Flybondi no levanta vuelo

Compartir

Flybondi ya vendió más de 10 mil pasajes y muchos tienen origen en la base militar El Palomar. Debería comenzar a operar a fin de mes pero ayer el diputado Rodolfo Tailhade amplió una denuncia penal contra la empresa aérea, vinculada al Secretario de Coordinación Interministerial Mario Quintana, que logró la adjudicación de ochenta rutas gracias a “groseras irregularidades administrativas”. El diputado alertó que es ilegal que la base militar, entregada por el gobierno a las low cost, sea utilizada como aeropuerto comercial porque traerá problemas ambientales y de seguridad. La denuncia se suma a un amparo que días atrás frenó la construcción de la terminal.

En la página web de Flybondi ya están a la venta los pasajes para volar a partir del 9 de febrero con origen en Buenos Aires (EPA), Aeropuerto El Palomar. El Gobierno le otorgó la posibilidad de operar desde la base militar –junto a otra low cost– como si fuera una terminal comercial pero con el beneficio de que allí no pagarán las tasas aeroportuarias que se aplican en Aeroparque.

Sin embargo, este jueves el diputado nacional del FPV-PJ Rodolfo Tailhade amplió en Comodoro Py, en el juzgado a cargo de Sergio Torres, su denuncia contra esta empresa por las presuntas conductas delictivas cometidas en el trámite de autorización para operar como compañía aérea y el otorgamiento de rutas aéreas. El diputado sumó nueva información sobre “las groseras irregularidades administrativas en beneficio de la empresa”.

En esta denuncia, Tailhade afirmó que es “ilegal la autorización para que Flaybondi fije su base de operaciones y opere vuelos comerciales desde la Base Militar de El Palomar” y “es un enorme problema ambiental, sanitario y urbanístico” por tratarse de la instalación de un aeropuerto comercial en una zona densamente poblada, con varias escuelas, que pone en peligro la vida de miles de personas.

Según publicó el portal Letra P “uno de los dislates señalados por el legislador es que FlyBondi se había comprometido públicamente a invertir 30 millones de dólares en la remodelación de El Palomar, pero ese dinero finalmente será aportado por el Estado nacional”.

La denuncia también se refiere a las numerosas maniobras irregulares cometidas por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), el Ministerio de Transporte y el Ministerio de Defensa para posibilitar la incorporación del aeródromo de El Palomar al Sistema Nacional de Aeropuertos, proceso que culminó con la firma de un decreto en ese sentido por parte del presidente Mauricio Macri el pasado 22 de diciembre.

Vecinos de Hurlingham y organizaciones de Derechos Humanos presentaron a finales del año pasado un amparo contra la construcción de la terminal. Días atrás, la jueza de San Martín, Martina Forns, prohibió las obras hasta que la empresa Aeropuertos Argentina 2000 presente un estudio de impacto ambiental y el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) lo apruebe. En la presentación, los vecinos también alegan que la instalación del aeropuerto traerá problemas sonoros, ambientales y de seguridad. Pero además, destacan que El Palomar es un espacio de la Memoria porque ahí mismo funcionaba un centro clandestino de detención durante la última dictadura. Incluso, se encontraron polvorines con municiones y armas de guerra en las inmediaciones de la pista y del aeródromo, y este fue otro de los motivos por los que la jueza de San Martín decidió frenar la construcción del aeropuerto.

Esto no impidió que la empresa se adelante y comience con la venta de los tickets aéreos el 11 de enero pasado. Y tal como informó el diario Clarín “la primera aerolínea low cost de Argentina vendió más de 10.000 pasajes en sus primeras 24 horas de operaciones”.

Flybondi tenía previsto volar desde inicios de enero pero el parate judicial impidió el lanzamiento y aún no está claro si podrán hacerlo el 9 de febrero, tal como anuncian en su página web. En declaraciones a La Nación el Ceo de la empresa, Julian Cook, aclaró –para despejar dudas sobre su intención de comenzar a operar– que “si no es El Palomar, hay posibilidad de operar en otros aeropuertos de Buenos Aires”.

Un buitre socio de Macri para destruir Aerolíneas

El Presidente imputado

En febrero del año pasado, publicamos en este portal una nota en la que denunciábamos el plan de Mauricio Macri para destruir Aerolíneas Argentinas y favorecer al mismo tiempo, los negocios familiares y los de sus amigos. A raíz de esa investigación, el 1 de marzo el fiscal federal Jorge Di Lello imputó al Presidente, a su padre Franco, al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis y a varios empresarios beneficiados por la desrregulación. Carlos Cobas, Germán Efromovich, Carlos Benjamín Colunga López y Diego Martín Conlunga López, fueron algunos de los empresarios también imputados. Además, el titular de la ANAC, Juan Pedro Irigoin y el director nacional de Transporte Aéreo, Hernán Gómez, fueron investigados.

La causa se inició por una denuncia realizada por lo diputados Juan Cabandié y Rodolfo Tailhade por supuestas maniobras para favorecer “los negocios familiares” de Macri.

En ese momento la adjudicación de las rutas fue suspendida. El jefe de gabinete, Marcos Peña, Guillermo Dietrich, y el ministro de Turismo, Gustavo Santos, fueron los encargados de anunciar la suspensión de la concesión: “Hemos decidido enmarcar el proceso de aprobación en la nueva normativa que está por salir, que busca prevenir eventuales conflictos de intereses”, afirmó Dietrich, aclarando que se trataba de una expresa decisión del presidente pero omitiendo mencionar que tanto él como Macri estaban imputados por presunto tráfico de influencia y defraudación contra la administración pública por la asignación de dichas rutas aéreas a las dos empresas pertenecientes a la famiglia. Y que dieron marcha atrás luego de que sus abogados les advirtieran que podrían terminar procesados más temprano que tarde.

Pero finalmente, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) le otorgó 78 rutas a Flybondi el 13 de febrero de 2017 y el 26 de junio de ese mismo año el Ministro de Transporte Guillermo Dietrich autorizó la explotación de siete rutas más. La decisión fue comunicada a través de la Resolución 408-E/2017 del Ministerio de Transporte.

Escupir al cielo

La denuncia

El negocio consistió en vender la empresa familiar MacAir a Avianca pero según los registros de la Inspección General de Justicia y las publicaciones en el Boletín Oficial nunca existió un traspaso de acciones. Tal como denunciamos en Nuestras Voces sólo cambiaron el nombre y el domicilio. Luego, otorgaron las rutas aerocomerciales a las llamadas empresas low cost y entre las beneficiarias estuvieron Avianca (que recibió el 100 por ciento de las rutas solicitadas y Flybondi que recibió casi el 70 por ciento de lo pedido).

Pero las vinculaciones Mario Quintana con la empresa Flybondi pasaron desapercibidas inicialmente y fue por eso que Tailhade solicitó ampliar la primera denuncia presentada en el juzgado de Sergio Torres y requirió la imputación de Quintana, ex presidente de Farmacity (cadena de farmacias controlada por Pegasus).

Tahilade agregó elementos a esta denuncia a partir de las declaraciones exclusivas de Carlos Colunga en Nuestras Voces: “¿Por qué no miran Flybondi que se quedó con Miami, Nueva York, Beijing? Ahí está el negocio. No sé si está (Guillermo) Dietrich o (Mario) Quintana detrás de Flybondi como dicen, pero el verdadero negocio está ahí”, dijo el actual CEO de Avian y ex gerente de MacAir durante más de treinta años, también imputado en esta causa.

Un vuelo directo al juzgado para Quintana

En la ampliación de aquella denuncia el diputado señaló que “Flybondi en los papeles es FB Líneas Aéreas SA, propiedad de Richard Guy Gluzman, socio de Mario Quintana, el actual Secretario de Coordinación Interministerial. Gluzman es el ex vicepresidente del fondo de inversión “Pegasus” fundado por Quintana y ambos son socios y/o miembros del directorio de múltiples empresas como GSF SA, Aroma Cafe SA, Entertainment SA y Enflex SA”.

La denuncia también aclaró que desde marzo del 2016 Gluzman era Coordinador de Mejoras Continua en la Gestión, de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) y si bien esa secretaría dependía del Ministerio de Ambiente, el jefe de Gabinete, Marcos Peña solicitó a Mario Quintana su intervención para agilizar la gestión.

Flybondi es una aerolínea low cost creada en octubre del 2016 con el único objetivo de participar de la licitación de nuevas rutas aéreas y logró llevarse casi el 70 por ciento de los destinos solicitados: de las 99 pedidas, se le asignaron unas 69, entre las que se encuentran las más “atractivas” y disputadas por las firmas, lo que despertó la atención de la Junta Asesora del Transporte Aéreo (JATA). Al momento de su creación contaba con un capital social de seis mil dólares.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones