Luz de emergencia

Compartir

Cientos de teatros y espacios culturales de la Ciudad de Buenos Aires se encuentran al borde del abismo como consecuencia de los tarifazos. Cultura Unida, una organización que nuclea a diferentes agrupaciones para defender y promover la cultura en los tiempos que corren, declaró el estado de emergencia. Hoy realizan un «apagón» para reclamar una tarifa diferencial.

La posibilidad de ver una obra de teatro, escuchar a una banda en vivo, participar de una muestra fotográfica o disfrutar de una pieza de danza, resulta cada día un poco más difícil. Si aún existe, es gracias a la lucha de un enorme grupo de trabajadores. Sin embargo, ya no queda mucho tiempo. Mes a mes los espacios culturales se encuentran más cercanos a su fin.

Para concientizar sobre la emergencia Cultural, los teatros y espacios culturales de la Ciudad, harán hoy, sábado 21 de mayo, a las 21 hs. un apagón en todas sus salas: “apagamos las luces, para encender la emergencia”.

Cada espacio lo hará libremente, según su lenguaje y eligiendo su propia estética. En todos ellos se realizará, además, la lectura de un texto escrito colectivamente para visibilizar la problemática.

Leé también «Teatros porteños, en jaque»

Lo que reclaman las diversas organizaciones, nucleadas en Cultura Unida, es una tarifa diferenciada para los espacios culturales independientes de todo el país. “Algo que podamos pagar, entendiendo que la actividad que realizamos es distinta, tiene requerimientos eléctricos mayores. Lo necesitamos y si nos cobran la tarifa normal, no lo podemos pagar”, aclara Claudio Gorenman, del Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos -MECA -.

Todas las de perder

La situación de estos espacios es desventajosa por donde se lo mire. La facturación de agua en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no se realiza por consumo sino que se basa principalmente en la superficie del terreno y su ubicación geográfica. Es por ello que los teatros y espacios culturales, que suelen ser espacios de grandes dimensiones para poder llevar a cabo sus funciones, se han visto asfixiados por las tarifas sin siquiera ser una cuestión de consumo.

Por su parte, el empleo de electricidad es alto, pero necesario para llevar a delante sus actividades. Además, las funciones se realizan inevitablemente de noche, en donde, según informan desde la Cámara de Empresarios del Teatro, “el valor del kilowatt es un 15 por ciento más caro”.

El pedido, al Congreso. El ejecutivo, sin respuestas

El pasado lunes, referentes del Frente para la Victoria presentaron en la legislatura porteña, diversos proyectos dirigidos a reducir el impacto de los aumentos de tarifas de servicios públicos en establecimientos culturales, tales como salas teatrales no oficiales, teatros comunitarios, clubes de música en vivo, salones de milonga y peña folclórica y espacios que funcionen como centro cultural.

Además, existe un proyecto de Ley de alcance nacional presentado por el diputado Juan Cabandié (FpV), para que exista una tarifa diferencial en los servicios de electricidad y gas para establecimientos artísticos y culturales.

Sin embargo, estos procesos llevan tiempo, y los espacios no cuentan con él. Es por eso que, en la Ciudad de Buenos Aires, además de reclamar la tarifa diferencial, las diversas agrupaciones* presentaron una nota al Jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para exigir un Fondo de Emergencia que permita  a los espacios culturales subsistir hasta que una ley los ampare.

Según nos informó Liliana Weimer, de  la Asociación Argentina del Teatro Independiente – ARTEI-, Cultura Unida logró reunirse con autoridades de los Ministerios de Cultura y de Energía, a cargo de Pablo Avelluto y Juan José Aranguren, pero a la fecha no han tenido respuesta a sus demandas. Es que el Gobierno pareciera no recordar que es una obligación del Estado amparar a estos espacios y garantizar su acceso.

Contrarreloj

Poco a poco, las consecuencias de las políticas del Pro-Cambiemos comienzan a sentirse a nivel nacional. Sin embargo, salas y agrupaciones de la cultura porteña las padecen desde hace ya ocho años: la necesidad de una ley habilitadora, la cantidad de espacios clausurados, la existencia de inspecciones que desconocen la nueva Ley de Teatro Independiente y la falta de regulación de la Ley de Centros Culturales se suman a los actuales reclamos por los tarifazos en los servicios esenciales.

Leé también «Qué (no) pasa en los teatros porteños»

El teatro La Nave, ubicado en Lavalle al 3600, se vio obligado a cerrar sus puertas en el mes de abril. Un espacio que queda fuera de funcionamiento, asfixiado económicamente por las políticas económicas del gobierno nacional y por la desprotección del gobierno porteño hacia el sector: “No pudo hacer frente a los problemas económicos. Los subsidios llegan recién en el segundo semestre. No se aguanta. Y, no te digo este mes, quizás no el que viene, pero si esto no se soluciona, varias salas van a tener que pensar qué hacer y posiblemente haya que cerrar varias puertas” dijo a Nuestras Voces Liliana Weimer.

Todos los espacios se encuentran en riesgo de cierre inmediato. Pero la cultura no se achica: Andrea Vertone, de la agrupación ESCENA – Espacios Escénicos Independientes – aclara que la lucha debe continuar: “Hay una pulsión que es más fuerte. En estos espacios se estudia, se da clases, se contiene, se hace arte. El teatro se trata de disciplinas conjuntas, nosotros, nuestras salas, tienen fuertes inserciones en los barrios. No somos un grupo de pibes que se junta a fumar un porro: somos trabajadores de la cultura. Hacemos a la identidad de la Ciudad”.

El sector requiere de forma urgente de un Estado que entienda la función social del arte, que reconozca a la Cultura como un derecho inalienable, y que lo reconozca ya. Hoy, por primera vez, todas las salas de la Capital Federal apagarán sus luces para alertarnos de lo que podría ser el porvenir. El tiempo corre: la cultura ya entró en emergencia.

*Las agrupaciones que conforman Cultura Unida son: ARTEI (Asociación Argentina del Teatro Independiente), MECA (Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos), ESCENA (Espacios Escénicos Autónomos), FAAO (Frente de Artistas Ambulantes Organizados), AOM (Asociación de Organizadores de Milongas), CLUMVI (Cámara de Clubes de Música en Vivo), Seamos Libres, Foro de Danza en Acción, Abogados Culturales, FACC (Fuerza Artística de Choque Comunicativo), Construyendo Cultura, Potencia Unida, Roja y Blanca Actores, #LaCulturaNoSeClausura y Peñas Unidas

@malaumanfre

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 15/08/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto