Un Franco salvavidas de plomo

Compartir

Los documentos presentados por Franco Macri, supuestamente para desvincular a su hijo de las empresas offshore del grupo, perjudicaron a Mauricio Macri. Una ampliación de la denuncia contra el Presidente por el lavado de 9,3 millones de dólares  fue presentada a partir de esos papeles.

img_6611
Foto: Joaquín Salguero

La documentación presentada por Franco Macri ante la Justicia para intentar desvincular a su hijo Mauricio de las denuncias por las empresas offshore, lejos de ayudarlo, se puede terminar convirtiendo en un salvavidas de plomo. El juez Sebastián Casanello recibiró ayer una ampliación a la denuncia contra el Presidente basada, justamente, en los papeles que su padre acercó recientemente al Juzgado Civil 104.

“Si la intención de Mauricio Macri es negar su participación en la sociedad Fleg Traiding LTD, las “pruebas” que muestra su padre, no lo eximen, sino que por el contrario lo comprometen”. Esa es la interpretación con la que el diputado neuquino del FpV, Darío Martínez, argumentó su ampliatoria a la denuncia judicial contra Macri por el presunto lavado de 9,3 millones de dólares.

Para el dirigente del kirchnerismo, los papeles de Franco certificarían que el mandatario argentino “integraba el directorio” de la offshore al momento de la polémica operación millonaria.

Es un nuevo texto que se suma a la causa original radicada en el juzgado de Sebastián Casanello y que tiene al fiscal Federico Delgado a cargo. El Diputado Martínez había presentado ya una primera ampliación a mediados de mayo en la que advertía sobre una posible maniobra de lavado y pedía a la Justicia que obligue al Banco Central a revelar los movimientos bancarios de Macri.

La denuncia en concreto es por una posible “maniobra de lavado de dinero, por un monto aproximado a los 9,3 millones de dólares”, en la que el eje central de la operatoria sería la firma Fleg Traiding, pero que incluye una red empresarial que se extiende por Argentina, Brasil, Bahamas y Panamá. Tras la filtración de Panamá Papers, el Presidente apareció como director de esta firma offshore, que es clave para comprender la expansión del holding familiar en Brasil, específicamente con el servicio de “Pago Fácil”.

El frente judicial parece cada vez más complicado para el primer mandatario argentino. Esta semana se conoció a su vez que doce de sus empresas no presentaron sus balances ante la Inspección General de Justicia, lo que se suma a las inconsistencias y supuestos errores en sus declaraciones.

Además, se supo que hay otra media docente de firmas en paraísos fiscales vinculadas directamente a la familia Macri que están actualmente vigentes, de acuerdo al propio Registro Público de Panamá.

Específicamente Fleg Traiding, se creó en Bahamas en marzo de 1998, con un capital inicial de 5 mil dólares, y con Francisco, Mauricio y Mariano Macri como directores. Así consta en su Estatuto Constitutivo.

Hasta ahora, la versión de Presidencia intenta descargar toda la responsabilidad sobre la figura de Franco Macri, desligando al mandatario de los manejos empresariales en paraísos fiscales. Sin embargo, de acuerdo a la ampliatoria del Diputado Martínez, los mismos documentos con los Franco quiso profundizar esa estrategia terminarían de comprobar la responsabilidad de Mauricio.

El padre del Presidente, según el texto judicial, sumó al expediente que se tramita en el Juzgado Civil 104 un documento del 15 de octubre de 1998 en el que consta “que los Directores Francisco Macri, Mauricio Macri y Mariano Macri designan a otras personas en su reemplazo como Directores de la Compañía”.

De este punto en particular se tomó el Diputado del FPV para denunciar que se “reafirma la presunción inicial de que Directorio y Accionistas son las mismas personas”.

“Francisco, Mauricio y Mariano Macri al ejercer su poder de designar nuevos directores están haciendo uso del poder de la asamblea de accionistas que en cualquier sociedad nombra o renueva los directorios”, advierte la ampliatoria que se iba a presentar este miércoles en el Juzgado de Casanello a la que tuvo acceso Nuestras Voces.

Pero la prueba de Franco para desvincular a su hijo tiene una segunda implicancia impensada: “el Acta de designación de nuevos directores está fechada el 15 de octubre de 1998. Por ende, del 31 de marzo de 1998 al 15 de octubre de 1998, Mauricio Macri (además de accionista) fue miembro pleno del Directorio de FLEG TRADING LTD y le caben todas las generales de la ley”.

Si este punto se probara, el Presidente quedaría todavía más vinculado a las presuntas maniobras de lavado de dinero por 9,3 millones de dólares. Sucede que casi un mes antes del documento aportado por Franco, el 21 de septiembre de 1998, Socma vendió a Fleg Traiding su participación accionaria en Owners do Brasil por unos 9.341.000 dólares.

Y el 30 de septiembre de 1998 los socios de Owners, (que no eran otros que Fleg y Socma) votaron una reducción de aproximadamente 8,5 millones de dólares, “entregando a título de devolución de parte del Capital Social de forma proporcional a la participación societaria, a los socios accionistas los derechos de crédito que la sociedad posee emanados del contrato de convenio celebrado el día 6 de mayo de 1996 y agregados posteriores, con la empresa HOTEL NURAGHE PORTO ROTONDO SPA”.

Según el Diputado Martínez, la “prueba” aportada por Franco, “certifica que en el momento de estos hechos, donde presumimos una maniobra de lavado de dinero por 9,3 millones de dólares, Mauricio Macri integraba el Directorio de Fleg Traiding”.

Además, la nueva ampliatoria presentada en el Juzgado 7 también señala: “no excluimos que Fleg haya realizado otras operaciones en Brasil u otro país y su patrimonio exceda largamente lo que hasta hoy podemos probar”.

 El excel de Carrió

El otro punto de esta presentación del Diputado Martínez refiere a inferencias deducidas de la documentación que el Gobierno dio en exclusiva a Elisa Carrió, como veedora de la moral nacional, y que la Diputada presentó en un móvil del Grupo Clarín.

En esa oportunidad se alcanzó a leer en un excel el monto de capital accionario del cual era propietario Franco Macri, lo que llevó a Martínez a deducir cuánto deberían haber declarado ante el fisco los otros accionistas: Mariano y Mauricio.

Por eso, el Diputado neuquino sugiere a Casanello que le exija a Carrió “toda la documentación que recibió del Jefe de Gabinete que mostró en su aparición televisiva del 04-04- 2016 en el programa Telenoche”.

Según sus cálculos, “el Ingeniero Mauricio Macri debió declarar como acciones en el exterior de Fleg Traiding LTD de 1998 al 2001 $2.849.000; al 2002 $9.601.000; al 2003 $8.347.000; al 2004 $8.461.000 y al 2005 $8.632.000”.

Así las cosas, si la Justicia avanza la situación del Presidente podría llegar a complicarse aún más. Mauricio Macri es una de las figuras públicas más salpicadas por el caso de Panamá Papers. Incluso, las recientes filtraciones de los registros de Bahamas, del mismo consorcio de periodistas internacionales, también tuvo el apellido Macri entre sus sospechados.

En el #BahamasLeaks apareció una empresa radicada en el paraíso fiscal que fue fundada capitales de la familia Macri y que uno de los funcionarios más cercanos al Presidente, Daniel Chaín, tuvo a su cargo manejar esa inversión.

 @alegiuffrida

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 10/04/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto