Michetti no convence

Compartir

Uno de cada tres argentinos es pobre, los docentes están en las calles, los trabajadores en alerta y la actividad económica continúa en caída. Sin embargo, y pese a los intentos por desaparecer de las pantallas a la vicepresidenta Gabriela Michetti, aún continúan los interrogantes por la causa en la que se investiga el origen del dinero robado en su domicilio. La semana próxima comenzará la declaración de los supuestos donantes de la fundación entre los que se encuentran Federico Pinedo, Andrés Ibarra, Daniel Chaín, Guillermo Montenegro y Hernán Lombardi. Las explicaciones de Michetti todavía no convencen a nadie.

Télam, 22/08/2016 Buenos Aires - El presidente Mauricio Macri  en la inauguración de Droguerías  del Sud en localidad de Avellaneda. Lo acompaña en el acto la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, Maria Eugenia Vidal y la vice-presidenta de la Nación Gabriela Michetti. Foto Cano
Foto: Cano

El juez encargado de la causa, Ariel Lijo, ordenó la citación como testigos de 22 –supuestos– donantes de la fundación. De esta forma, y atendiendo a un pedido de la defensa, Lijo comenzará la semana próxima a tomarle declaración bajo juramento al Senador y miembro de SUMA, Federico Pinedo; al ministro de Modernización, Andrés Ibarra; al secretario de obras públicas, Daniel Chaín; al ex ministro de seguridad porteño y actual embajador en Uruguay, Guillermo Montenegro y al responsable del sistema de medios públicos y miembro de SUMA, Hernán Lombardi, entre otros.

La decisión del Juez surgió luego de que Ricardo Gil Lavedra y Alejandra Cano, abogados defensores de la vicepresidenta, presentaran un descargo frente a la versió que dio Michetti sobre lo ocurrido. En el escrito de más de 30 páginas Marta Gabriela Michetti señaló que a comienzos de noviembre le pidió a Santiago Riobó (su asistente) y a Silvina Michetti (su hermana) que le dieran “una mano con la recolección de fondos para hacer frente a la cena anual” de la fundación. A su vez, también mencionó a Federico Pinedo (a quien califica en el escrito como “mi amigo”) a quien le solicitó que la “ayudara a pedirle alguna colaboración a otros amigos del partido con el mismo fin”.

Michetti mencionó a Federico Pinedo en su declaración y dijo que le solicitó que la “ayudara a pedirle alguna colaboración a otros amigos del partido” para la fundación.

De esta forma, la defensa de Michetti busca encontrar voces que den sustento y confirmen sus propios dichos ya que, hasta el momento, han sido numerosas las inconsistencias y contradicciones entre sus declaraciones, las de Juan Tonelli (su pareja) y los papeles de la fundación (o bien la carencia de ellos).

Como se recordará, la fundación SUMA fue creada en 2009 pero se mantuvo en forma ilegal hasta julio de este año cuando, una vez pública la denuncia del robo, presentó balances en la IGJ por primera vez. Algo similar sucedió con la AFIP. En declaraciones a Radio Vorterix Michetti había dicho que la fundación tenía 3 empleados, sin embargo, luego se comprobó que la misma no contaba siquiera con el alta en la AFIP.

Donaciones digitales

Una nueva arista de la investigación se abrió también hace unos pocos días cuando el abogado Martínez Herrero, en base a datos de una investigación del sitio el Disenso, amplió su denuncia y solicitó investigar la cuenta que la Fundación SUMA tiene en la red MercadoPago. En el escrito, Martínez Herrero exigió que se analicen todos los movimientos y operaciones que se efectuaron en la cuenta del usuario 169391190/FUNDACINSUMAFUNDACINSUMA, correspondiente a la fundación de la vicepresidenta. Se cree que a través de esta red, SUMA podría haber recibido donaciones y transferencias electrónicas. De hecho, desde el sitio El Disenso, señalaron que en el video de la gala en La Rural de la propia fundación, se puede observar cómo voluntarios de la fundación recorren las mesas y recaudan donaciones con un postnet portátil. Martínez Herrero entiende que así, el Juez Lijo podrá conocer los nombres de las personas físicas y jurídicas que realizaron donaciones online así como también los montos de esas transacciones. Asimismo, esta información podrá ser contrastada con los datos de los libros contables de la fundación.

Cuando la Gendarmería allanó la sede social de SUMA, los libros contables de la Fundación –violando la normativa legal vigente– no sólo no estaban allí sino que además fueron entregados al juzgado con más de veinticuatro horas de demora.

Sobre este punto, también hay novedades ya que Martínez Herrero le solicitó a Lijo que antes de dar por buenos estos balances y comenzar a efectuar cruces de información, se lleve adelante una pericia scopométrica. ¿Qué es esto? Un estudio pericial para corroborar que la antigüedad de la tinta de dichos libros no posea alteraciones ni guarde contradicciones con las fechas en que éstos deberían haber sido elaborados. Recordemos que cuando la Gendarmería allanó la sede social de SUMA, los libros contables de la Fundación –violando la normativa legal vigente– no sólo no estaban allí sino que además fueron entregados al juzgado con más de veinticuatro horas de demora.

Finaciamiento ilegal

En respuesta al escrito presentado por la defensa de Michetti, el diputado Roberto Tailhade se presentó en Comodoro Py para solicitar “nuevas medidas” en la causa que investiga los lazos que la Fundación SUMA (de Michetti); Fundar–Justicia y seguridad (de Eugenio Burzaco); Formar (de Guillermo Dietrich); y “Creer y crecer (de Néstor Grindetti) podrían tener con los contratistas del Estado.

A través de un comunicado el legislador expuso que pidió que se avance en la investigación de “una modalidad de corrupción que involucra a empresarios concesionarios de obra pública de la Ciudad de Buenos Aires, funcionarios del macrismo y sus fundaciones, creadas a tal fin”. Según explicó “esto está reñido con la ley de Financiamiento de los Partidos Políticos, N° 26.215, que establece en su art 15 inc “C” que los partidos políticos no podrán aceptar o recibir, directa o indirectamente contribuciones o donaciones de empresas concesionarias de servicios u obras públicas de la Nación, las provincias, los municipios o la Ciudad de Buenos Aires”.

La sospecha es que la fundación sea una pantalla recaudatoria de fondos para la actividad política afirmó Tailhade a Página 12: “Los dirigentes políticos del PRO están acostumbrados a financiar su actividad política con este tipo de fundaciones. Por eso queremos que se investigue a esa fundación”.

En este sentido, los últimos avances del Juez Lijo habían sido solicitarle al titular de la UIF (Unidad de Información Financiera) que comunique si se reportaron operaciones sospechosas o si hay alguna investigación de lavado de dinero en relación a la fundación SUMA (todos los movimientos de la fundación debían estar bancarizados, por lo que resulta irregular que Michetti acumulara donaciones en efectivo, como declaró). También le había pedido al Banco Central que levante el secreto bancario sobre las cuentas de la fundación y que averigüe en todos los bancos todos los productos y servicios contratados: titulares, cotitulares, firmantes y apoderados; transferencias recibidas y realizadas con fecha, monto, emisor, receptor; plazos fijos; cheques librados y operaciones de cambio de divisas.

En lo referido a las fundaciones de Burzaco, Grindetti y Dietrich, Lijo había pedido avanzar en la investigación de sus DDJJ para corroborar si habían declarado correctamente las donaciones que recibieron.

El origen

El 22 de noviembre del año pasado, el mismo día que ganó las elecciones, entraron a la casa de Michetti y le robaron 50 mil dólares y 245 mil pesos. La vicepresidenta no lo reveló públicamente, pero hizo la denuncia. Hace casi dos meses, el robo salió a la luz gracias a una nota del diario cooperativista Tiempo Argentino. Según declaró Michetti, los 50 mil dólares eran un préstamo de su pareja, Juan Tonelli –proveedor del Estado porteño cuyos contratos investiga ahora el juez – y 200 mil pesos eran de donaciones a su fundación.

La fundación SUMA fue creada en 2009. Sin embargo, se mantuvo en forma ilegal ya que no presentó balances en la IGJ. Recién a partir de las denuncias los realizó este año. Tampoco tenía el alta en AFIP pese a contar con empleados, según reveló la misma Michetti.

La fundación SUMA fue creada en 2009. Sin embargo, se mantuvo en forma ilegal ya que no presentó balances en la IGJ. Tampoco tenía el alta en AFIP pese a contar con empleados, según reveló la misma Michetti.

Además, la UIF exige que las fundaciones que reciben donaciones por más de 50 mil pesos en un lapso de no más de treinta días presenten una declaración jurada anualmente de información sobre el estado de cumplimiento de la normativa asociada a la prevención de la comisión de delitos de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo. La fundación de Michetti supera esta suma y no lo hizo. Solo durante el 2015, recibió 4.100.000 millones de pesos en donaciones.

@mpsosa88

Truchísima

Michetti miente

Comentarios

Comentarios

Martín Sosa

Martín Sosa

Periodista. Escribe sobre educación, política y economía. Colaboró en Página/12 y Le Monde Diplomatique. Forma parte de la Fundación Germán Abdala y del staff de comunicación de la Universidad Nacional de Hurlingham (Unahur)

Hacé tu anotación Sin anotaciones


NuestrasVoces.com.ar 2017 - Todos los derechos reservados - Contacto