Listas feministas

Compartir

La movilización social de las mujeres y su lugar en la lucha política se ve reflejada en las listas del Frente de Todos. La movida “Feministas en las listas” asume las banderas por el aborto legal y la jubilación para amas de casa, pero también prioriza la unidad para el desalojo del macrismo. Son candidatas desde referentes sociales, como la socióloga Dora Barrancos, hasta militantes políticas, como Luana Volnovich y Victoria Donda, pasando por dirigentes de las trabajadoras, como Claudia Ormachea (Bancarios), y militantes de barrios populares, como Claudia Neira (NEP). Quiénes son, qué piensan y qué hacen las mujeres que nos van a representar

Fotos: Joaquín Salguero

Las lapiceras calientes, los celulares estallados. El cierre de listas el sábado a la madrugada dejó una infinidad de lecturas, ganadores, perdedores, heridos. Se hicieron y se harán numerosos análisis acerca de cómo quedó la conformación de las listas. Porque no son solo nombres en un papel. Los candidatos representan espacios, trayectorias, ideologías, banderas. Y en ese sentido, una de las lecturas posibles en cuando a la conformación de las listas tiene que ver con uno de los grandes ejes que desde el 2015 comenzó con la marcha del 3 de junio con el grito de “Ni Una Menos” y que se coronó en el 2018 con el debate por el aborto legal, seguro y gratuito. El feminismo—o los feminismos, en realidad—fueron sin dudas uno de los grandes actores en estos años. Las mujeres, lesbianas, travestis y trans pusieron el cuerpo en las calles oponiéndose al modelo neoliberal de Cambiemos y visibilizando las desigualdades. Y eso se ve en las listas.

Durante la semanas previas a las definiciones se impuso una campaña muy fuerte en las redes sociales bajo el lema “Feministas en las listas”: una consigna que contiene un enorme significado, sobre todo el de la ampliación de derechos, y que no solo se subsume al hecho de “ser mujer”, es decir, no es un reclamo sexista, sino que implica mirar con anteojos feministas y con perspectiva de género el conjunto de las políticas públicas. Muchos quieren simplificarlo al color de los pañuelos, el verde y el celeste. Pero de esos colores también existe una gama significativa. Por eso, el concepto de “feministas en las listas” excede el mero reclamo por el aborto legal, seguro y gratuito sino que se inscribe en una lógica de ampliación de derechos. Y sin dudas, este reclamo se vio contenido en el espacio que comandan Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, a diferencia de Mauricio Macri que lejos de ser el “feminista menos pensado”, recibió unas horas antes del cierre de listas a la flamante diputada provincial Amalia Granata, una férrea defensora de las muertes por abortos clandestinos.

Los nombres

Una de las candidaturas más celebradas fue la de Dora Barrancos como senadora nacional. La ex directiva del CONICET es una de las referentas más prestigiosas tanto en la academia como en la militancia feminista. Socióloga e historiadora fue una de las pioneras en explorar el rol de las mujeres en la historia argentina. 

“Mi referencia política mayor es el movimiento feminista, y tenemos un montón de leyes pendientes», dijo en diálogo con Radio Caput después de que se conociera su candidatura. “Alberto y Cristina son actores que en este momento tienen que estar sumando. No se les puede pedir que se emblematicen con una cuestión, aunque sea central para nosotros, como es el aborto legal”, sostuvo. 

En cuanto a la lista de diputados nacionales por la Provincia de Buenos Aires, el segundo lugar quedó para Luana Volnovich, que renovará su banca. Luana, que no es una figura tan reconocida mediáticamente, es una referente de La Cámpora y es quien se focalizó durante estos años en temas previsionales. Por caso, fue quien presentó hace algunas semanas el “Plan de Inclusión Previsional Argentino” que busca restituir el derecho que el 23 de julio verá su fin cuando el gobierno de Mauricio Macri dejará a más de 100 mil mujeres al año sin su jubilación. El proyecto que impulsó Volnovich busca prorrogar por cinco años más las moratorias. Desde el escenario del 3J, en la marcha por el cuarto aniversario de Ni Una Menos, hubo un momento en el que se escuchó: “Este movimiento se pronuncia por la defensa del trabajo, el salario, las jubilaciones y las pensiones. Consideramos urgente recuperar el sistema previsional argentino. Todes tenemos derecho a jubilarnos. Por la prórroga en la moratoria para la jubilación de amas de casa. El sistema de cuidados forma parte de la economía y de la producción. Demandamos el reconocimiento de las tareas de cuidado: es trabajo no remunerado y quienes lo llevan a cabo debe ser reconocides”. Fue Luana Volnovich, con el gran apoyo de las mujeres sindicalistas de todas las centrales obreras, quienes canalizaron institucionalmente una de las demandas del movimiento feminista. Por caso, en las listas del Frente de Todos, también hubo lugar para las mujeres sindicalistas.

Un dato sumamente interesante de un fenómeno que crece día a día dentro de los sindicatos. En la lista de la provincia de Buenos Aires, y con altas chances de entrar, está Claudia Ormachea, secretaria Nacional de Derechos Humanos, Género e Igualdad de la Asociación Bancaria y una referente de las Mujeres Sindicalistas de la Corriente Federal de Trabajadores. Además de Ormachea, en la lista de diputados nacionales por la Capital Federal está octava Alejandra López, secretaria general de SADOP (gremio docente) Capital; y por Santa Fe, con el triunfo del peronismo, quien será vicegobernadora deja su banca y asumirá Patricia Mounier, secretaria adjunta de SADOP de esa provincia. Es decir habrá un Congreso con un número más que interesante de gremialistas feministas. 

Victoria Donda—que renovará su banca—una histórica feminista, impulsora del proyecto por la interrupción voluntaria del embarazo quedó en cuarto lugar, así como también Mara Brawer, ubicada sexta, que ya ocupó una banca y que es también una feminista avezada. En diálogo con Nuestras Voces Mara sostuvo que está muy contenta “porque todas las compañeras son mujeres feministas muy comprometidas desde una perspectiva integral en la cual todas trabajamos para una sociedad más justa para mayor distribución de ingreso, trabajo que son las condiciones de posibilidad para la igualdad de género. Siempre decimos que sin justicia social no hay igualdad de género. Es un grupo de referentes con mucha trayectoria. En mi caso tenemos que seguir trabajando para modificar la ley de contrato de trabajo, para ampliar las licencias, para que haya igualdad de género en los cargos electivos en el mundo de trabajo en general, en los directorios de las empresas. Es decir, que la transformación social que estamos haciendo en la política se traduzca también en otros ámbitos”. 

En esa lista, otra que llamó la atención fue Paula Arraigada una militante travesti que quedó ubicada en el lugar número once. De entrar, algo bastante difícil, sería la primera diputada trans de la historia. En diálogo con este portal, Paula explicó: “Mi candidatura tiene como significado es visibilizar al género trans y visibilizar la falta de derecho que tiene el colectivo. Además sirve como herramienta para modificar que hoy no existe. Más allá de ser una experiencia que en lo personal puede ser rica, como colectivo redunda en esto de empezar a adquirir derechos y ocupar espacios que no hemos ocupado, no porque no queramos sino porque son espacios que no nos han permitido que estemos, sobre todo los espacios de poder. Este tipo de actos hace que nosotras empecemos a ocupar lugares para las cuales nos hemos preparado como colectivo. Usando una frase muy famosa de Evita, donde hay una necesidad nace un derecho, las primeras leyes que impulsaría tendrían que ver con mi colectivo.  Hay una urgencia que cubrir y que hasta ahora el Estado no ha cubierto, con mi colectivo que tiene un promedio de 35 años de vida, que no tiene acceso al trabajo formal, que no accede a una salud amigable ni a un sistema de educación que le permita formarse”. 

En la lista de legisladores porteños también hay una impronta feminista fuerte. Por caso, quien encabeza la lista del Frente de Todos es Claudia Neira del Nuevo Espacio de Participación (NEP) que trabaja, sobre todo, con mujeres en los barrios populares de la capital. En diálogo con este portal sostuvo que “lo destacable es que hay expresiones diferentes pero todas ellas en un mismo sentido escuchando el reclamo de que haya mujeres feministas. La lista de la ciudad expresa una mirada de mujeres que desde hace años militamos, que venimos batallando por expresar la problemática de las mujeres en los barrios, de las mujeres que siempre se llevan la peor parte que son las que más sufren el desempleo, las que trabajan en los comedores populares, son las que hacen las tareas del cuidado que no son remuneradas con el único objetivo de que los pibes tengan para comer. Entonces a ese feminismo popular también queremos representar en la legislatura”. En ese sentido, otra figura destacable que ocupará una banca es Ofelia Fernández, que finalmente quedó tercera en la lista y se convertirá en la legisladora más joven. 

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 21/11/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto