Grindetti, nuevo imputado PRO

Compartir

La Justicia imputó al actual intendente de Lanús y ex funcionario porteño, Néstor Grindetti, a partir de las sospechosas vinculaciones que se desprendieron tras la filtración de los Panamá Papers. El fiscal Patricio Evers envió exhortos a Panamá y a Suiza, dado que su nombre aparece asociado a un poder para operar en el Credit Suisse, el mismo banco con el que emitió un millonario bono porteño en 2010.

A comienzos de abril, cuando estalló la bomba informativa sobre los archivos del estudio de Mossack Fonseca, se conoció que el ex gerente de SOCMA y hombre de confianza del actual presidente Mauricio Macri, había quedado asociado a una empresa fantasma radicada en Panamá bajo el nombre de Mercier International S.A.

Hasta ahí no había grandes diferencias respecto de la situación de muchos otros funcionarios PRO, sin embargo, en el caso de Grindetti apareció también un poder para operar en el banco Credit Suisse otorgado en las mismas fechas en que la Ciudad de Buenos Aires estaba emitiendo unos polémicos bonos de deuda internacional, justamente a través de ese banco suizo.

Este martes se conoció que el fiscal federal Patricio Evers solicitó exhortos a Suiza y Panamá y dejó implicado, es decir que abrió la puerta de la investigación judicial, al actual mandatario del municipio bonaerense de Lanús.

Un mes después de los Panamá Papars, el dirigente radical Leandro Santoro presentó ante la Procelac una denuncia contra Grindetti por posibles vinculaciones delictivas entre la emisión de bonos en 2010 y el poder para administrar una cuenta secreta suiza. En verdad se trató de dos series (Tango 07 y 08) por un poco más de 500 millones de dólares de endeudamiento que se canalizó mediante el Credit Suisse y la financiera de un ex aportante a las campañas de Mauricio Macri.

La apertura de Mercier International en Panamá, de la cual se desconoce el esquema de accionistas pero se presume que pueda estar vinculado Grindetti, fue en el mismo período en que se emitían esos bonos en la Ciudad, cuando él era Ministro de Hacienda porteño.

Exactamente, la empresa se abrió el 19 de mayo de 2010 y a pocas semanas de su creación, dos de sus directores firmaron un poder para que Grindetti pudiera operar en el banco Clariden Leu, empresa bajo control del Credit Suisse encargada de hacer private banking. Vale recordar que esos dos directores firmantes encabezan a su vez otras miles de empresas, confirmando que se trató de un esquema de directivos prestado y ficticio.

Este portal demostró posteriormente que la operación se realizó a través del Estudio uruguayo Chadicov y que también apareció relacionado al Estudio Casin & Asociados en Argentina, que preside Luis María Casin, hijo del homónimo ex abogado del Ejército y defensor del Batallón 601.

Si Suiza accede, se podría conocer la actividad bancaria de la cuenta en el Credit Suisse que administró Grindetti, apoderado de Mercier, entre 2010 y 2013. Si de esa información se desprende actividad, se desmoronaría la excusa del ex funcionario porteño, quien sostuvo desde un comienzo que la empresa estuvo siempre parada y que de la cuenta ni si quiera recuerda su existencia.

La emisión de la serie 8 de los títulos de deuda pública por unos 475 millones de dólares se concretó entre el 29 de marzo y 6 de abril de 2010. El Credit Suisse tomó la deuda emitida por la Ciudad y salió a ofrecerla en el exterior, por lo que a cambio se le pagó una comisión por su operación del 0,75% del monto total. O sea unos 3.562.500 dólares.

La emisión de la serie 8 de los títulos de deuda pública por unos 475 millones de dólares se concretó entre el 29 de marzo y 6 de abril de 2010. El Credit Suisse tomó la deuda emitida por la Ciudad y salió a ofrecerla en el exterior, por lo que a cambio se le pagó una comisión por su operación del 0,75% del monto total. O sea unos 3.562.500 dólares.

Pero lo sugestivo, que también fue duramente analizado en un informe de la  Auditoría General porteña, es que además se acordó un 1,25% extra de comisión por el “servicio de organización”. Eso representa nada menos que 5.937.500 dólares, repartidos entre el Credit Suisse y la firma KBR Corporate Finance Ltd., de Edgardo Srodek, ex aportante a la campaña de Macri y operador del Pro en la Provincia de Buenos Aires.

La emisión de bonos, coincidente con la apertura de Mercier y con el poder para operar en Suiza, estuvo en manos de Grindetti desde un comienzo, según las crónicas periodísticas de ese entonces.

El caso alcanzó enorme revuelvo porque se pagó una enorme la comisión del 2%, es decir unas ochos veces más de lo que la Ciudad hubiese pagado si aceptaba otras ofertas presentadas. Ese dato figura en el informe de la Auditoría, en el que se detalla que además de la opción del Credit Suisse, Grindetti recibió las propuestas del J.P.Morgan, el Deutsche Bank, el City y el EMT Emerging Market Services. Todas ellas contenían comisiones menores, siendo la más baja del 0,25%.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 25/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto