Las pibas definen el futuro de los clubes

Compartir

El empuje de los feminismos evidenció la desigualdad existente en la política de los clubes. El desafío: desarrollar la participación de las socias. Boca y San Lorenzo tienen la posibilidad histórica de cambiar el rumbo.

“Las pibas definen la elección en Boca”. La placa apareció en la pantalla de Crónica TV a las 22.38 del domingo 8 de diciembre y fue una epifanía que iba a viralizarse. Las elecciones en Boca trascienden las fronteras del propio club: el macrismo se jugaba las riendas de la institución a 24 años de su arribo y después de haber perdido las elecciones presidenciales del país. De un lado estaba Cristian Gribaudo, el hombre de Mauricio Macri; del otro la fórmula encabezada por Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini, pero que tuvo en Juan Román Riquelme, el máximo ídolo del club, a la figura decisiva. La oposición ganó con el un 52,9 por ciento de los votos (la otra fórmula tuvo un 30.6 por ciento).

Cuando se realizó el cómputo de las mesas de “damas” salió la placa de Crónica: de las 15 mesas de mujeres, la oposición se impuso en 14, con un 57,2 por ciento de las adhesiones.

***

En julio de 2019 San Lorenzo votó un cambio histórico para el mundo del fútbol: aprobó la reforma del estatuto que dictaminó un piso para que las socias mujeres ocuparan lugares en los organismos a ser electos (Comisión Directiva, Comisión Fiscalizadora y Asamblea). Matías Lammens, presidente por entonces, hoy Ministro de Turismo y Deporte, mostró con orgullo que su club fue el primero en realizar esta modificación.

El 14 de diciembre la Agrupación Siglo XXI se presentó con una lista que tenía a Marcelo Tinelli como candidato a presidente y a cuatro mujeres como candidatas a Comisión Directiva: Paula Fernández Costas, Karina Lefrevre, Nuria Escobar y Mariela Baro. La representación fue de un 20 por ciento porque ese es el porcentaje de socias mujeres en la masa societaria.

***

Las plataformas de Ameal y Tinelli -la lista que destronó al macrismo en Boca; el peso pesado que triunfó en San Lorenzo ¿para saltar al la polìtica partidaria después?- tienen en sus manos un desafío acorde a los tiempos: la posibilidad de ampliar las voces en las instituciones que representan.

El empuje de los feminismos evidenció la desigualdad existente en la política de los clubes. Según un relevamiento de la Coordinadora de Fútbol Feminista, el promedio de representación femenina, las Comisiones Directivas de los clubes asociados a AFA están compuestas en un 93,9 por ciento por varones y en un 6,1 por mujeres.

Además, hasta antes de estas elecciones, de los 675 dirigentes que forman parte de los 26 clubes de Primera División de la Superliga, sólo 41 eran mujeres.

***

En Boca, entre los 90 nombres que se postularon para integrar la Comisión Directiva sólo cuatro eran mujeres. Las cuatro fueron candidatas como vocales suplentes. Es decir, con la posibilidad de participar de las reuniones, pero no de emitir su voto. Adriana Bravo fue parte de la lista que encabezó Ameal.

Teniendo en cuenta la importancia del voto femenino en el resultado de la elección aparece como un desafío -casi una misión- desarrollar la participación de las socias y las disciplinas “femeninas.

En principio, el plan incluye crear el Departamento de inclusión e Igualdad que tendrá a Bravo como responsable. El espacio estará dividido en áreas: Lazos con el barrio; Discapacidad; Niñas, niños y adolescentes; Género y Adultxs Mayores.

Boca no tiene el cupo como parte de su estatuto (que se modificó en 1995, con el macrismo) y tampoco un protocolo para prevención para el abordaje de violencia de género.

Sin embargo la participación de las mujeres está a la vista. Bajo la bandera Feminismo Xeneize las hinchas y socias de las diferentes agrupaciones se juntaron para alzar la voz y demostrar que ellas también están capacitadas para ser parte del club.

Juntas participaron del Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis y No Binaries en La Plata. Tienen un listado de planes para llevar a cabo: el comienzo, por ejemplo, es cambiar la categoría “dama” por la de socias activas.

En la nueva dirigencia hay apuntadas otras tareas: que Las Gladiadoras (el equipo de fútbol femenino que tiene 23 contratos profesionales) juegue más en la Bombonera -hasta ahora sólo lo hizo en dos oportunidades-, que vuelva a abrirse el Futsal, que haya equipo de hóckey sobre césped, de handball y de básquet femeninos, que se potencie el presente de Las Guerreras (el equipo de vóley).

“Somos así, bosteras y combativas”, cantò un grupo de hinchas días después del triunfo en las elecciones, en los quinchos del club, mientras compartían un asado. La placa de Crónica ya era una imagen que todas guardaban en sus celulares como un tesoro que puede marcar el rumbo de la historia del club.

***

Cuando la futbolista Macarena Sánchez denunció a la UAI Urquiza, el club que la había dejado libre a mitad de campeonato sin la posibilidad de sumarse a otro club, y a la AFA exigiendo ser considerada como trabajadora, Matías Lammens y su equipo la convocaron a una reunión.

La delantera era la abanderada de la lucha por un fútbol femenino profesional y ese primer encuentro sería determinante para el futuro de la disciplina.

En un puñado de días Lammens y la delantera organizaron una reunión con las capitanas de los demás equipos de la Primera división de AFA y en conjunto elaboraron el esquema de lo que sería el primer campeonato (semi) profesional que anunció Claudio “Chiqui” Tapia en marzo de 2019. Sería: el proyecto del presidente de la AFA fue diferente.

En abril del año pasado, San Lorenzo fue el primer club en generar las condiciones para que las jugadoras fueran consideradas trabajadoras. Firmó 15 contratos aquella vez, que después amplió a 23. El torneo comenzó en septiembre: el equipo finalizó tercero en la primera etapa del certamen, con 26 puntos, detrás de Boca y la UAI (que tienen 31 y 28 puntos, respectivamente); y Maca es la goleadora.

La gestión Tinelli buscará darle continuidad al desarrollo del fútbol femenino y del Futsal -una disciplina exitosa (San Lorenzo es el más ganador a nivel nacional, con 31 títulos oficiales entre la Primera, Tercera y Cuarta División).

En el club de Boedo hasta ahora no se constituyó un espacio específico de género que actúe de forma transversal y articule con las demás comisiones y entre las demandas previas a las elecciones había una que sonaba con fuerza respecto a las disciplinas “femeninas”: el equipo de hóckey sobre césped necesita un espacio para entrenar en mejores condiciones y solucionar los problemas con su indumentaria.

Al igual que en Boca, también en San Lorenzo emergen las agrupaciones de hinchas que reclaman por la participación de las mujeres: La Soriano y San Lorenzo Feminista son las que empujan para pelear por la igualdad. Ellas habían organizado un pañuelazo en octubre pasado, en la cancha, con un objetivo: ponerle freno al hostigamiento de las fuerzas de seguridad, que no habían dejado ingresar a algunas hinchas con el pañuelo verde, emblema de la lucha por el derecho al aborto legal seguro y gratuito. No pudo ser: por las amenazas recibidas en las redes sociales le dieron de baja a la actividad.

El triunfo de la lista encabezada por Marcelo Tinelli incluirá la presencia de tres mujeres: Fernández Costas, Lefrevre y Escobar serán parte de la nueva Comisión Directiva.

***

La Ley del Deporte promulgada en 2015 no se cumple. En su artículo 20 bis establece que las listas que se presenten para la elección de los/las integrantes de la Comisión Directiva en las asociaciones civiles deportivas deben tener entre los candidatos un mínimo de 20 por ciento, en conjunto, de mujeres y de personas jóvenes entre 18 y 29 años.

Es una deuda de los clubes incorporar a las mujeres en su vida política. Boca y San Lorenzo tienen la posibilidad de cambiar el rumbo de esta historia. Ellas, claro, pelean para que así sea.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 12/07/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto