Iguacel, el nuevo orador de los tarifazos

Compartir

Luego de perder la intendencia en Capitán Sarmiento, la veloz trayectoria política de Javier Iguacel lo catapultó desde la Dirección Nacional de Vialidad al sillón caliente que dejó Juan José Aranguren en el Ministerio de Energía. Cuestionado por los despidos y el cierre de las escuelas viales, ahora será el defensor -gracias a cursos de oratoria pagados con fondos públicos- de una nueva oleada de tarifazos que se ajustarán con la devaluación del peso. Quién es el funcionario que renunció a YPF cuando se privatizó, pasó al sector privado, paga clases de oratoria con dinero del Estado y hoy es otro de los ministros con cuentas offshore que dice admirar a Mandela.

El flamante ministro de Energía de la Nación, Javier Iguacel, se presenta en Twitter como un ingeniero, político, marido, “papá de tres” y administrador general de Vialidad Nacional que sueña con una “Argentina unida, en armonía y con oportunidades para todos”; y también como un admirador del lider sudafricano Nelson Mandela. Luego que el Gobierno comunicara que sería el reemplazante del cuestionado Juan José Aranguren, su nombre se instaló como una continuidad de la política de los tarifazos. Alguien pueda, a su vez, oxigenar una de las áreas más criticas del Gobierno, aunque su gestión comenzará teñida de un denominador común que cruza a varios altos funcionarios del Gabinete Cambiemos: despidos, cuentas offshore y dinero en el extranjero.

Según reveló Página/12, Iguacel aparece en los Paradise Papers, la investigación impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung, lo vincula con la petrolera Pluspetrol Angola Corporation en las Islas Caimán. Su nombre no figura como director ni accionista, sino como abogado para realizar actividades legales, financieras y bancarias en nombre de la offshore. Es el cuarto funcionario del Gobierno presente en la megafiltración de más de 13 millones de documentos, detrás del presidente del Banco Central, Luis Caputo; el titular de la AFIP, Leonardo Cuccioli; y su antecesor en Energía, Aranguren.

El backstage del tarifazo: los datos dicen “no hay porqué”

Según su declaración jurada de 2015, Iguacel tiene un patrimonio de 6 millones de pesos, nueve inmuebles, 2.200 en acciones de YPF, 550 mil en Uruguay y 1,5 millones en Reino Unido. Además, llega al Ministerio luego un paro de 11 días de los trabajadores de la Dirección de Vialidad Nacional (DVN) en protesta por más de 50 despidos, que se suman al cierre de las cinco Escuelas Técnicas Viales, que afectó a 300 docentes y no docentes. Los trabajadores continúan el reclamo con retención de tareas.

El cóctel hacía de Iguacel un candidato inmejorable.

Un tractor de campo

Nació el 16 de octubre de 1974 en Capital Sarmiento, un municipio de 15 mil habitantes al norte de la provincia de Buenos Aires. Estudió en el Colegio Marista Manuel Belgrano y realizó la carrera de ingeniería en petróleo en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA). “Soy ingeniero, pero comencé a trabajar a los 11 años arriba de un tractor en el campo”, dijo en una entrevista a El Constructor. “No por necesidad, porque gracias a Dios mis padres siempre tuvieron para vivir y educarme, pero cualquier cosa adicional a lo que era estudiar y comer lo tenía que sacar de mi propio bolsillo, para eso trabajaba en el campo. Venía desde Capitan Sarmiento a estudiar durante la semana, pero los sábados por la mañana ya me iba para allá nuevamente”.

A los 23 años comenzó a trabajar en YPF, pero -cuenta- en 1999 decidió renunciar cuando la petrolera anunció que sería vendida a Repsol. “Con sólo 24 años y un hijo, le escribió una carta a Monti (Roberto, presidente de YPF entre 1997 y 1999) comunicándole su renuncia porque creía que la empresa debía ser estatal, y éste le mandó un pasaje para conocerlo”, relató a Chequeado Lucas Logaldo, director general de Relaciones Institucionales de la DNV, ex coordinador de Comunicación del PRO en la Provincia de Buenos Aires y futuro jefe de Gabinete en Energía.

El tarifazo, una bomba-racimo

Desde ese año hasta 2015, Iguacel haría su carrera en el sector privado en distintas empresas petroleras como Pecom Energía y Pluspetrol, que lo llevaría a vivir a Mendoza, a Neuquén y a Angola, entre otros lugares. “Hay que pensar que durante todo este tiempo que estuve fuera de Buenos Aires (Capitan Sarmiento) tuve tres hijos en ciudades diferentes. El primero de ellos que nació en Malargüe (Mendoza), luego el segundo que es neuquíno (Rincón de los Sauces) y mi nena que nació en Capitan Sarmiento, aunque nos fuimos para Angola cuando era muy pequeña”.

Iguacel se jacta de nunca quedarse quieto: “Siempre fui de tomar decisiones que mucha gente no compartia en su momento, en especial mi familia, que pensaba que estaba loco. No podían entender como me quedaba sin trabajo. La última fue la renuncia a la vicepresidencia de Pluspetrol”. Pluspetrol es la tercera firma con más terrenos concecionados en Vaca Muerta, detrás de YPF y de Gas y Petróleo de Neuquén (GyP). Tiene el 7,6 por ciento de los 30 mil kilómetros cuadrados del proyecto, que si bien abarca la mayoría de superficie neuquina, también se extiende a Mendoza, La Pampa y Río Negro. Iguacel rechazó la vicepresidencia de la empresa para lanzarse como candidato a intendente por Cambiemos de Capitan Sarmiento, pero perdió contra el candidato del Frente para la Victoria (FpV), Oscar Ostoich, reelecto por quinta vez.

Sin embargo, en enero de 2016 fue nombrado como titular de la Dirección de Vialidad Nacional (DVN), organismo dependiente del Ministerio de Transporte, area que conduce Guillermo Dietrich. Según Chequeado, se conocieron en una recorrida de campaña de 2015 cuando los funcionarios porteños acompañaban a sus pares provinciales. El actual ministro lo nombró previa consulta con el sector privado.

Los oscuros negocios mutimillonarios de Aranguren

Como titular de la DNV, Iguacel manejaba un presupuesto de 40 mil millones de pesos, es decir, más del 40 por ciento del presupuesto total del Ministerio de Transporte de la Nación para 2018, según puntualizó el sitio Chequeado. Entre sus funciones se encontraba la concesión de proyectos viales. También su planificación y ejecución en todo el país. “Nos falta la señalización que la hacemos la semana que viene, pero mirá que linda va quedando la RN154 en La Pampa!!! #TeAsfaltamosTodo”, es uno de los mensajes de Iguacel en su activa cuenta de Twitter, que mezcla caracteres promocionales de su actividad en la DNV con alientos para la Selección en el Mundial.

La lista offshore

Según los documentos de Pluspetrol revelados en Página/12, la primera mención de Iguacel se ubica en julio de 2012 cuando la empresa lo designa como su “abogado de hecho” y lo autoriza sin limitaciones “para representar a la compañía con la autoridad para realizar todos los actos y firmar, ejecutar y entregar cualquier documentación”. La investigación explica que una de las necesidades de la compañía era cambiar entonces su domicilio en Luanda. Esas actas están firmadas en las Islas Caimán por la propietaria de Pluspetrol Angola Corporation, que es otra offshore radicada en el mismo paraíso fiscal con el nombre de Pluspetrol Resources Corporation.

La documentación muestra que la estructura de la petrolera para administrar sus operaciones incluye sociedades en Gibraltar, Bahamas, Holanda, Luxemburo, Estados Unidos, Antillas Holandesas, Curazao, Islas Caimén y las Islas Vírgenes Británicas.

Vidal junto a los socios del tarifazo

“Todo es legal”, explicó Logaldo a Página/12. “El fue representante legal de la subsidiaria de Pluspetrol en Angola pero jamás apretó un botón para realizar una operación o mover dinero de una empresa de la petrolera en Islas Caimán”.

Iguacel recibió el último poder de abogado de la petrolera en noviembre de 2014, seis meses antes de dar el salto como precandidato del PRO en Capitán Sarmiento.

Baches ruteros

El flamante ministro se ganó los buenos ojos del Gabinete al denunciar al Grupo Austral Construcciones, propiedad de Lázaro Báez, por la adjudicación de obras con “un enorme sobreprecio”, en el que culpó al exministro de Planificación, Julio De Vido, pero el objetivo central era la ex presidenta Cristina Fernández. En ese sentido, el perfil de Iguacel se adelantó en la recta final de la decisión presidencial como reemplazante de Aranguren ya que es valorado por las rutas mejoradas, además de las buena relación con muchos de los gobernadores del país. Según Perfil, además, en la Rosada estiman que su gestión bajó los costos de obras en porcentajes de hasta el 40 por ciento.

Sin embargo, además de los reclamos gremiales, el trayecto no estuvo exento de baches.

  • Al comienzo de su gestión, la Asociación Gremial de Profesionales y Personal Superior de Vialidad Nacional denunció a Iguacel por el nombramiento de Eduardo Plascencia al frente de la gerencia de Planeamiento y Gestión de Infraestructura Vial. Según la denuncia, Plascencia es un ciudadano estadounidense que no tenía habilitado su título profesional de ingeniero. También los denunciaron por “malversación de caudales públicos” porque el sueldo fijado para el nuevo cargo superaba el doble del monto percibido.
  • Según Infobae, Iguacel contrató los servicios de la Escuela de Arte de la actriz Cecilia Maresca para mejorar su oratoria. Según el periodista Diego Rojas, se desembolsaron facturas por 25 mil pesos a cuenta del organismo. «Se critica a este Gobierno que no sabemos comunicar, pero estos cursos, que no fueron sólo para Iguacel, intentan dotar de conocimientos para la comunicación interna y externa a esta secretaría», justificó a Infobae Logaldo, en carácter de vocero.
  • En diciembre de 2017, Iguacel quedó en medio de un escándalo por un error insólito en la obra de un puente ferroviaria en Luján para unir la Autopista del Oeste con la Ruta Nacional N°5: la obra tuvo que ser reformada porque las formaciones del ferrocarril eran más anchas y no podían pasar. «En tiempo récord terminamos de poner los cuatro puentes del bypass de Luján”, escribió orgulloso en Twitter. El sábado, se colocaron las tres vigas de apoyo y se montaron dos de los cuatro puentes. Hoy llegan dos vigas más y el puente estaría montado en su totalidad. Esto me emociona». La emoción tuvo un costo de 1.200 millones de pesos para el Estado. “Querían hacer la foto”, criticó el titular de la seccional oeste de la Unión Ferroviaria, Diego Hormaechea. La explicación del error por parte de Iguacel, también, llegó por Twitter: “Con el fin de evitar el corte del servicio por 6 meses al construir el puente in situ (en el lugar), se decidió construirlo externamente en un taller y luego montarlo en el lugar. En el montaje del puente, con el fin de que pudieran atravesarlo todo tipo de locomotoras, se produce el corte de los bordes superiores que, con la sobredimensión estructural que tiene el puente, no afecta en nada el mismo. Dichas tareas son todos ajustes al puente ya montado, el que está en condiciones de prestar el servicio óptimamente».

Las clases de oratoria rindieron sus frutos.

Comentarios

Comentarios

Avatar

Lucas Pedulla

Periodista. Además de escribir para Nuestras Voces, forma parte de La Vaca y de sus publicaciones como revista Mu y Mu Trinchera Boutique, entre otros. Es docente en la Escuela de Comunicación ETER.

Hacé tu anotación Sin anotaciones