Luego de la derrota, movimientos y tensiones en la oposición

Compartir

Ya en la oposición, Juntos por el Cambio hace grandes esfuerzos por mantener la unidad y desarrollarse en el territorio. El ex presidente Mauricio Macri –que busca liderar el espacio– tuvo primero, un encuentro con Horacio Rodríguez Larreta y este jueves se reunió con la mesa chica del PRO. Patricia Bullrich se calzó el traje de conductora del partido y ya se muestra como el ala dura de la oposición. La secundará Eduardo Macchiavelli, un hombre de Larreta. ¿Qué hará Miguel Ángel Pichetto? ¿Qué lugar ocupará Marcos Peña? ¿Cómo se reubica el radicalismo? ¿Quién será el líder de este espacio?

La semana pasada Mauricio Macri volvió de sus largas –larguísimas– vacaciones en la Patagonia y empezó a mover algunas fichas del tablero político para ir reconfigurando el espacio de Juntos por el Cambio –integrado por el PRO, la UCR y la Coalición Cívica–, después de la derrota electoral.

La última jugada fue la de este jueves. El ex Presidente encabezó la primera cumbre del año de la mesa nacional del PRO en las nuevas oficinas de Vicente López, a pocas cuadras de la quinta de Olivos, y dijo “estar preocupado por la actualidad de Argentina”. En el encuentro estuvieron el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, la ex ministra de Seguridad y actual presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y el ex candidato a la vicepresidencia, Miguel Ángel Pichetto. También participaron el senador, Humberto Schiavoni, y el diputado nacional, Cristian Ritondo, quien previo a la reunión y frente la pregunta sobre el liderazgo del espacio, contestó: “No hay un solo referente del PRO. Mauricio Macri ha sido el fundador de este espacio político pero María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires y Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad, son los tres que vienen liderando el espacio político del PRO”. Una muestra más de las tensiones internas dentro del PRO. El gran ausente (con aviso) fue Marcos Peña.

Días atrás, Macri y Larreta tuvieron un almuerzo en el Hotel Four Seasons de Puerto Madero, y aunque no trascendió de qué hablaron, no hay que ser espía para saber que seguramente el tema de los más de cien terrenos que le cedió el ex mandatario nacional a su delfín en la Ciudad por un monto de 16 mil millones de pesos, un día después de perder las elecciones y que el presidente Alberto Fernández decidió poner en suspenso y revisar, seguramente fue de la partida. Así como seguramente también lo fue el tema de la coparticipación: otro regalito que le hizo el ahora directivo de la FIFA, apenas asumió la conducción del gobierno nacional. Con la excusa del traspaso de la Policía Federal a la Ciudad, Macri aumentó la coparticipación de 1,4 a 3,5 por ciento. Pero según sostienen los especialistas, todo indica que el monto que se transfirió es casi el doble del que se utilizó en materia de seguridad. Por eso Larreta se muestra –por ahora– dialoguista con Fernández. Sabe que el regalito de su ¿jefe? fue un exceso pero quiere que impacte lo menos posible. Pero lo que seguramente habrá suscitado el interés de los comensales es la unidad de Cambiemos y una incógnita que recorre cada ámbito amarillos: quién liderará el espacio.

Alberto pone freno a la inmobiliaria Larreta

La reorganización

Unos días después de dejar el poder Macri inauguró sus nuevas oficinas sobre la calle Libertador, apenas a tres cuadras de donde vivió los últimos cuatro años. Quienes pululan a su lado son su histórico vocero, Iván Pavlovsky y quien fuera su secretario general de la Presidencia Fernando De Andreis. En esos primeros días tras dejar el Sillón de Rivadavia Macri recibió a su primo e intendente de Vicente López, Jorge Macri que todavía mastica la bronca por no haber sido él el elegido para comandar la provincia de Buenos Aires, por lo que tuvo muchísimos cortocircuitos con María Eugenia Vidal y ya advirtió que ese es su objetivo político de cara a las futuras elecciones. Pero esta semana Macri volvió a mostrarse con un hombre de la provincia: el intendente de 3 de Febrero, Diego Valenzuela, alguien que parece estar más cercano al primo del ex presidente. ¿Un mensaje para Mariu? Todo indica que esta semana podría haber una reunión entre la ex gobernadora –que abrió sus oficinas en capital federal– y el ex presidente.

Quien está exultante calzándose el traje de ¿candidata? es nada más y nada menos que Patricia Bullrich quien presidirá el espacio del PRO a partir de marzo. Toda una definición que deja explícita el ala más dura de lo que fue Cambiemos. La ex ministra de Seguridad se convirtió, sin dudas, en estos dos meses que lleva el nuevo gobierno en una acérrima opositora, fiel a un estilo belicoso. Pero no estará sola. Ni lerdo ni perezoso, Horacio Rodriguez Larreta quien nunca siguió la línea de Pato colocó a uno de sus más fieles laderos, Eduardo Macchiavelli, actual secretario de Ambiente porteño como secretario general del partido. Los objetivos de la nueva gestión del Pro son la de sostener la unidad de Juntos por el Cambio –algo que tambalea y fuerte sobre todo en diputados– y avanzar en el desarrollo territorial del partido. Algo que nunca pudieron hacer y que siempre dependieron de sus aliados de boinas blancas. En las reuniones en las que se cocinan estas ideas están presentes Esteban Bullrich, Carmen Polledo, Paula Bertol, Silvana Giudici y Eduardo Amadeo. ¿Qué hará Miguel Ángel Pichetto? ¿Renunciará a su histórico partido y se sumará a las filas de sus nuevos aliados?

Aún se desconoce de qué manera y cómo volverá al ruedo uno de los hombres más cercanos, quien fuera su jefe de Gabinete, Marcos Peña. Después de rumores sobre su posible estadía en Estados Unidos, él mismo se encargó de desmentirlo. Ahora pasa unas semanas en Sudáfrica junto a su familia. Según publicó Perfil, Peña abandonó el grupo de Whatsapp que tenían los funcionarios del Gobierno de Macri. Algunos sostienen que volverá en marzo a la arena política pero aún se desconoce de qué manera, sobre todo, habiendo cosechado más enemigos que amigos después de la derrota. Uno de ellos, es nada más y nada menos que un hombre que suena fuerte como líder del espacio: el actual jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El primer tuit de Macri en el 2020 fue el 28 de enero cuando anunció su nuevo cargo en las comarcas del fútbol internacional. “Con mucha alegría quiero contarles que la FIFA me ha elegido como el próximo presidente ejecutivo de la Fundación FIFA, la organización que busca generar un cambio social positivo a través del fútbol y la educación”. El anuncio llegó algunos días después de que se filtrara un video en el que el Presidente, junto a militantes del Pro de Villa La Angostura, reconociera que había planteado recaudos hacia el interior de su equipo gubernamental sobre el nivel de endeudamiento durante su gestión: “Yo siempre les decía a todos, cuidado, que yo conozco los mercados, que un día no te dan más plata y nos vamos a la mierda”. Y lamentó que sus funcionarios y allegados le pidieran que se quedara “tranquilo” ante el incierto frente financiero. “Sentí que tenía sobre mi cabeza a los 44 millones y sabía que que no íbamos a poder seguir tomando deuda eternamente, que no podía para ningún lado achicar ese gasto, mismo dentro de Cambiemos había problemas”. Así fue como su nuevo lugar en la entidad deportiva —que fue foco de un escándalo sin precedentes de corrupción y lavado de dinero— generó un rechazo generalizado. Mientras tanto, el periodista de Página 12 Werner Pertot reveló que el ex Presidente buscará lanzar una fundación que llevaría el nombre CEPLA: Cambiar Es Posible en LatinoAmérica. “Si bien en el entorno del ex mandatario manejan con hermetismo los alcances y actividades que tendrá esa fundación, su fundador –el que se ocupó de inscribirla– es el ex jefe de asesores de Macri, José Torello, uno de los ex Cardenal Newmann, que lo acompañó siempre en las buenas y en las malas. Será la plataforma de sus actividades políticas locales y regionales y se suma a otra fundación que le servirá para darle visibilidad: la de la FIFA. Esa novedad dejó visiones encontradas en Cambiemos. Algunos se preguntan cómo va a hacer para liderar la oposición desde el extranjero”.

Derogan decreto de Macri: Argentina no será basurero del mundo

Larreta fue sin dudas el único ganador dentro del esquema del PRO que retuvo su distrito con una amplia ventaja ante su rival del Frente de Todos. Sin embargo, este es el segundo y último mandato que el “pelado” puede sostener en la Ciudad, por lo que indudablemente sea uno de los perfiles presidenciables. Por supuesto que falta, que es prematuro decirlo, pero es vox populi que Larreta nunca escondió sus intenciones de suceder a Macri en la Rosada. Y esta parecería ser su tan esperada oportunidad y con ese objetivo está trabajando. Por caso, lejos del perfil que ostenta quien será la presidenta del PRO, Larreta se muestra con un perfil más dialoguista. Estuvo en varias oportunidades con el Presidente Alberto Fernández e incluso en la Casa Rosada junto al resto de los gobernadores. Ya estarían empezando a diseñar algunas estrategias dos personas que durante el gobierno de Cambiemos ocuparon lugares claves y que fueron muy críticos del ala que comandaba Marcos Peña. Ellos son Emilio Monzó –quien ocupó la presidencia de la Cámara de Diputados– y Rogelio Frigerio –ministro del Interior– quienes abrirán una consultora política que se llamaría “Symfonia”, un término griego que significa “acuerdo” con el objetivo de jugar políticamente convirtiéndose en uno de los espacios “dialoguistas” frente a los más conservadores. Algunos sostienen que el ex Ministro del Interior podría, incluso, ser quien suceda a Larreta comandando las arcas porteñas. Por ahora, no hay certezas. Mientras tanto, Monzó amenaza a través de su delfín en el Congreso, Sebastián García De Luca con romper el bloque de Juntos por el Cambio.

Otra de las figuras de las que también se esperan próximas apariciones es María Eugenia Vidal. La ex gobernadora, una de las grandes derrotadas en las últimas elecciones, se muda a la capital porteña por lo que se despertaron algunas sospechas que podrían trasladarla nuevamente al ámbito porteño. Sin embargo, ella niega esta teoría y deja entrever que su lugar seguirá siendo la provincia de la que seguramente, quiera pelear una candidatura legislativa el año que viene. Vidal también va a estrenar oficinas en la histórica sede del PRO de la calle Balcarce. La ex mandataria mantiene vínculos con el alcalde porteño, con el que pese a alguno vaivenes durante su gestión en el poder, siempre se mantuvo como su aliada. Ahora, en las malas, serán el tándem que le dispute al propio Macri y al ala más dura del PRO que comanda la ex ministra de seguridad, el futuro electoral.

Capítulo aparte quedará para el radicalismo, que mientras se entretiene peleando con Ricardo Alfonsín, quien fue designado por el presidente como embajador en España, al que evalúan echar del partido centenario.

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 29/03/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto