Fernández acordó con movimientos sociales una canasta alimentaria contra el hambre

Compartir

Luego de una reunión con el presidente electo Alberto Fernández en la que acordaron estrategias para combatir el hambre y poner en marcha la economía popular, los movimientos sociales anunciaron un sindicato único. “Lo que viene es el gobierno de todos ustedes, no de Alberto y de Cristina, vamos a resolver las cosas juntos”, dijo Fernández. Y agregó “la economía popular llegó para quedarse”. La canasta alimentaria, primer paso.

Después de haberse puesto la gorrita de Brian y respaldado así a una clase social discriminada, luego de haberse reunido con la CGT en medio del operativo para salvarle la vida a Evo Morales y criticar duramente la posición de Estados Unidos con respecto al golpe de Estado en Bolivia, el presidente electo Alberto Fernández estuvo los movimientos sociales para comenzar por el principio: el hambre. A menos de un mes de haber ganado las elecciones, Fernández ya puso en evidencia cuáles son las prioridades y los protagonistas de su futuro gobierno a partir del 10 de diciembre. Se diferencia en cada paso que da de su predecesor, Mauricio Macri.

En el día de ayer Fernández fue recibido por la mañana en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina por monseñor Jorge Lugones, obispo de Lomas de Zamora y titular de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social, en un encuentro del que participaron referentes de movimientos sociales, a quienes les detalló cómo será el programa de lucha contra el hambre. “Vine a escucharlos, como un compañero más, preocupado por lo que nos está pasando”, dijo Alberto Fernández para arrancar, algo que cayó muy bien entre los que estaban alrededor de la mesa en U.

“Lo que viene es el gobierno de todos ustedes, no de Alberto y de Cristina, vamos a resolver las cosas juntos”, manifestó el presidente electo, quien pidió “no tener miedo del debate que hay que dar” y aseguró que “la economía popular llegó para quedarse” y que “la gente necesita un horizonte de progreso”.

Participaron Emilio Pérsico (Movimiento Evita), Esteban Castro y Gildo Onorato (CTEP), Juan Carlos Alderete, Fredy Mariño y Luciano Álvarez (Corriente Clasista y Combativa), Daniel Menéndez, Néstor Moccia y José Oscari (Barrios de Pie), Dina Sánchez (Frente Darío Santillán), Juan Grabois y Jackie Flores (Movimiento Trabajadores Excluidos) y Rafael Klejser (Movimiento Popular La Dignidad).

El hambre, otra herencia maldita que deja Macri

Pero la noticia fuerte del convite fue que desde los movimientos sociales aseguraron que el próximo 7 de diciembre lanzarán el UTEP: Unidad de Trabajadores de la Economía Popular. El primer sindicato de esas características. Alberto se comprometió a estar presente en el acto, según confirmaron a Nuestras Voces.

Según varios de los referentes que participaron, la reunión fue amena, distendida. Para Dina Sánchez “fue un encuentro positivo. El presidente electo dijo que estaba preocupado por lo que está pasando en Argentina y nos convocó a trabajar juntos y juntas para resolver las cosas y coincidió con nosotros en que la economía popular llegó para quedarse”. Y agregó: “El pueblo tiene esperanzas y precisa ponerse de pie para salir del desastre económico y social que generó Macri. Esperamos que el nuevo gobierno pueda dar respuesta a esas enormes expectativas que tenemos los sectores populares”. 

El proyecto que plantearon Alberto Fernández y quien seguramente será el ministro de desarrollo Social, Daniel Arroyo, está basado en un conjunto de políticas para garantizar el acceso a los alimentos que incluya a los movimientos sociales en su capacidad de producir y distribuir alimentos de la canasta alimentaria. El famoso “Argentina contra el hambre” que tendrá un consejo integrado por distintos sectores: los que producen alimentos, universidades, entidades del agro, dirigentes sindicales y sociales. En este sentido desde los movimiento sociales vienen pidiendo al Estado que garantice los emprendimientos productivos y canales de comercialización alternativos para mejorar las condiciones de vida y generar un nuevo tipo de trabajo para sus integrantes.  En este esquema de “Argentina contra el hambre”, Arroyo confirmó también en el programa Crónica Anunciada que se emite por Futurock que será parte el conductor televisivo Marcelo Tinelli. 

“Le planteamos al presidente electo la necesidad de que se implementen políticas sociales que tengan que ver con el desarrollo de la economía popular, con las unidades productivas y esquemas de desarrollo que hemos generado en estos años. Encontramos una completa sintonía en el diagnóstico sobre la gravedad de la situación  social. Va a haber un acompañamiento pleno de nuestros movimientos populares al gobierno; nosotros sentimos que este será también un gobierno de los movimientos populares”, dijo al salir del encuentro Daniel Menéndez, de Barrios de Pie.

Sindicato de la economía popular

El plato fuerte que tenían preparado ayer por parte de los movimientos sociales y que se lo anunciaron a Alberto es el lanzamiento del UTEP: Unión de Trabajadores de la Economía Popular. El lanzamiento del gremio de los trabajadores populares—algo inédito hasta ahora—se estipula será unos días antes de la asunción de Fernández quien aseguró que estará presente en tal evento. Todavía se están discutiendo los detalles finales y burocráticos del curso legal. 

El proyecto de un sindicato único que reúna trabajadores de Movimiento Evita, Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y el Frente Popular Darío Santillán, principalmente, pero también de otras organizaciones, ya se viene gestando desde hace varios años, cuando los movimiento sociales se convirtieron en el principal motor de la resistencia del gobierno de Mauricio Macri. La idea fue penetrando con más fuerza el 1 mayo de 2018, cuando los movimientos sociales marcharon hacia el monumento al Trabajo y algunos referentes deslizaron desde el escenario la idea.

Gestión de Vidal: récord de chicos que pasan hambre en el Conurbano

“Esto será dar un paso más para seguir sintetizando las demandas comunes de la Economía Popular con una herramienta que represente la unidad de los movimientos populares en su pelea por el acceso a Tierra, Techo y Trabajo. La institucionalidad de un sindicato puede potenciar el nivel de diálogo con el Estado que los trabajadores aunados en los movimientos sociales mantienen”, habían dicho algunos dirigentes. 

Sin embargo, producto de la coyuntura social y política la idea mermó. Pero hace algunas semanas, sobre todo desde el triunfo electoral del Frente de Todos la idea del UTEP volvió a tomar forma y se espera que para el 7 de diciembre se lance formalmente con el objetivo de mostrar unidad de cara a la nueva etapa de la Argentina. Nadie tiene dudas de que el que encabezará el espacio sindical será el Gringo Castro, referente del Movimiento Evita, que se ganó legitimidad entre todos los referentes de movimientos sociales. Por caso, no es menor que el Gringo, junto a Méndendez de Barrios de Pie, estuviera la semana pasada en la sede de Azopardo en el encuentro del presidente electo en la CGT. Castro viene articulando, sobre todo, con el ex triunviro y sindicalista de peso, Juan Carlos Schmid.

Por caso, una de las posibilidades es que UTEP se incorpore a la CGT. Pero todavía para esa discusión, falta. Lo cierto es que ayer todos se fueron, al menos, esperanzado de tener otro vínculo con quién ocupará el Sillón de Rivadavia a partir del 10 de diciembre. 

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 13/12/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto