referencias a la penetración anal. #IglesiasFacts”. El actual candidato a Presidente por el Partido Justicialista y el legislador mantuvieron cruces anteriormente en las redes. Pocos días atrás, en una entrevista con Marcelo Zlotogwiazda, y en un contexto en el que hablaban de la grieta existente en la sociedad, Fernández aseguró: “Fernando Iglesias es un marginal maleducado, pero eso no es el PRO, a pesar de que lo contiene”.

Otra de las principales referentes de Cambiemos que utilizó su red social para referirse al anuncio fue Elisa Carrió. “Lo que proponen es Jack el Destripador, que garantiza la impunidad de todas y todos (política y empresarios)”. Dificil entender a qué se refiere cuando la legisladora salió a respaldar al fiscal en rebeldía Carlos Stornelli, que faltó a los cuatro llamados a indagatoria que realizó el juez Alejo Ramos Padilla que investiga una red de espionaje ilegal que tendría incluso a la legisladora como una de sus usuarias. Sin embargo, la ex Presidenta, asistió a cada uno de los llamados del Poder Judicial, y el próximo martes enfrentará un juicio en el que se la ha privado de su derecho a la defensa, tal como reclamaron sus abogados en un recurso presentado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y que fue abierto la semana pasada por el máximo tribunal.

El gobernador de Mendoza y presidente nacional de la UCR, Alfredo Cornejo dijo a la prensa que la fórmula “es una trampa” porque Cristina Fernández de Kirchner seguirá tomando las decisiones. “Es Cámpora al Gobierno, Perón al poder. Es poner a alguien que luego se lo maneja desde atrás. Alberto Fernández tiene personalidad pero obviamente que el poder político es de Cristina”, aseguró durante la inauguración de una plaza en línea con los columnistas de La Nación y Clarín que apenas se conoció la noticia salieron a difundir esta versión.

Frente a estas expresiones, la senadora provincial Teresa García señaló: “Es comprensible que los dirigentes de Cambiemos tengan ese tipo de consideraciones o piensen eso porque la verdad tienen una incomprensión de la política que se ha visto manifiesta en estos tres años y medio. Además se ve que se han vuelto vintage. Eso ocurrió hace muchos años en el país. El contexto era diferente. Hoy vivimos en la situación en la que el gobierno nos ha puesto y antes de interpretar al peronismo, este anuncio que ha hecho Cristina, tendrían que revisar cual es la relación con sus aliados cuando Elisa Carrió le grita al presidente del bloque ‘hijo de puta’ en el pasillo. Esta es la imagen que le están dando a la sociedad, mientras nosotros en sentido contrario estamos resolviendo la unidad del peronismo”.

El discurso de Cristina

En el video que publicó, la ex Presidenta habló sobre la crisis que actualmente viven los argentinos después de tres años y medio de gobierno de Mauricio Macri. “Nunca tantos y tantas durmiendo en la calle. Nunca tantos y tantas con problemas de comida, de trabajo. Nunca tantos y tantas desesperados llorando frente a una factura impagable de luz o de gas. Y si miramos el Estado… ¡Ay, Dios mío! La deuda externa en dólares contraída en apenas 3 años es más grande que la que Néstor recibió defaulteada. Eso sí… con un agravante todavía: casi el 40 por ciento es con el Fondo Monetario Internacional”. Y dio cuenta también de propuestas, concretas, para sacar al país adelante. Retomó la idea que lanzó durante la presentación de Sinceramente, de convocar a los argentinos, en el sentido más amplio, a firmar un nuevo contrato social de ciudadanía responsable. Habló de la necesidad no solo de ganar una elección sino de tener luego la capacidad de gobernar y dar respuestas a las necesidades urgentes del pueblo. El análisis de los cambios a nivel mundial también estuvieron presentes en su anuncio. Habló de un mundo que mutó, de tiempos de disputa comercial, tecnológica, militar y política. De la necesidad de que esa disputa por el poder mundial no nos arrastre a una mayor dependencia y pobreza.

Agustín Rossi expresó: “Creo que no tenemos que caer en el juego que ellos nos proponen. Ellos quieren que la campaña electoral sea un juego sucio y de permanente fricción. Que digan lo que digan. Como oficialismo ellos deberían decir como van a hacer para resolverle los problemas a los argentinos. Y nosotros tenemos que hacer exactamente lo mismo, tenemos que decirle a los argentinos qué vamos a hacer a partir del 10 de diciembre cuando estemos en el gobierno. Lo demás son berretadas, chicanas, uso de lugares comunes, propio de un espacio político que no considera ni la propuesta, ni el discurso político, ni el debate de las ideas prioritario en el marco de su construcción política”.

Por su parte, Alicia Castro, ex Embajadora en Venezuela y en el Reino Unido, en diálogo con Nuestras Voces también señaló que “leer las declaraciones que pueda hacer Elisa Carrió o que pueden surgir de la prensa canalla es un ejercicio insalubre porque son completamente irracionales. Lo que nosotros necesitamos para pensar la Argentina, que en este momento estamos viviendo una crisis peor que la de 2001, es una gran dosis de racionalidad. Leer slogans vacíos, chicanas baratas y hasta el momento sangrientos no nos aporta nada. Es como un corifeo de desesperados que se están yendo y no lo saben hacer con dignidad”.

Y agregó: “Cristina es muy consciente además del cuadro nacional, del cuadro regional e internacional. La estructura regional que los gobiernos de Kirchner contribuyeron a crear y a consolidar ha sido desmantelada. Me refiero a Mercosur, Unasur y la Comunidad de Estados Latinomericanos y Caribeños (CELAC). Y el mundo está en la tercera guerra mundial fragmentada. La Argentina ha sido endeudada, desindustrializada y saqueada, no solo económica y financieramente sino también ha habido un saqueo de valores y hay que reconstruirla. Y como dijo en la presentación de su libro necesita del aporte de todos los sectores para que se comprometan en un nuevo contrato social responsable, con metas cuantificables de lo que queremos de Argentina. No basta con la unidad del peronismo ni con ganar elecciones con la mayoría de votos que ella indudablemente hoy ya tiene, sino que hay que crear nuevos consensos. Y Alberto Fernández es sin lugar a dudas un hombre de diálogos, de consensos, que tiene una gran experiencia y una persona que ha sabido ser crítico y que sabe ser leal y reconocer cual es su papel al lado de Cristina en un momento histórico”.

Comentarios

Comentarios

Sabrina Roth

Sabrina Roth

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (UBA). Es corresponsal de Telesur en Argentina y escribe colaboraciones en Página/12 y #LaGarcia.

Hacé tu anotación Sin anotaciones