Huelga de hambre de Milagro hasta que se cumpla el fallo de la Corte

Compartir

Milagro Sala está en huelga de hambre desde hace nueve días en protesta contra las condiciones de detención a la que es sometida por Poder Judicial de Jujuy. Ayer la Corte Suprema ordenó que regresara la prisión domiciliaria de manera “urgente” y le pidió explicaciones al Superior Tribunal de Jujuy por el incumplimiento del fallo de la CIDH. Sala anunció que seguirá con la medida de protesta hasta que se haga efectivo el la medida. Anoche seguía en la prisión salteña de Güemes.

La audiencia del juicio conocido como Pibes Villeros terminó a las 19.48. Milagro Sala había resuelto continuar con la huelga de hambre -que ya lleva 8 días- en protesta por la decisión arbitraria del Poder Judicial de Jujuy de enviarla a la prisión salteña de Güemes. Cuando el reloj marcaba las 20.07, mientras la líder de la Tupac Amaru era trasladada en el móvil nuevamente a la cárcel, uno de sus abogados, Luis Paz, recibía un correo electrónico que en el contexto actual podría verse como una buena noticia.

En el mail se le notificaba al letrado que la Corte Suprema ordenó de manera “urgente” que el Poder Judicial de Jujuy adopte medidas para el “pleno e inmediato cumplimiento” de la resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos con el objetivo de “salvaguardar la vida, integridad personal y salud” de la primera presa política del macrismo.

“A eso de las 22 pude hablar con ella y le informé de la resolución de la Corte pero Milagro me dijo que hasta que el traslado no se haga efectiva ella continuará con la huelga de hambre”, le contó el abogado Luis Paz a Nuestras Voces.

La Corte Suprema tomó en cuenta que la resolución adoptada por el Poder Judicial de Jujuy, a través del juez Pablo Pullén Llermanos, de trasladar a Milagro Sala a la cárcel de Güemes era una medida absolutamente ilegal.

“Está claro que la Corte Suprema no estaba anoticiada del traslado a la cárcel común y, tras la presentación de un hábeas corpus el miércoles pasado, se tomó en cuenta de que la Justicia jujeña no había respetado la decisión del máximo Tribunal de la Argentina”, explica Luis Paz.

En el fallo, dictado por unanimidad por los cinco integrantes de la Corte Suprema, también se le exige al Poder Judicial de Jujuy que brinde explicaciones por la decisión adoptada de trasladar a Milagro Sala al penal salteño de Güemes.

“En el plazo de cinco días el Tribunal Superior jujuy deberá explicar las razones por las cuales incumplieron las resoluciones de la Comisión Interamericana y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que exigía la prisión domiciliaria de Milagro. Esta es una resolución inédita del Poder Judicial, pidiéndole explicaciones a un juez residual de Jujuy por poner en riesgo las responsabilidades del Estado argentino en razón de una decisión política que es mantener presa, doblegar y hostigar a Milagro Sala”, dijo Eli Gómez Alcorta a Nuestras Voces, abogada defensora de la líder social.

La Corte Suprema dictó esta resolución a dos días del límite del período de respuesta que tenía el Estado ante  una instancia de supervisión abierta en la Corte Interamericana de Derechos Humanos a pedido del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes) y Amnistía Internacional respecto del cumplimiento de la resolución dictada en noviembre del año pasado, que ordenó “salvaguardar la vida, integridad personal y salud” con medidas alternativas a la prisión preventiva que cumple Milagro Sala desde enero de 2016.

“Resulta ilógico que no se cumplan con las medidas dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos que son de cumplimiento obligatorio y la resolución es clara: Milagro debe estar en su domicilio y no en un penal”, sostiene Gómez Alcorta.

La libertad para Milagro

La dirigente social y diputada del Parlasur Milagro Sala se encuentra encarcelada arbitrariamente desde el 16 de enero de 2016. Es la cara más visible de la persecusión político judicial en Argentina, pero no es la única presa política. En las provincias de Jujuy y Mendoza hay más de 100 miembros de la Tupac Amaru imputados y 7 detenidos, de las cuales 5 son mujeres.

El martes 31 de julio Milagro Sala fue hallada inconsciente en la casa de “El Dique” la prisión domiciliaria donde recibió hace apenas un mes a Nuestras Voces. Tras desvanecerse y perder la conciencia fue trasladada al hospital de Jujuy Pablo Soria y dos días después volvió a la vivienda.

“Estoy presa porque soy la única oposición a Morales”

Una semana después la dirigente de la Tupac fue enviada al penal federal salteño de General Güemes, por orden del juez Pablo Pullen Llermanos. La medida fue calificada como “arbitraria y contraria a lo dispuesto” por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Suprema de Justicia.

En la disposición del juez, se exigieron “las máximas medidas de seguridad” tanto para su traslado como para las veces que tenga que viajar a Jujuy para las diferentes audiencias judiciales, por lo que se notificó tanto al ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, como así también a su par de Seguridad, Patricia Bullrich. No así a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

“La quieren muerta”, fue la denuncia realizada por el Comité por la Libertad de Milagro Sala, desde el que señalaron que “el gobernador Morales y el juez Pullen Llermanos continúan con su política constante de hostigamiento contra Milagro”.

“Exigimos la inmediata libertad a Milagro Sala y el cese del hostigamiento. Somos 60 comités distribuidos por todo el país y distintas partes del mundo como Francia y Alemania que realizamos acciones de protesta para difundir la situación de los presos políticos”, contó a Nuestras Voces Mara Brawer, secretaria de la Mujer del PJ porteño y miembro del Comité por la Libertad de Milagro Sala.

El secuestro de Milagro Sala

El pasado sábado la líder de la Tupac escribió una carta desde la cárcel en la que denunciaba que el gobierno de Mauricio Macri “quiere gobernar metiendo presos a los opositores, mientras siguen entregando nuestra querida patria al FMI”.

Escrita a mano en una hoja de cuaderno Sala decía que “cada vez hay más pobreza, desocupación, salarios bajos, mientras se cierran fábricas, comercios y actividades productivas” a la vez que “los hospitales tienen cada vez menos atención por falta de presupuesto en medio de un brutal tarifazo”.

La presa política también remarcó la responsabilidad de “los medios de difusión que responden a este gobierno” ya que “ocultan la realidad y quieren hacer creer a los argentinos que está todo bien, cuando no es así. El sufrimiento y la miseria del pueblo crecen y también la represión con detenciones de luchadores sociales y sectores políticos opositores”.

Por estas horas Milagro Sala mantiene una huelga de hambre hasta que se haga efectivo su traslado a la prisión domiciliario. De todos modos seguirá presa porque como ella dice es la “única oposición a Gerardo Morales” en una provincia manejada como un feudo por uno de los aliados principales del macrismo.

Comentarios

Comentarios

Ulises Rodríguez

Ulises Rodríguez

Periodista y locutor. Especializado en temáticas culturales, escribió en Anfibia, Infobae y la Revista Acción. Formó parte de Infonews y realizó publicaciones en Escribiendocine.

Hacé tu anotación Sin anotaciones