La lucha no se toma vacaciones

Compartir

La bandera que se estrenó en la Marcha de las Antorchas con  la consigna “No al Tarifazo”, firmada por todos los espacios que conforman el Frente Sindical, inauguró la oposición transversal a Mauricio Macri en el año electoral: Camioneros, CTA y CTEP marcharon juntos, entre muchas otras organizaciones. Los aumentos de luz, gas, agua y transporte hicieron que en pleno enero la protesta ganara una vez más las calles.

Alejandro Kaminetzky

El año electoral comenzó ayer. Con una bandera que se estrenó en la calle bajo la consigna “No al Tarifazo” firmada por todos los espacios que conforman el Frente Sindical, se dio por inaugurado un 2019 que se espera —como mínimo— álgido. Y si en general el enero porteño suele ser un mes calmo, ayer quedó demostrado que la crisis y la bronca social no tienen descanso. La intersección entre Avenida de Mayo y 9 de Julio volvió a ser el escenario de una manifestación que surgió apenas el Gobierno Nacional anunció una ola de tarifazos —luz, gas y transportes—. Se unieron rápidamente diversos sectores sociales, políticos y sindicales que venían tejiendo redes. El 3 de enero, en una se anunció la “Marcha de las Antorchas”, que ayer se encendieron junto con velas protegidas del viento con botellas de plástico apenas comenzaba a oscurecer, alrededor de las 20 horas.

La marcha de ayer significó, sin dudas, la primera demostración de unidad de sectores populares de cara a las elecciones de octubre.

“Este es el producto de un plan de lucha unificada que venimos llevando adelante desde el 10 de diciembre de 2015”, explicó en diálogo con Nuestras Voces Eduardo López, secretario general de UTE. Y agregó: “Este frente social debería tener un reflejo electoral. Nosotros pretendemos contribuir a que esta construcción se plasme en una alternativa electoral para ganarle al macrismo”. En ese mismo sentido opinó Estela Díaz, secretaria de género de la CTA: “Esta marcha es una respuesta de articulación popular de sectores sindicales, Pymes, clubes de barrio, del feminismo, en fin, de todos los sectores atacados por este modelo. Entonces esta unidad en la acción, movilizada, en donde nos enfrentamos a un año de mucha conflictividad. Y que quede claro, quienes contuvimos a los sectores populares fuimos los sindicatos y las organizaciones sociales entonces eso tiene que estar reflejado en el escenario electoral que no se construye solo desde la ingeniería política, sino desde las calles”.

Macri dice #Tarifazo, la calle dice #Ruidazo

Entre el olor a choripán y el sonido de los bombos y redoblantes, el grito que más se escuchaba era “Mauricio Macri la yuta que te parió”. Los camioneros con Pablo Moyano a la cabeza proporcionaron una de las columnas más nutridas de la marcha que se conformó con los gremios del Frente Sindical para el Modelo Nacional que nuclea a más de 70 sindicatos de la CGT, con representación de todas las regionales de la CGT del país y las dos CTA, entre otros.

Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital fue contundente: “Esto ya es un frente electoral y es la demostración de que no puede haber espacio para equivocarse del objetivo que es derrotar al gobierno de Mauricio Macri”. Roberto “Beto” Pianelli, secretario general de los Metrodelegadxs, sostuvo que “es muy importante la unidad lograda para retomar la calle porque la única forma de enfrentar al pro y la política de ajuste es saliendo a la calle con acciones iniciativas convocando al conjunto de la población. Para que el neoliberalismo se vaya hay que ganar la calle fundamentalmente y seguir constituyendo esa unidad necesaria para construir una alternativa política”.

El tarifazo se frena con la gente en la calle

Apenas se conocieron los nuevos aumentos de tarifas, pocos días antes de año nuevo, a través de las redes sociales se convocó a movilizaciones espontaneas, que tuvieron su réplica con mayor contundencia los primeros días de enero en un “ruidazo”. Con carteles alusivos, cacerolas y los clásicos cantitos, la clase media parece salir de su letargo nuevamente cuando el bolsillo quema. Mientras el Presidente sigue plácidamente disfrutando de sus vacaciones, muchos se preguntan cómo van a encarar un año que estará signado básicamente por los aumentos y no precisamente de los sueldos.

Según consignó el diario Página 12, las nuevas tarifas para el sistema ferroviario dependerán del ramal pero los aumentos llegan hasta el 42 por ciento. El mínimo en las líneas Sarmiento, Mitre y San Martín llegará hasta los 12,25 pesos. Los trenes Roca y Belgrano Sur, por su parte, tendrán una tarifa inicial de 7,75 pesos con una suba de 0,75 pesos por mes. Con el mismo ritmo, el boleto en la línea Urquiza llegará a los 8 pesos. La tarifa inicial del Belgrano Norte costará, por su parte, 6,75 pesos, 1 peso más desde enero y luego dos subas de 50 centavos en febrero y en marzo.

Iguacel, el nuevo orador de los tarifazos

En el subte todavía no terminó de implementarse el último aumento escalonado que comenzó en noviembre. Este mes la tarifa subirá 1 peso hasta 15,5 pesos y volverá a hacerlo en la misma magnitud en febrero cuando llegará a 16,5 pesos. Sin embargo, las autoridades porteñas ya anticiparon una nuevo alza del 27,3 por ciento en dos tramos. La intención es subir 2,5 pesos en marzo y 2 en abril para alcanzar los 21 pesos. La nueva suba deberá ser validada por una audiencia pública.

En cuanto al agua, el aumento que ejecutará la empresa estatal Aysa será del 48,5 por ciento en dos tramos. El primer incremento del 17 por ciento llega este mes mientras que el segundo será en mayo, con un alza del 27 por ciento. La luz tendrá una suba promedio en el área metropolitana que llegará al 55 por ciento en el año. El aumento será en cuatro tramos: 26 por ciento en febrero a causa de la reducción de subsidios a la generación, 14 por ciento en marzo que se explica por la suba de los ingresos de las distribuidoras y luego 4 por ciento en mayo y otro 4 por ciento en agosto. En cuanto al gas, la suba sería del 35 por ciento en abril. Por otro lado, las empresas de medicina privada fueron habilitadas a aumentar un 5 por ciento las cuotas de sus afiliados. La decisión de la Superintendencia de Servicios de Salud fue publicada en el Boletín Oficial. Las prepagas habrán recibido así el permiso para ajustar 42,2 por ciento sus precios en doce meses.

Un reciente informe de la Universidad de Avellaneda (UNDAV) mostró con crudeza cuánto aumentaron los servicios básicos desde que asumió Cambiemos en 2015. Por caso, desde ese momento, las tarifas de luz se incrementaron un 3.264%, las de gas 2.303% y las de agua un 1025%, peajes 1118%, tren 601% y colectivos 494%.

Mientras tanto, según anticipó Ambito Financiero, el Gobierno desactivó el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que frenaba los despidos, el 1043/18, que era parte del acuerdo con el que había sellado paz social para diciembre junto con el bono de fin de año. Mientras la cúpula de la CGT sigue en sus eternas vacaciones, otros sectores sindicales y sociales sentaron un precedente de lo que será este 2019: unidos y movilizados.

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Periodista y politóloga. Escribe para Nuestras Voces y también es colaboradora en la Revista Anfibia, Crisis y Tiempo Argentino. Trabajó en la investigación para el libro El Nieto y fue columnista en la radio de las Madres. Dicta clases de periodismo en la UMET.

Hacé tu anotación Sin anotaciones