El día de las lealtades múltiples

Compartir

A setenta y tres años del memorable 17 de octubre de 1945, el peronismo va en busca del mito de la unidad. Muchos citan la estrofa de la marcha peronista que dice “todos unidos triunfaremos”, pero es muy difícil encontrar unidad con el año electoral por delante. Por lo pronto este nuevo aniversario del Día de la Lealtad tendrá una gran variedad de actos. Todos pregonan la lealtad, pero lo que está en disputa es a quién y a qué. 

Con distinta envergadura, peso político, y posicionamiento frente al gobierno, habrá cinco actos. El que está armando el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, promete poner mucho voltaje, aseguraron su asistencia los ex candidatos presidenciales Daniel Scioli y Sergio Massa, aunque no harán uso de la palabra, también el senador Miguel Pichetto y el gastronómico – mitad sindicalista mitad empresario- Luis Barrionuevo. Los oradores centrales serán Manzur, y el triunviro de la CGT Héctor Daer. El otro gran acto será el del PJ bonaerense en Merlo, con la presencia de los intendentes cercanos a Cristina Fernández de Kirchner y los que no se oponen a la unidad. Allí fue invitado Máximo Kirchner y La Cámpora, y participarán muchos sectores de Unidad Ciudadana. Entre quienes tienen aspiraciones presidenciales estará Felipe Solá.

La cúpula del PJ nacional viaja a Corrientes, donde además de José Luis Gioja estará presente Agustín Rossi. En San Luis, Alberto Rodríguez Saá, seguirá con su ya clásica presentación #hay2019. Guillermo Moreno tendrá también su acto en un encuentro sindical en Córdoba donde fue invitado el gobernador Juan Schiaretti, que se bajó del encuentro en Tucumán.

Manuel Urtubey hará su propio acto en Salta y desde allí viajará raudo al coloquio de IDEA en Mar del Plata, donde confluirá con la gobernadora María Eugenia Vidal, y los más granado de la elite empresaria, financiera y agropecuaria de la Argentina.

Y ayer Hugo Moyano tuvo su pre 17 de octubre. El encuentro de más de cincuenta organizaciones gremiales que se hizo frente al la Secretaría de Trabajo para repudiar la persecución judicial y el pedido de captura de Pablo Moyano por parte del fiscal Sebastián Scalera, coincidió con la emisión del fallo del juez Luis Carzoglio en el que rechaza de plano la actuación del fiscal y de la causa en general, y Moyano lo anunció frente a los manifestantes ponderando la valentía del juez y dando una definición de los tiempos que corren “Se está con los trabajadores o contra los trabajadores, el que quiere ir por la avenida del medio agarró la calle equivocada”.

El peronismo racional

 A menos de un año de las elecciones presidenciales de 2019 los principales aspirantes a candidatos exponen nítidamente el panorama de dispersión. A decir verdad la unidad del peronismo solo puede rastrearse en los lejanos tiempos de las primeras dos presidencias. Ya para el regreso de Perón en 1973 las divisiones eran agudas y punzantes. La máxima representación de esas disputas fue el monumental recibimiento en Ezeiza, que terminó a los tiros en una verdadera cacería de la derecha peronista contra los militantes de la amplia gama política representada en la Juventud Peronista. El movimiento peronista tiene setenta y tres años de existencia y hace 44 años que no tiene a su fundador y conductor originario. Desde entonces logró ganar cinco elecciones presidenciales, pero fue bajo dos grandes liderazgos: el menemismo y el kirchnerismo. Ambos períodos de hegemonía de un liderazgo dentro del peronismo fueron producto de una gran crisis económica y social previa: la hiperinflación de 1989 parió al menemismo, y el 2001 al kirchnerismo.

La actual situación tiene todos los ribetes de convertirse en una gran crisis. El mes de septiembre arrojó una inflación que ya supera el 6%. El atraso de los niveles salariales es mayúsculo y la devaluación de la moneda está golpeando salvajemente a los sectores populares. En solo tres años Cambiemos ha llevado a la Argentina a una situación extremadamente crítica y de salida difícil. Los momentos de alta tensión son los que exigen definiciones políticas precisas. El amplio magma significante del peronismo tiende a querer abarcarlo todo, pero la multiplicidad de actos por el 17 de octubre no es una dispersión caótica. En unos casos se está construyendo o reconstruyendo un liderazgo, se van juntando las piezas, se liman las asperezas de pasadas diferencias que la magnitud del despojo tiende a minimizar. Se va confluyendo a una unidad de los que se oponen a este gobierno. Por otra parte el terreno se limpia y va quedando claro quienes no se integran porque tienen otro proyecto de país, otra idea del lugar que deben ocupar los trabajadores.

Peronismo y macrismo

Aquel 17 de octubre de 1945, cuando Perón salió al balcón, se dirigió a la multitud y los llamó “Trabajadores”, desde ese momento surgió una forma de identidad, ese peronismo originario hizo un pacto implícito con las masas en tanto trabajadores con aspiraciones de dignidad y reconocimiento. Parece absurda cualquier otra Lealtad que no sea a esos valores.

Comentarios

Comentarios

Sergio Wischñevsky

Sergio Wischñevsky

Historiador, periodista y docente de la UBA. Columnista en Radio del Plata en el programa Siempre es hoy. en Radio Nacional en el programa Gente de a Pie y en La Liga de la Ciencia.

Hacé tu anotación Sin anotaciones