Mentiras Clínicas

Compartir

Barbieri, rector de la UBA, Bullrich, ministro de Educación, y Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño firmaron una cosa y dijeron otra sobre el nuevo hospital de Clínicas: según el convenio los fondos para el nuevo hospital no están asegurados, no hay proyecto aún pese a los detalles difundidos, no están comprometidos a hacer viviendas para estudiantes en el predio actual y lo único seguro es que la manzana del actual clínicas será regalada por la UBA al Gobierno Nacional con destino libre. Por si fuera poco, Caputo y Calcaterra podrían ser indemnizados por suspender obras que aún no comenzaron pero de las que son adjudicatarios.

161117hospital-2
Fotos: Joaquín Salguero

El acuerdo firmado ayer por la UBA y el ministerio de Educación -en medio de protestas de estudiantes y profesionales- para construir un nuevo Hospital de Clínicas no garantiza ni cercanamente lo que los funcionarios aseguran que se hará. El convenio tampoco aclara qué ocurrirá con las licitaciones adjudicadas para renovar el clínicas, tanto a Caputo como a Calcaterra (Caputo SA y Creaurban). Ahora tendrán derechos a reclamos por más de 180 millones como indemnización por su suspensión.

Como reveló El Disenso, tanto el primo como el padrino de bodas del presidente, fueron los mayores beneficiarios de las últimas licitaciones y ya han incumplido sus compromisos.

Los fondos para el nuevo hospital

Si bien la información oficial aseguró que el costo del nuevo hospital sería de 130 millones de dólares, según el acuerdo firmado el ministerio de Educación únicamente “asume el compromiso de propiciar la aprobación del presupuesto respectivo”, sin aclarar la suma y sin siquiera obligarse conseguirlo o fijar penalidades en caso de no hacerlo. Además el proyecto aclara que el financiamiento provendrá del “Tesoro Nacional propiciado por el ministerio”. De esta manera, el acuerdo no garantiza el presupuesto ni en monto, ni en tiempo.

Hospital de Clínicas- Acuerdo UBA-Min Educación by nuestrasvocesok on Scribd

El proyecto del nuevo hospital

Según el convenio, tanto el proyecto como la contratación y ejecución estarán a cargo de la UBA, pero lo único especificado al respecto es que se va a “construir un Hospital Universitario de mediana y alta complejidad“. Nada dice sobre mantener las fuentes de trabajo, los servicios o las camas. Solo agrega que “el proyecto tendrá los requerimientos técnicos y físicos que la Universidad determine”, dejando abierto cuáles serán. Y sin aclarar si el equipamiento hospitalario estará a cargo del Estado Nacional y cuál será el mismo

Pese a esto, el gobierno dio a conocer un proyecto con renders y detalles técnicos asegurando que será de tercera Generación, que tendrá una plaza social arbolada, jardines perimetrales e interiores y una terraza verde. Sin embargo el propio rector de la UBA, Alberto Barbieri debió admitir que «las características médico-funcionales del nuevo edificio serán definidas por especialistas de la Facultad de Medicina de la UBA». Es decir que o ya hay un proyecto predefinido irregularmente o es falso el proyecto presentado al público, ya que la UBA todavía no se reunió para definir cómo será realmente el nuevo hospital.

El convenio tampoco dice nada sobre la promesa del Jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de que “no sólo vamos a garantizar la permanencia de las fuentes de trabajo sino que nuestra idea es ampliarlas», algo, además, fuera de su órbita.

Barbieri aseguró algo que tampoco se ocupó de poner por escrito, al decir que “vamos a dotarlo de la infraestructura y la mejor tecnología, y en el nuevo edificio (sic) no sólo se necesitará todo el personal, sino que es probable que se requiera más gente, ya que el objetivo es aumentar las horas de atención». Nótese que habla de edificio y no de hospital, dejando clara su prioridad.

La continuidad del Clínicas hasta terminar la obra

Si bien aseguraron los funcionarios que el hospital seguirá funcionando normalmente, el convenio solo dice que “el ministerio solventará en la medida de los recursos existentes, todas aquellas obras y servicios que resulten necesarios para garantizar el normal y habitual funcionamiento”, sin garantizar montos partidas o fijar método de financiamiento alguno.

O sea que no está asegurado que lo dicho por el rector Barbieri: “El antiguo hospital va a seguir funcionando en su plenitud”.

161117hospital-4

El regalo del edificio

El convenio es claro solo en un punto. Una vez que el nuevo hospital esté operativo, la UBA “se obliga a transferir gratuitamente sin limitación alguna, con destino al ministerio, el dominio y todos los derechos reales” de la manzana en la que está el Clínicas. Es decir que el ministerio de Educación no está obligado a darle ningún destino. No está asegurado que el actual predio se vaya a utilizar “con actividades que tengan que ver con la formación”, como aseguró Barbieri. Ni tampoco es seguro lo que dijo Bullrich de que “el destino del predio actual será para residencias universitarias y centros de investigación”.

Todo en el aire

Finalmente el convenio no fija plazos, métodos de contratación de las obras, requisitos mínimos de las mismas, o partidas presupuestarias. Lo único claro hoy es que el gobierno Nacional tendrá una manzana entera en Barrio Norte para un desarrollo inmobiliario. El negocio preferido del Presidente Macri y sus socios.

161117hospital-3

Comentarios

Comentarios

Gabriela Cerruti

Gabriela Cerruti

Periodista y escritora. Autora de El Pibe (2010), Vivir bien en la Ciudad (2014) y El Jefe (1993), entre otros. Integró el diario Página/12 y la Revista 3 Puntos, entre otros. Diputada nacional electa por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Unidad Ciudadana).

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 20/09/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto