El rumbo Alberto: sí al aborto, no a la deuda ni a la extorsión judicial

Compartir

“Vengo a ratificar con mi presencia y mis palabras el compromiso de cambiar el rumbo que nuestro país venía transitando”, dijo el presidente Alberto Fernández. Nunca más deuda externa, reforma judicial para terminar con los sótanos de la democracia y legalización del aborto para que no hayan más muertes por abortos clandestinos, fueron algunas de sus muchas definiciones. Los primeros 81 días en el cargo contados en primera persona.

 


FOTOS: ZAHIRA RIVERO NORTE

Pasadas las 9.30 de la mañana del domingo militantes políticos y agrupaciones sociales comenzaron a llegar y a ubicarse en la Plaza del Congreso. La temperatura a esa hora ya rondaba los 30 grados, pero cantaban y bailaban al ritmo de los bombos en un clima festivo. Junto a las banderas políticas y las banderas argentinas, los pañuelos verdes de la campaña por el aborto legal eran los protagonistas: atados en las muñecas, en las mochilas o en los cuellos. En la puerta del Congreso de la Nación dos grandes pantallas- y otras dos a la mitad de la Plaza- mostraban lo que ocurría en el recinto. Desde allí seguieron con detenimiento el discurso del presidente Alberto Fernández en la apertura de las sesiones legislativas de 2020.

En el interior del Congreso, los diputados llegaban de a poco, hablaban con la prensa y ocupaban sus bancas. Uno de los primeros en llegar fue el diputado de Mendoza José Luis Ramón, del bloque Unidad y Equidad Federal, quien dijo a Nuestras Voces que tenía gran expectativa por escuchar el Plan que iba a traer el presidente Fernández al Congreso para sacar a la gran cantidad de argentinos que hoy están en la pobreza. “El presidente hoy tiene una oportunidad histórica para mostrarnos el camino en que todos podamos estar subidos al carro del progreso”.  

En igual sentido, minutos antes de entrar al recinto en el salón de los pasos perdidos, Fernanda Vallejos, diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, dijo a este medio que “estamos a las puertas de una etapa refundacional de la Argentina. El gobierno recibió un país devastado de manos de Mauricio Macri y estamos en un momento en que empieza una etapa diferente de pleno despliegue de la política económica y en un marco de autonomía que desde hace tiempo que no teníamos”.

Cerca de las 10:50 la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner llegó al Congreso desde su casa en el barrio porteño de Recoleta. Bajó de un auto blanco y subió las escalinatas de la puerta principal en donde saludó a la multitud que la aplaudía y coreaba su nombre. Casi 20 minutos después, 11:12, entró al recinto acompañada del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Tras dar el inicio a la sesión, los legisladores cantaron el himno, votaron la conformación de comisiones y la vicepresidente convocó a un cuarto intermedio para esperar el arribo del presidente.

A las 11:40. Alberto Fernández llegó junto a su pareja  Fabiola Yáñez, al helipuerto de Casa Rosada. Minutos después se subieron a un auto y se dirigieron a la explanada del Congreso por Avenida de Mayo que estaba vallada. Miembros de distintas agrupaciones que integran el Frente de Todos, la CGT, la CTA Autónoma,  la CTA de los Trabajadores y ciudadanos sueltos los acompañaron durante el trayecto. Entre la multitud se vio a un muñeco de Zamba, el emblemático personaje de Paka Paka que había desaparecido de la tv durante el macrismo, con un mensaje escrito en la mochila que decía «Volvimos», y un pañuelo verde atado atrás.

Mientras, en el recinto los diputados se terminaban de acomodar al igual que los invitados entre los que estaban las madres y abuelas de Plaza de Mayo Nora Cortiñas, Taty Almeida y Estela de Carlotto; ministros y funcionarios del gabinete nacional; gobernadores y el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y legisladores. El diputado nacional Máximo Kirchner y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof -quien postergó el inicio de las sesiones en Provincia  para poder estar presente en el Congreso – aprovecharon la pausa para tomarse una selfie.

Consultada por sus expectativas sobre el año legislativo, la diputada nacional Gabriela Cerruti dijo que esperan «avanzar con todas aquellas leyes que nos lleven a mayor inclusión, e igualdad y aquellos temas que se vienen postergando como la ley por el aborto legal, seguro y gratuito”. Por su parte, el jefe de la bancada de Juntos por el Cambio, Mario Negri, dijo que espera que en este 2020 “imaginemos un país donde el consenso no sea una declaración, que se pueda llevar a adelante y dejemos de echarnos culpas y pensemos en cómo construimos un futuro mejor”.

Pasadas las 12, Alberto Fernández ingresó a la Cámara de Diputados. Entre aplausos se escuchó clásico cántico que se popularizó en la campaña: “Alberto Presidente, Alberto Presidente”.

En su mensaje ante la Asamblea Legislativa, el presidente resaltó cuáles serán sus prioridades durante su primer año de gestión. “Vengo a ratificar con mi presencia y mis palabras el compromiso de cambiar el rumbo que nuestro país venía transitando”, destacó.

La herencia y los primeros 81 días

Durante el primer pasaje de su discurso, Fernández  habló sobre el estado en que recibió el país y calificó de “extremadamente delicada” a la situación de la Argentina que dejó Mauricio Macri: “Un país dañado en su tejido social y productivo con su alma herida por divisiones profundas”. 

No fue muy extenso en la descripción de la crisis que recibió como herencia pero subrayó que “soportamos un nivel de inflación récord de 53,8% durante 2019. Debemos enfrentar una deuda pública también récord en monto y concentración temporal de vencimientos. Sólo en 2020 los vencimientos de capital representan 48.968 millones de dólares. A ello deberíamos adicionarles 14.838 millones de dólares en concepto de intereses de esa deuda. La desocupación trepó al 9,7 %, destruyendo más de 240.000 empleos privados entre 2015 y 2019″.

Luego se centró en la importancia de la unidad de todos para lograr sortear esos problemas:“ No busco revanchas. Necesito que todos asumamos la verdad que nos toca. Solo así dejaremos de ser esclavos de las fracturas que nos desunen. ‘El punto de partida de esta construcción social no puede ser otro que el reconocimiento del punto exacto donde nos encontramos’, nos enseñó alguna vez Néstor Kirchner», aseguró.

Hizo un racconto de las medidas que impulsó desde el comienzo de su gestión, que tuvieron objetivo ocuparse “antes que nada de los que han sido olvidados”.  Explicó que “el preámbulo” del nuevo “contrato de ciudadanía social consiste en detener la caída de argentinos en la pobreza, en tranquilizar la economía para recuperar el trabajo y recomponer los ingresos de quienes menos tienen”.  En tal sentido, destacó la sanción de la Ley de Solidaridad social y Reactivación Productiva.

Señaló aquellas iniciativas que se tomaron carácter urgente desde el inicio de la gestión que estuvieron destinadas a recomponer la capacidad de consumo de los sectores más desprotegidos. Entre ellas la implementación de la tarjeta AlimentAR,  el salario mínimo y uniforme para los trabajadores del sector privado, los aumentos al sector Estatal, a las Fuerzas Armadas y Seguridad. También el Bono de Emergencia de $5000 para jubilados en enero y diciembre y el subsidio extraordinario de $2000 de diciembre para cada hijo de la titular de la asignación universal por hijo.

Otra medida que destacó fue la baja de la tasa de interés en los créditos del Anses y la disminución de la tasa de interés de las tarjetas de crédito. En menos de 3 meses, “la tasa de interés bancaria se redujo del 63% al 40% establecimos una moratoria de la AFIP para pymes monotributistas y entidades sin fines de lucro y se dispuso una nueva línea de créditos del Banco Nación para pymes, decretamos la doble indemnización para los despidos sin causa y relanzamos el programa de precios cuidados”, detalló.

“Nunca más al endeudamiento”

Fernández se refirió a los encuentros que tuvo este año con distintos mandatarios del mundo, quienes apoyaron a su gobierno en la renegociación de la deuda externa argentina. “Los líderes de Israel, España, Francia, Italia y Alemania manifestaron su posición de acompañar la voluntad argentina de encarar una salida a la encrucijada del endeudamiento externo. El propio Fondo Monetario Internacional ha señalado que la deuda argentina no es sostenible”.

Además, le dedicó un agradecimiento especial al papa Francisco, quien ante los líderes de las finanzas internacionales, “volvió a enfatizar su llamamiento a construir una una economía con alma. Se trata –dijo- de ser capaces de sacarnos las escamas de los ojos y de los corazones, para ver con una nueva luz estas realidades de codicia e injusticia que claman a la tierra”. 

Señaló que “algunos piden más ajuste. Más ajuste lleva a más recesión, a menos oportunidades, a más pobreza, desigualdad y más exclusión. No vamos a pagar la deuda a costa del hambre y la destrucción de los sueños de los argentinos y las argentinas”.

En cuanto a las negociaciones con el FMI, contó que vienen trabajando con las  autoridades del Fondo “en forma constructiva” y que reconocieron lo grave que es la situación económica. “Hay un creciente entendimiento mutuo en una crisis en la cual todas las responsabilidades son compartidas por el gobierno que presidio al nuestro, por los bonistas y por el mismo Fondo.” 

Reforma Judicial Federal

En su discurso de asunción en diciembre, el presidente había hecho hincapié en la necesidad que hacer una transformación profunda en el sistema judicial. En esta ocasión anunció un “reordenamiento de la justicia Federal” para evitar “el cajoneo de expedientes y la activación de causas en función de los tiempos políticos”. Confirmó que enviará una ley para un nuevo sistema acusatorio a nivel penal. 

“Venimos a ponerle fin a la designación de jueces amigos, a la manipulación judicial, a la utilización política de la justicia y el nombramiento de jueces dependientes de poderes inconfesables de cualquier naturaleza”, afirmó y focalizó en la lucha contra el narcotráfico y la trata de personas.

Otro aviso relevante que hizo es que propiciará la creación de un nuevo Fuero Federal Penal, “que unificará a fueros penales que hoy tienen jurisdicción en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

En tanto, Fernández propuso abrir un debate respecto a una mejor democracia. “Apostamos a una democracia profunda y una mejor calidad institucional.Tenemos la decisión Irreversible de terminar para siempre para siempre con los sótanos de la democracia”, indicó al resaltar la intervención a la Agencia Federal de Inteligencia. 

Así adelantó que en pos de “reponer el orden” lanzará esta misma semana un DNU “que modifique la Ley de Inteligencia para impedir a los organismos inteligencia y a sus miembros realizar tareas represivas, poseer facultades compulsivas, cumplir funciones policiales o desarrollar tareas de investigación criminal como auxiliares de la justicia”. 

A ésto último se sumó que dio a conocer que ordenó a la AFI desclasificar los testimonios secretos brindados por agentes de inteligencia en los juicios en los que fuera investigado el hecho y la responsabilidad de funcionarios del Estado en el encubrimiento del atentado a la AMIA.

La maternidad será deseada

Uno de los anuncios más esperados para el inicio de las sesiones ordinarias en el Congreso fue sin dudas el envío del proyecto de ley para la Interrupción Legal del Embarazo (IVE), que el presidente ya había anticipado en febrero. En su discurso confirmó que ingresará en los próximos 10 días para que se discuta en el recinto. Así, por primera vez en la historia de nuestro país el ejecutivo enviará una ley propia que saqué de la clandestinidad a la práctica del aborto que por ser ilegal genera miles de muertes de  mujeres y otros cuerpos gestantes en nuestro país.

«El aborto sucede, es un hecho. Un estado presente debe proteger a los ciudadanos en general y obviamente a las mujeres en particular. En el siglo XXI toda sociedad necesita respetar la decisión individual de sus miembros a disponer libremente de sus cuerpos. Por eso, dentro de los próximos 10 días presentaré un proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo que legalice el aborto en el tiempo inicial del embarazo y permite a las mujeres acceder al sitio cuando toman la decisión de abortar», dijo.

Se trató de uno de los momentos más conmovedores de la jornada. Varias diputadas y diputados que llevaban el pañuelo verde en su muñeca o en su banca se pararon a aplaudir la iniciativa presidencial.

Una vez finalizada la sesión, en la salida del Congreso, sobre la calle Rivadavia, varias de las “diputadas sororas”, como se autodenominaron quienes motorizaron la media sanción del proyecto en el 2018, se abrazaron y comentaron la emoción que les producía que se vuelva a discutir el tema, esta vez con el respaldo del presidente. Una de ella, Victoria Donda, actual titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) dijo a Nuestras Voces que esperaba “que por fin los representantes legislativos puedan reconocernos a  las mujeres el derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos y poder acceder a la salud pública para hacerlo”.

En tanto, desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Seguro y Gratuito celebraron las palabras del presidente. Recordaron a través de un comunicado que también presentaron un proyecto de IVE en 2019, que están a la espera de su debate y resaltaron que los argumentos que expuso el presidente ante la Asamblea Legislativa “fueron generados, construidos, instalados y difundidos por todo el movimiento de mujeres y feminista de nuestro país”.

Además del proyecto para legalizar el aborto, Fernández dijo que enviarán otro proyecto de ley que “instaure el plan de los mil días para garantizar la atención y el cuidado integral de la vida y la salud de la mujer embarazada y de sus hijos e hijas en los primeros años de vida».

En ambas iniciativas se encuentra ya  trabajando el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación junto a la Secretaría Legal y Técnica y el Ministerio de Salud. En ese contexto, la ministra Elizabeth Gómez Alcorta, sostuvo: “Estamos construyendo un Estado presente, que se hace cargo de sus obligaciones y que acompaña a todas las mujeres y personas gestantes en las decisiones sobre sus proyectos de vida. Estoy muy emocionada. Estamos haciendo historia”.

Derechos Humanos

En cuanto a derechos humanos, el Presidente reveló que encontraron un panorama de desidia y abandonó. “La gestión anterior dejó sin responder al menos 120 casos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; el 75% de esos casos tienen el plazo de respuesta vencido. Cuando el Estado no responde algunas de esas peticiones las consecuencias pueden incluir la pérdida del derecho de defensa, graves perjuicios económicos o una situación de riesgo para la integridad física de alguna víctima sin atender», explicó.

Adelantó que se abrirá un nuevo espacio de memoria en el centro clandestino de detención de El Campito, en Campo de Mayo. Además, resolverá la falta de fondos para el Archivo Nacional de la Memoria y el Equipo Argentino de Antropología Forense, y el Estado recuperará el rol activo en el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad.” Queremos asegurar con celeridad el papel que históricamente le correspondió al Estado en cuanto responsable de las políticas públicas que garantizan el proceso de Memoria, Verdad y Justicia”.

Medicamentos y  Salud

El primer mandatario destacó el relanzamiento del plan Remediar. «Cumpliendo con mi promesa electoral garantizamos el acceso gratuito de medicamentos esenciales a más de 5000000 de jubilados y jubiladas». 

De tal modo, resaltó que su gobierno acordó «una rebaja del 8% en los precios de los medicamentos en Farmacias comerciales». También celebró que se pudieran liberar rápidamente «más de 12 millones de vacunas que estaban retenidas desde hacía meses en la aduana».

Desarrollo productivo y ley de Economía del Conocimiento

El Presidente dijo que le propondrá a la Nación “un conjunto de acciones colectivas para el período 2020-2021” relacionados a la recuperación de la capacidad productiva del país. En ese marco, aseguró que su gestión inició “una renovada batalla nacional por el gas y el petróleo”, al anunciar que enviará un proyecto de ley “para el desarrollo del sector hidrocarburífero y minero, que promueva y estimule la inversión nacional e internacional en el sector y facilite el desarrollo de la cadena de valor Industrial tecnológico y de servicios”.

Otro proyecto tendrá que ver con los “sectores intensivos en el conocimiento”. Fernández confirmó que enviará una modificación de la ley de economía del conocimiento que incorporará “una perspectiva de género y federal para la generación de empleo”. 

“Para aumentar las capacidades de investigación y desarrollo y la sustentabilidad ambiental en el sector productivo necesitamos potenciar nuestro sistema de ciencia y tecnología comenzamos en los primeros días ampliando los ingresos al Conicet y aumentando sustancialmente los montos de las becas de nuestros jóvenes”,  destacó.

En el final de su discurso, el presidente apeló nuevamente a la unión de todos más allá de los colores políticos: “Entendamos, de una vez y para siempre, que en las crisis las banderías políticas deben ceder” y cerró con una frase del ex presidente Juan Domingo Perón: “Para un argentino no puede haber nada mejor que otro argentino”. Convocó a todos los argentinos a ser parte de la solución.

Después de las 14  la gente se dispersaba en la Plaza de los dos Congreso. Los militantes enrollaron las banderas y por las calles de los costados encararon el camino de regreso a sus casa a terminar de disfrutar su domingo de sol.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/05/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto