Femicidios: la violencia contra las mujeres continúa siendo alarmante en nuestro país

Compartir

Pese a los grandes avances producto por la lucha de las mujeres, las cifras de los femicidios en nuestro país no disminuyen y las modalidades se hacen cada vez más cruentas. La falta de intervención del Estado y el ajuste presupuestario durante el macrismo llevaron a una emergencia en materia de violencia de género.

Sonia Cerpa tenía 40 años cuando Valdir “El curero”  Prestes Barbosa, de 34, decidió quitarle la vida delante de sus hijas, de 3 y 6, el pasado martes en el paraje rural Dos Hermanas de Bernardo de Irigoyen, en Misiones. El hombre, con quien Sonia había tenido una efímera relación amorosa, apareció esa mañana en la chacra donde ella vivía con su familia y como el viejo revólver que gatilló no funcionó la degolló y apuñaló con un cuchillo. Las nenas lograron escapar y se escondieron en el monte, en donde la policía las encontró 7 horas más tarde.  

A más de 1200 kilómetros de distancia, ese mismo martes, otras dos mujeres murieron víctimas de la violencia machista en Ingeniero Bunge, provincia de Buenos Aires: Marianela Lorelei Rivera, de 24 años, y su madre, María Laura Rivera, de 46 años. El principal sospechoso del doble femicidio es Miguel Alexander Sosa, ex pareja de joven, padre de su hijo, y quien había recuperado en octubre su libertad tras cumplir una condena por robo. El hombre sin mediar palabra habría disparado a madre e hija en la casa que ambas compartían. 48 horas más tarde, todavía más al sur del país, otra vez la barbarie: una mujer salteña de 45 años fue violada frente a su hijo de 4 años, al que luego mataron y tiraron por un acantilado en una playa santacruceña de Puerto Deseado. Ella sobrevivió al intento de femicidio gracias a que simuló que estaba muerta.

Se trata de 4 víctimas sólo en la última semana que engrosan una listas de femicidios que al parecer nunca desacelera en Argentina. Según el relevamiento del Observatorio “Mumala. Mujeres, Disidencias, Derecho”, en nuestro país hay una víctima de violencia machista cada 31 horas. Desde que comenzó el año  la organización de mujeres ya registró 37 femicidios, 21 en enero y 16 en febrero al que se le suma el reciente femicidio vinculado – aquellos asesinatos destinados a hacer daño a una mujer por ser de una persona cercana- del niño de Puerto Deseado.

El informe de enero elaborado por el Observatorio Mumala advierte que el 57% de esos femicidios fueron cometidos por las parejas y que el domicilio sigue siendo el lugar más inseguro para las víctimas de violencia de género: el 33% de las mujeres fueron asesinadas dentro de la vivienda compartida, el 19% en la casa de la víctima, el 14% en un descampado, mientras que el 9,5% en la vía pública y el 5% en la casa de un familiar o en un hotel alojamiento.

El primer femicidio del año se produjo el 1 de enero en un PH de Villa Devoto, en la Ciudad de Buenos Aires, Inés Adriana Caruso, de 56, fue encontrada asesinada a golpes sobre un colchón de una habitación. Por el crimen fue detenido su concubino, Iván Darío Díaz, quien tenía varias denuncias por violencia de género. Dos días después, en la localidad bonaerense de Ituzaingó, fue acuchillada Sabrina Vanesa Ovalle, de 35, quien trabajaba como cajera en un supermercado de la zona y fue atacada en la puerta de su casa por su ex pareja César Fernando Díaz. Seis mujeres fueron asesinadas en los primeros diez días del año, el resto en Salta, Santa Fe y Tucumán, de acuerdo a un relevamiento efectuado la una organización no gubernamental.

En tanto, para el Observatorio de violencia de género «Ahora que sí nos ven», de la organización Marea Feminista, una mujer fue asesinada cada 22 horas en enero. Contabilizaron 34 femicidios en el primer mes del año, 2 de ellos vinculados.

Los datos se desprenden del análisis de los diarios, del seguimiento de medios locales, regionales y nacionales de cada organización. Existen otros tantos que no llegan a los medios y no llegan a contabilizarse. Por eso se calcula que las cifras de femicidio en Argentina son mayores.

Es importante reflexionar en torno a que los femicidios son la punta del iceberg de los distintos tipos de violencias que reproduce el sistema cultural machista en el que vivimos”, explicaron desde el “Ahora que sí nos ven”.

Intentos de femicidios

Días atrás, Juan Manuel Ocampo violó la restricción de acercamiento a su ex y en la madrugada del 15 de febrero rompió la puerta de la casa de ella en Bariloche, Río Negro, luego la golpeó brutalmente y prendió fuego la vivienda. La mujer logró escapar a lo de un vecino y el hombre fue detenido minutos después. Es uno de los casos de intento de femicidio que se producen en nuestro país a diario y hasta el momento no eran contabilizados.

A partir de este año, el Observatorio Mumalá decidió empezar a registrarlos. Según sus datos en enero  fueron 19 los intentos y se espera la cifra  de febrero al finalizar el mes cuando publiquen los datos mensuales. “Decidimos sistematizar estos datos para tener más información para trabajar en la prevención de los femicidios”, aseguró Ferreira.

“El relevar también los intentos de femicidio apuntan a ir afinando un poco el lápiz para ver hasta dónde puede haber algún avance. Vemos que también esta la cifra me permite un poco más de movilidad en cuanto al análisis”, explicó y añadió que por el momento se encontraron con que “en muchos casos no se concreta el femicidio porque intervienen terceros”.

11 años de violencia que no cede

El próximo 11 de marzo se cumplen 11 años de la sanción de la Ley 26.485  de “protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres”. Pese a que pasó más de una década las organizaciones de mujeres siguen a la espera de presupuestos acordes, y con perspectiva de género, para la implementación de políticas públicas específicas para eliminar las desigualdades que sufrimos las mujeres y las disidencias.

El Observatorio Mumalá contabilizó que entre 2010 y 2019 en nuestro país se cometieron 2749 femicidios, un promedio de 275 muertes por año de mujeres de manera directa; travesticidios; mujeres y niñas víctimas de femicidios vinculados. A estos se suman otros 264 casos de varones y niños muertos a manos de un feminicida.

“Las cifras de femicidios en los últimos 10 años se vienen manteniendo. Si bien vemos que hay algunas fluctuaciones mes a meses en el general se mantiene el mismo número de víctimas y no se registran bajas significativas”, aseguró a Nuestras Voces Silvia Ferreira, coordinadora nacional Mumala .

Cabe recordar que durante 2019 murieron 327 mujeres por violencia de género y  que en diciembre pasado se produjo el registro más alto de este tipo de homicidios, con una mujer asesinada prácticamente cada día.

Cualquiera que ve las noticias hoy puede notar que las formas en que se llevan a cabo los femicidio son cada vez más cruentas. Los golpes lideran las metodologías de asesinato, seguidos por las armas de fuego, las armas blancas, el incineramiento, las torturas, el envenenamiento y las caídas de altura.

Un estado ausente  

La ausencia del Estado durante los últimos cuatro años se refleja en las cifras de la violencia. El 33% de esas mujeres asesinadas había denunciado a su agresor previamente y que 14% de esos hombres tenían restricción de contacto o perimetral.

En otros casos el femicida ya había estado preso por violencia de género. Carolina Cordero,  militante del Movimiento Nacional Indígena y compañera de Sonia Cerpa contó a este medio que el hombre que la mató tenía antecedentes penales. “Ahora nos enteramos que había estado preso en Brasil en 2016, por una violación. Lo dejaron entrar al país y cuando estuvo con Sonia habría sido violenta con ella y con sus hijos”.

Si bien la respuesta por parte de la justicia y los agentes de seguridad preocupa, Ferreira destacó que las mujeres recurrieron en mayor número  (un 20% más ) a hacer denuncias en 2015, año en que se realizó la primera marcha por Ni Una Menos y en 2018 (un 21% más) cuando miles salieron a las calles pidiendo por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito y la actriz Thelma Fardin hizo pública su denuncia por violación al actor Juan Darthés.

La anterior gestión, encabezada por Mauricio Macri, redujo al extremo el presupuesto destinado a combatir la violencia de género, que se convirtió en el área con mayor subejecución dentro del total de fondos nacionales destinados a políticas públicas para la mujer y en 2019 no llegó a ejecutarse ni el 10% .

Para octubre de 2019, el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM),  el entonces organismo rector de las políticas públicas para la igualdad de género, había ejecutado sólo el 7% del presupuesto destinado al Plan Nacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, Protección Integral y Articulación de Acciones Directas, según la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Además, de los 36 refugios para mujeres sobrevivientes de violencia machista que prometió hacer el Gobierno de Mauricio Macri entre 2017 y 2019, solo terminó  9,  de los cuales  8 habían comenzado a construirse durante el gobierno kirchnerista.

Por otro lado, en 2019, 384 niños, niñas y adolescentes se quedaron sin madre.

Si bien la Ley Brisa (Nº 27452), aprobada el 4 de julio del 2018, establece un régimen de reparación económica para ellos, hay muchos casos en los que no se complica el acceso a ese beneficio, por ejemplo porque el femicida no es el padre.

“Esta problemática amerita firmes, consensuadas, accesibles y sistemáticas acciones del Estado con presupuestos acordes para su puesta en marcha. Hoy urge la implementación federal del Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia Machista”, explican desde Mumala.

Con el cambio de gobierno, con la asunción de Alberto Fernandez, y la creación por primera vez de un ministerio de Ministerio de las Mujeres Géneros y Diversidad, a cargo de Elizabeth Gómez Alcorta, se lleva a cabo una consulta con distintos organismos y agrupaciones que trabajan para prevenir y erradicar la violencia contra la mujer para elaborar un plan como dicta la ley.

“Creemos que nueva gestión va a otorgar prioridad a la lucha contra la violencia machista con recursos integrales, efectivos y sistemáticos. Nos convocaron a una reunión porque están diseñando un Plan que erradique la violencia en todo el país”, señaló Ferreira.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 29/03/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto