Evo modelo 2019

Compartir

El primera mandatario boliviano supera en las encuestas por once puntos al ex presidente provisorio Carlos Mesa, también candidato para las próximas elecciones presidenciales. Sin embargo, esos sondeos no vaticinan un triunfo en primera vuelta. ¿Cuál es la nueva agenda de reformas que plantea Evo Morales a la ciudadanía? ¿Cuáles son los secretos del milagro económico boliviano? ¿Por qué la OEA avala el proceso electoral y frustra la posibilidad de un golpe político a la venezolana? Fotografías de Santiago Vivacqua desde Bolivia.

2019-06-21 año nuevo Andino Amazónico y del Chaco en tiwanaku, Bolivia. Foto: Santiago Vivacqua.

El Secretario General de la OEA Luis Almagro recibió el embate físico de tres senadores bolivianos opositores cuando el titular del organismo interamericano, a pesar de ser muy crítico de un gobierno aliado al de Evo Morales como el venezolano, explicitó a los legisladores que los comicios nacionales de octubre eran, según su criterio, legítimos porque están amparados en un “fallo constitucional”. La oposición boliviana y un grupo Comités de Ciudadanos emplazados en los departamentos ricos orientales vienen denunciado la ilegalidad de los comicios porque alegan que un plebiscito rechazó a Evo Morales la posibilidad de ir por una nueva reelección. El 10 de junio pasado realizaron una marcha contra la corte electoral que autorizó la candidatura y quemaron ataúdes con las caras del presidente y el vicepresidente de Bolivia.

Foto: Santiago Vivacqua

Es más, a inicios de año, un grupo de diputados solicitó a pares de la bancada republicana estadounidense que soliciten una intervención de su país para impedir “la expansión de la dictadura castro chavista” en Bolivia. Por lo tanto, el aval de Almagro al cronograma electoral boliviano hizo trinar a los aspirantes que buscan cortar con la seguidilla de triunfos del primer mandatario indígena en el país del altiplano. “El Secretario General de OEA reconocido por aplicar la Carta Democrática Interamericana ha estado en Bolivia para respaldar la criminal candidatura de Evo Morales. Una acción llena de contradicciones, un turbio aval que desfigura al Secretario Almagro, que liquida la credibilidad de la OEA y que hace urgente un esclarecimiento internacional”, bramó, a modo de ejemplo, Carlos Sánchez Berzain, Director del Director del Interamerican Institute for Democracy.

Foto: Santiago Vivacqua

En paralelo, el arco opositor boliviano recibió otra mala noticia. La firma Tal Cual elaboró para el diario La Razón el primer muestreo exhaustivo del escenario nacional en pos de medir la intención de voto de los principales candidatos. En resumidas cuentas, en lo que ya parece ser una carrera de dos, el actual Jefe de Estado aventaja por 11 puntos –38% a 27%– a Carlos Mesa, un catedrático que ocupó la presidencia de su país a lo Eduardo Duhalde; es decir, estuvo en el Ejecutivo tras una renuncia del primer mandatario forzada por una pueblada que fue liderada, entre otros referentes sociales, por Evo Morales.

Sesion en el senado. Foto: Santiago Vivacqua

Mesa propone un programa de centro y se presenta como una figura post partidaria, algo así como un Roberto Lavagna, aunque con más conocimiento técnico en el ámbito de la diplomacia, que hastiado, “del personalismo estatista de Evo” renuncia a su buen pasar para ordenar un sistema republicano intoxicado por las supuestas malas prácticas de la política. Por el momento, ese enfoque emergente anti Evo –hasta el momento Morales disputó comicios contra candidaturas de corte más neoliberal– le permite a Mesa disputar un hipotético ballotage.

Sesion en el senado. Foto: Santiago Vivacqua

Evo Morales y su Vicepresidente Álvaro García Linera van por un nuevo mandato. En lo concreto, plantean más continuidad que cambio. No optan por este enfoque por cerrazón. La economía viene presentando índices que harían empalidecer de vergüenza al equipo de Cambiemos: inflación anual que no llega a los dos dígitos, dólar estable en los últimos seis años, un crecimiento de la economía cercano a los cinco puntos en la última medición. Esos estándares ya forjaron un título en la literatura económica: “el milagro boliviano”.

Foto: Santiago Vivacqua

El artífice de ese modelo con intervención estatal, captura de inversiones externas y mercado interno vigoroso es Luis Arce, el histórico ministro de Economía de Evo Morales que volvió meses atrás al gabinete tras una enfermedad que lo alejó del cargo. “Se suele atribuir parte del éxito económico de Bolivia en el último tiempo a las ‘Arcenomic’, en alusión al economista que diseñó el modelo de desarrollo del país. El modelo boliviano considera la existencia de dos sectores. Uno de ellos es el ‘generador de excedentes’, compuesto por las industrias petrolera, minera y eléctrica. El otro sector, en cambio, es el ‘generador de ingresos y empleos’ y lo conforman las industrias manufactureras, agropecuarias, la construcción y el turismo. El modelo se basa en la toma del primer sector por parte del Estado y en la transferencia de los excedentes de este al segundo sector por la vía del gasto público y la redistribución económica –es decir, de la ampliación de la demanda”, explica el escritor y periodista Fernando Molina en un recomendable artículo titulado Bolivia: De milagros y talones de Aquiles.

2019-06-21 año nuevo Andino Amazónico y del Chaco en tiwanaku, Bolivia. Foto: Santiago Vivacqua

“Hasta 2011, el tipo de cambio fluctuaba libremente, así que la valorización dio al público la señal de que tener dólares significaba perder dinero. Luego el gobierno estabilizó el tipo de cambio en 6,96 bolivianos, que es el precio fijo del dólar desde 2011. Si se toma en cuenta la inflación, esto implica que con el transcurso del tiempo cada dólar puede comprar cada vez menos cosas dentro del mercado interno. Estos estímulos cambiarios se complementaron con un mayor encaje bancario en dólares y la transformación del Impuesto a las Transacciones Financieras, a fin de que solo gravara a las operaciones en moneda extranjera”, explica Molina la dinámica cambiaria de un país donde el precio del dólar no es parte de la agenda informativa.

2019-06-21 año nuevo Andino Amazónico y del Chaco en tiwanaku, Bolivia. Foto: Santiago Vivacqua

En diálogo con Nuestras Voces, Alfredo Serrano Mancilla –Director del Centro de Estudios latinoamericanos CELAG, que cuenta con la participación en sus filas del ex presidente ecuatoriano Rafael Correa–, analiza las claves principales de un comicio que transcurrirá en paralelo al argentino, ya que sus convocatorias apenas difieren en una semana (en Bolivia se celebran el 20 de octubre). “En términos políticos creo que Evo Morales buscará en su próximo mandato contener a la clase media de origen popular. Esa población exige la concreción de medidas que atiendan más al bienestar social. Su interés no está puesto en la gran mejora que hizo Evo de la macroeconomía porque no tienen urgencias de bolsillo, pero sí ansían mejores servicios y ciudades más seguras y cómodas. Sin embargo,  una encuesta que hicimos para Bolivia empieza a registrar una valoración positiva en alza de los sectores medios urbanos hacia el gobierno. Que es una franja social nueva, emergente, surgida gracias al proyecto de cambio del MAS”, comienza advirtiendo Serrano Mancilla.

Foto: Santiago Vivacqua

Sobre el reconocimiento internacional dado por el número uno de la OEA al proceso electoral Serrano Mancilla opina que: “El visto bueno de Almagro visibiliza que Bolivia juega con inteligencia en un marco geopolítico regional complejo. Evo necesita ampliar su agenda de interlocución zonal en un escenario latinoamericano sensible. Así como Bolivia tuvo un diálogo cordial con la Unión Europea para que puedan participar como veedores de la elección, Evo abrió esa participación a la OEA, y no por eso cedió soberanía. Y hace bien en hacerlo porque una parte de la oposición buscará desconocer los resultados de octubre. Hay mucho ruido al respecto. El presidente del Comité Cívico de Santa Cruz ya le solicitó a la Cancillería de Brasil que no reconozca el escrutinio nacional. Evo busca, entonces, que el voto de los bolivianos sea respetado por los organismos internacionales, y eso lo ha logrado con el reconocimiento de Almagro a los comicios”.

Foto: Santiago Vivacqua

Por último, Serrano Mancilla aporta un dato significativo producto de un trabajo de campo elaborado por CELAG en Bolivia: “gracias a la nacionalización de las empresas petroleras el gobierno del vecino país capturó en una década una riqueza equivalente al valor comprendido en el volumen de dos PBI”. En ese sentido, el referente de CELAG concluye que: “A mi juicio en su próximo mandato Evo seguirá el proceso de industrialización. Además buscará seguir demostrando que, una vez logrado la recuperación por parte del Estado de los sectores estratégicos de la economía, además de haber dado muestras de una buena gestión, la nueva presidencia de Evo buscará profundizar la incorporación de valor agregado a la cadena productiva local”.

Foto: Santiago Vivacqua

Este viernes Evo Morales participó de la ceremonia del Año Nuevo Andino Amazónico y del Chaco en la localidad de Tiahuanacu, en La Paz acompañado de autoridades y miembros de la comunidad. La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó, por unanimidad, la propuesta de Bolivia de reconocer cada 21 de junio como el “Día Internacional de Celebración del Solsticio”. “Celebramos unidos el Año Nuevo Andino Amazónico y del Chaco, ritual milenario; de integración de los pueblos libres de Abya Yala, ahora reconocido por la #ONU como Día Internacional de la Celebración del Solsticio. Con el nuevo ciclo renace la esperanza de nuestra querida Bolivia”, escribió el jefe de Estado en su cuenta Twitter.

Comentarios

Comentarios

Emiliano Guido

Emiliano Guido

Periodista especializado en política internacional. Forma parte del Programa de Integración Regional y Financiamiento para el Desarrollo en Fundación SES (Argentina). Ganador del Premio José Martí (2006) otorgado por la agencia Prensa Latina.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 20/10/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto