«Macri uberizó la economía argentina»

Compartir

Alberto Fernández habló del índice de desocupación, pobreza e inflación en respuesta a los dichos de Mauricio Macri sobre su dedo índice. Así arrancó el segundo debate presidencial, en el que Fernández apuntó a revelar las mentiras presidenciales: «Pese al marketing, el consumo de droga subió» y el «presupuesto en seguridad bajó». También lo acusó de ser el presidente que deja su puesto con el mayor índice de desocupación porque piensa que «el trabajo es un costo».

Fotos: Joaquín Salguero

A una semana de las elecciones generales, el segundo round del debate presidencial establecido por la ley 27.337, tuvo lugar en el salón de actos de la facultad de derecho de la Universidad de Buenos Aires. 

A diferencia del primero, que fue más trabado, este arrancó con artillería pesada, con más cruces y más chicanas, sobre todo entre Mauricio Macri y Alberto Fernández: «Los índices que importan son el de desocupación, pobreza e inflación», arrancó Alberto, en referencia la discusión que intentó armar el equipo de Macri sobre la utilización del dedo índice de Alberto en el primer debate. Si bien los seis candidatos tenían sus respectivos momentos para exponer —y hay que reconocer que mejoraron sus performances tanto Miguel José Luis Espert como Nicolás Del Caño— hubo un debate paralelo, focalizado entre los dos principales candidatos. Desde el comienzo, el actual presidente, el que había prometido unir a los argentinos, habló de “ellos y nosotros”, marcando el tono agresivo durante las dos horas; mientras que el candidato del Frente de Todos salió desde el principio a revelar las mentiras del Presidente y a proponer una agenda de cara al futuro. Por caso, la analista política Julia Goldenberg, dijo a este portal que “en la Ley se penaliza la no participación del debate pero no hay ningún tipo de contemplación a los datos falsos. Una cuestión es una promesa, que después no se cumpla. Pero otra cuestión es directamente recurrir a datos falsos. La ley debería contemplar algo de eso”.

Según un estudio de opinión pública de la consultora Raúl Aragón y Asociados que salió apenas una hora después del debate, el 44,2% de los entrevistados consideran que Alberto Fernández fue el ganador; mientras que un 33% piensa que lo fue Macri. Siguió José Luis Espert con un 6,9%; Lavagna 3,6; Del Caño 2,7 y Gómez Centurión 0,9.

Los ejes del debate fueron cuatro: Seguridad, Empleo; Federalismo y Vivienda.

Seguridad

Mauricio Macri arrancó este eje haciendo foco en que en estos cuatro años bajaron los índices de la inseguridad y sobre todo, se combatió al narcotráfico, una de sus caballitos de campaña. Fue Nicolás del Caño el que rebatió esta primer mentira diciendo que “el 65 por ciento de las causas son para perseguir a pibes y pibas». Además, Macri apoyo literalmente a las Fuerzas de Seguridad, a la denominada “doctrina chocobar” y se metió con uno de los temas más sensibles como el de Santiago Maldonado: “Desde el primer día dijimos que íbamos a ir por la verdad. Y 52 peritos, en forma unánime, dijeron que las denuncias eran falsas. Esto fue un claro ataque a una institución que es muy reconocida por su labor contra el narcotráfico. No fue casualidad”. Fue Sergio Maldonado, el hermano de Santiago quien a través de las redes sociales le respondió: «Macri sos un mentiroso, los peritos fueron 26». Los peritos, lejos de decir que las denuncias eran falsas (ese no es su rol) hicieron un análisis del cuerpo y la causas de muerte.

Por su parte, Alberto Fernández también salió al cruce: «Tenemos que ser serios, Presidente: el presupuesto de seguridad cayó un 38 por ciento con respecto a 2015”, le dijo. Y agregó que «pese al marketing» el «negocio de la droga prolifera y aumenta el consumo».

Pero además, el candidato del Frente de Todos vinculó la seguridad a la desigualdad. “No esperen soluciones fáciles. Las sociedades más igualitarias son las que menos crímenes tienen; cuesta entenderlo pero es así. Argentina ha generado una gran desigualdad en estos unos años. Se quebró el entramado social. Padres sin trabajo que no pueden alimentar a los hijos, que no pueden ir al colegio. Los controles sociales se fueron deteriorando”. Y propuso crear un Consejo de Seguridad con los distintos actores involucrados.

Empleo

Claramente en este eje Macri no tuvo mucha cintura porque los datos de la realidad, de ese INDEC que utilizó para pegarle a Alberto Fernández, no lo dejan mentir. Fue el candidato del Frente de Todos el que caracterizó al gobierno de Cambiemos como el que dejó la tasa del desempleo más alta de los últimos trece años. Le recordó que degradó el ministerio a secretaría y que “tenemos un presidente que piensa que el trabajo es un costo y, por lo tanto, no se preocupa. Los emprendedores son monotributistas que se suben a una bicicleta y reparten pizza. El Presidente uberizó la economía argentina” y sostuvo que las sociedades más modernas son las que garantizan mayor trabajo en blanco. “El trabajo registrado es la mejor garantía de paz social”. También recordó que durante estos cuatro años se cerraron 43 pymes por día. Y aseguró que “Vamos a poner en marcha las pymes y para eso vamos a dejar de pagar tarifas dolarizadas, que solo benefician a los amigos del Presidente». En este punto, el propio Macri lo reconoció: “Es verdad que creamos muchos empleos informales. Cuando pase la incertidumbre electoral, la Argentina va a crecer”.

El tema es que no dijo el cómo. ¿Por qué si se destruyeron millones de puestos de trabajo y el desempleo volvió a los dos dígitos como en el 2001 habría de mejorar si, como dijo el propio presidente, se irá por el mismo rumbo? Lo curioso fue que Macri quiso meter a como de lugar el eje energético y le salió el tiro por la culata cuando dijo que hubo una “revolución de la energía”. Pareció olvidarse de que hace algunos meses, en junio de 2019, por primera vez en la historia, toda Argentina se quedó sin luz. Además, Alberto le recordó que no sólo subió las tarifas sino que la transferencia de recursos fue fenomenal y que fueron sus amigos —Caputo y Mindlin— dueños de las compañías energéticas “quienes se llenaron los bolsillos”. 

Los ganadores del tarifazo

Federalismo

Este fue quizás el momento del debate en el que Mauricio Macri utilizó las chicanas más estudiadas para el candidato opositor. “Ahora el kirchnerismo habla del federalismo, después de usar el látigo y la chequera. Ya avisaron que le van a sacar los recursos a la Ciudad de Buenos Aires. Desde el primer día trabaje con todos los gobernadores. Les dimos más recursos”. En realidad estaba defendiendo por adelantado los enormes beneficios que le dio a su aliado político, Horacio Rodríguez Larreta.

En cuanto a las provincias, hace pocas semanas, la Corte Suprema de Justicia estableció que la reducción del IVA y del Impuesto a las Ganancias dispuesta por el propio Macri tras su derrota en las PASO no puede afectar los fondos de coparticipación que corresponden a las provincias.

También en este segmento, el Presidente quiso chicanear hablando de que “ellos” son “autoritarios” como “Maduro”. Rápido en los reflejos, Alberto rebatió que si de autoritarismo se trata, Macri puso a dos jueces supremos a través de un decreto y, entre otras cuestiones, vació una cámara federal. Además recordó las principales causas por las que Macri está en la mira de la justicia como las del Correo, los peajes, los parques eólicos y la venta de Macair, entre otras. Además, Fernández propuso establecer un verdadero diálogo con los gobernadores de las 24 provincias y volver a pensar en una argentina verdaderamente federal. 

Vivienda

En este punto, lo más destacado fue el anuncio del candidato del Frente de Todos de crear un ministerio de la Vivienda. En este sentido, Alberto aprovechó para reiterar los escalofriantes índices de pobreza que dejó el macrismo en contraposición a aquel slogan de campaña de “pobreza cero”. El Presidente se metió en un berenjenal cuando solo mencionó los créditos UVA, uno de los programas más cuestionados de su gestión. Macri prometió que las cuotas de los créditos estarán atadas a los salarios y no a la inflación, como están ahora. 

“Parece que Macri se acordó de la vivienda en los últimos cinco minutos. El presupuesto de la Vivienda se redujo sensiblemente. Los créditos UVA iban a ser una solución y son un drama para miles de familias”, retrucó Fernández. 

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 17/11/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto