La lucha por aprender

Compartir

La comunidad educativa está en pie de guerra por el Operativo Aprender, que hoy realizará el gobierno nacional en todas las escuelas del país. Denuncian que se utilizarán sus resultados para desfinanciar centros educativos y crear una educación segmentada.

img_8344
Fotos: Joaquín Salguero

Durante el día de hoy el Gobierno nacional aplicará el polémico Operativo Aprender, que cosechó las críticas de los sectores más diversos del universo gremial y político-educativo, y que despertó numerosas tomas de escuelas por parte de centros de estudiantes. La evaluación replica los métodos estandarizados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y esconde negocios millonarios. Los docentes temen que se elaboren ránkings de calidad y se fomente la brecha educativa.

La mañana de ayer el ENAM, una de las escuelas más caudalosas e históricas del partido de Lomas de Zamora, amaneció tomada. Cientos de estudiantes y docentes pasaron allí la noche, en rechazo de la evaluación que el macrismo está aplicando en todo el país. No es un caso aislado.

En todo el país se sucedieron tomas y reclamos, con epicentro en el siempre fogoso conurbano bonaerense. La movida de los estudiantes se suma a las medidas de rechazo por parte de docentes, directivos e inspectores, que se fueron tejiendo en las últimas semanas, y que en algunas provincias como Santa Cruz implicaron un paro laboral del gremio local.

En la Provincia de Buenos Aires el foco del conflicto se verá en La Matanza. Allí, la lista disidente de Suteba llamó a un paro de actividades (que suele tener un acatamiento muy alto). Antes, en reuniones de la última semana, la evaluación había generado un enojo tan grande que unos 150 directores de escuelas habían renunciado expresamente a ser veedores del operativo, sumado a otro conjunto todavía más grande de docentes que rechazaron ser aplicadores, y a unos 15 o 20 inspectores que firmaron un documento en apoyo a esta posición.

Como manotazo de ahogado, este lunes la cartera educativa de la Provincia mandó una carta “a las familias”, para pedirles que manden a sus chicos de todas formas. Es que, sin La Matanza, la representatividad de la Provincia es bastante cuestionable. Y sin la Provincia, la representatividad de los números de Nación también lo será.

La evaluación se tomará entre este martes y de acuerdo a las disposiciones del Ministerio de Educación, los directivos, docentes e incluso alumnos tienen terminantemente prohibido difundir los cuadernillos o los cuestionarios. Los resultados se empezarán a conocer a partir de abril de 2017.

El Gobierno estima que participarán 1,4 millones de estudiantes de más de 30.000 escuelas de toda la Argentina. Para llevarlo a cabo se designaron 31.365 veedores (directivos) y 71 mil docentes-aplicadores.

El Gobierno estima que participarán 1,4 millones de estudiantes de más de 30.000 escuelas de toda la Argentina. Para llevarlo a cabo se designaron 31.365 veedores (directivos) y 71 mil docentes-aplicadores. Los gremios transformaron esto en una pulseada, porque saben que una evaluación deficiente con datos pobres haría naufragar esta aventura macrista.

Evaluación sí, ranking no

Entre las principales críticas a la metodología del Aprender se encuentra el rechazo a la elaboración de rankings educativos, tan propio de las administraciones liberales. Evaluaciones similares aplicaron recientemente países como Chile o Perú, que tienen un sistema educativo muy diferente al de la Argentina en su filosofía pública.

img_3781-2

El ministro Esteban Bullrich ya desarrolló un plan similar durante su paso en la Ciudad de Buenos Aires. En líneas generales, las organizaciones gremiales docentes de todo el país temen que los resultados de Aprender se usen para elaborar rankings por escuelas y luego generar diferenciaciones presupuestarias hacia el interior del sistema educativo. No sería una novedad en el mundo: la OCDE recomienda habitualmente estas prácticas y, de hecho, organiza las pruebas PISA (que fueron aplicadas el año pasado).

Las organizaciones gremiales docentes de todo el país temen que los resultados de Aprender se usen para elaborar rankings por escuelas y luego generar diferenciaciones presupuestarias hacia el interior del sistema educativo.

Suteba, directamente, interpuso un recurso ante la Dirección General de Educación de la Provincia para solicitar la suspensión de la aplicación, con un duro texto firmado por el propio Roberto Baradel, que dispara fuertemente contra las pruebas estandarizadas.

El gremio de Santa Cruz llamó a un paro provincial argumentando que la iniciativa del Ministerio de Educación “constituye una evaluación estandarizada, sin criterio pedagógico, sin ubicación regional, donde no se atienden ni contienen los factores y las necesidades propias y exclusivas de una provincia con asimetrías claras en relación con otras partes del país”.

La evaluación recibió también el rechazo de la organización Soles de Mayo, un grupo político que nuclea a los principales referentes de la gestión educativa estatal de los últimos 10 o 15 años y que se nutrió de cuadros militantes después del cambio de gobierno en diciembre de 2015.

Para Soles de Mayo, Aprender 2016 “se está constituyendo desde su origen y desde sus supuestos” en un mecanismo “de control para justificar las medidas del gobierno”. “Ponderamos y valoramos la tarea de aumentar los índices de escolarización de nuestros jóvenes y niños, aún cuando esa responsabilidad traiga aparejada en el corto plazo el descenso de algunos indicadores. Para enseñar y aprender necesitamos a todos los niños, adolescentes y jóvenes dentro de la escuela”, advirtieron.

El modelo OCDE                 

El tipo de evaluaciones estandarizadas, ajenas a las trayectorias educativas y de los estudiantes, es un modelo dominante en el mundo que promueve fuertemente la OCDE. De hecho, la Argentina desde 1998 que ingresó a este sistema, al participar de la prueba PISA, que se toma en todo el mundo, y es la que lanza los ránkings de países mejores y peores en el plano educativo, a través de una evaluación igual para cada región.

En la Ciudad, Bullrich viene aplicando este esquema desde 2012, con mediciones propias, dado que el distrito se mantuvo siempre por fuera del dispositivo de evaluación ONE, que es herramienta nacional de evaluación.

Los gremios denuncian históricamente que el principal problema de generar cualquier ranking es que, además de la asignación presupuestaria, se generan instituciones de primera y de segunda calidad, con toda la carga simbólica que eso puede disparar. Además, el temor es que ese listado de calidad sea también el listado de prioridad a la hora de premiar con fondos e iniciativas a las instituciones con mejor desempeño.

Los gremios denuncian históricamente que el principal problema de generar cualquier ranking es que, además de la asignación presupuestaria, se generan instituciones de primera y de segunda calidad.

El combo propuesto por la OCDE viene acompañado de multinacionales de la educación que se encargan de estandarizar evaluaciones y hacer las mediciones como PISA. Es el caso, centralmente, de la firma Pearson PLC, que en los últimos años mantuvo negocios millonarios con Mauricio Macri en la Ciudad.

Este tipo de empresas diseñan desde las evaluaciones estandarizadas hasta los materiales educativos y bibliográficos que luego son incluidos en las currículas. En Argentina la firma lleva el nombre de Pearson Education SA y, de acuerdo al Boletín Oficial porteño, la Ciudad la tiene como proveedora en muchas áreas. En los últimos cuatro años, el macrismo le compró material bibliográfico variado (por ejemplo de idiomas) por más de 5 millones de pesos.

En el caso de Aprender, se desconoce cuál es la consultora que se encarga de diagramar la evaluación o trabajar en el proceso, pero desde el sector gremial advierten que detrás de esta movida puede haber un negocio millonario que aún no salió a la luz.

Cómo se concretará el operativo

Para la aplicación de esta evaluación pensada en dos jornadas, para la cual se suspenden las clases al resto de los alumnos que no participan, se copiaron los métodos y técnicas de las evaluaciones internacionales como PISA.

Hay un sistema de veedores, que son los propios directores de las escuelas, que tienen desde hace unos días las cajas con las pruebas y los cuadernillos. Este martes llegaron a las escuelas los aplicadores y cada director le entregó esa caja con los materiales para tomar la evaluación. Los aplicadores no pueden ser de la misma institución que evaluaron, por lo que los alumnos se encuentran con una persona frente a ellos que jamás vieron en su trayectoria escolar.

En cada caja hay una planilla, el cuestionario para el docente, el cuadernillo de prueba para cada área que se evalúa, el cuadernillo para cada estudiante y un cuestionario para el directivo.

¿Qué docentes tiene que contestar el cuestionario? Los maestros o profesores que hubieran tenido que dar clases en ese horario en que se está disparando el operativo. Esos docentes tienen que concurrir a la escuela, pero tienen que permanecer fuera del aula respondiendo.

El aplicador es el único que permanece con los estudiantes. Los tiene que obligar a que apaguen su celular y lo dejen en el escritorio que habitualmente usa el docente, hasta que termina la prueba.

Los chicos tienen la primera hora para responder los ítems de matemática, después salen a un recreo de 15 minutos, vuelven a ingresar y tienen otra hora para responder las preguntas de lengua o de ciencias sociales (dependiendo el nivel), un nuevo corte, y finalmente otros 40 minutos para responder el cuestionario del estudiante.

Cuando se termina la evaluación, el directivo tiene 48 horas para llevar la caja cerrada y firmada a un núcleo regional, que a su vez manda todo el material a Buenos Aires para que se analice. Según el Ministerio, a partir de abril se comenzarán a conocer los primeros detalles de los resultados.

@alegiuffrida

Leé también:

http://www.eldisenso.com/sociedad/codocentes-s-la-respuesta-los-reclamos-docentes/

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 28/05/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto