Michetti no sabe/no contesta (pero va a la ONU)

Compartir

La vicepresidenta Gabriela Michetti encabeza la comitiva argentina en la Asamblea General de Naciones Unidas en reemplazo de Mauricio Macri. De los recortes en discapacidad, el sobreseimiento por el extraño robo en su casa y el pedido de evitar las elecciones “cada dos años”, un recorrido por la funcionaria que viajará a la ONU en medio del reclamo internacional y el pedido de acciones urgentes al Estado por la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Tema que ella silencia en el Senado.

Cuando el senador por San Juan, Ruperto Godoy, le preguntó el miércoles en plena sesión al jefe de Gabinete, Marcos Peña, dónde está Santiago Maldonado, la vicepresidenta Gabriela Michetti le cortó el micrófono. “Usted está sentado ahí, ¿dónde está Santiago Maldonado?”, dijo Godoy. “Ustedes han intentado poner bajo sospecha a Maldonado en vez de haberle dado un tratamiento a la víctima. Los sospechosos terminan siendo ustedes por seguir mintiniendo”. En ese momento, Michetti respondió: “Cortá, cortá. Se terminó su tiempo, senador”. Ocurrió lo mismo cuando habló la senadora Anabel Fernández Sagasti, quien en su pregunta a Peña también ahondó sobre la responsabilidad del Estado y cuestionó el rol de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Michetti la interrumpió: “Senadora, el tiempo”.

No fue la única vez que la vicepresidenta tuvo que responder ante la desaparición forzada del joven de 28 años en la represión de Gendarmería a la Pu Lof en Resistencia del Departamento de Cushamen, en Chubut, el 1 de agosto. En tres oportunidades a lo largo de dos semanas la vicepresidenta se encontró con reclamos por la desaparición forzada de Maldonado. Militantes y docentes la recibieron en General Pacheco con un canto: “Ahora / ahora / resulta indispensable / aparición con vida y castigo a los culpables”. Luego, los trabajadoras del hospital Garraham la recibieron con una pregunta directa: “Michetti, ¿dónde está Santiago?”. La vicepresidenta no respondió: le lanzaron panfletos al aire con el programa de sus demandas.

La última ocurrió cuando los trabajadores de la secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires recibieron a Michetti en La Plata con banderas e imágenes de Maldonado en la entrada del Teatro Argentino: en medio de un reclamo por la reincorporación de los empleados estatales despedidos en el área, le exigieron que se pronunciara sobre el caso. “Nosotros denunciamos la responsabilidad de Gendarmería en la desaparición de Maldonado desde el primer momento”, dijo una de las trabajadoras, quien también exigió el pronunciamiento del secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Cantón. Sin embargo, la vicepresidenta -que había viajado a La Plata para firmar un convenio sobre accesibilidad de personas con discapacidad- sólo respondió que “hay un grupo de personas que está utilizando políticamente el tema”, por lo que recomendó “no meterse en el barro”.

En ese sentido, no se avizora sencilla la participación de la vicepresidenta en éstos días: es la funcionaria argentina que encabezará la comitiva oficial que participa del 72° período ordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. Y justamente el reclamo de los abogados de DDHH y familiares de Santiago Maldonado también se tramita en la ONU.

Una bolsa de López para Michetti

La respuesta falsa

Michetti encabezará la comitiva en reemplazo del Presidente Mauricio Macri (primero de nuestro país en faltar a la cita) que aún se “repone de una cirugía en la rodilla derecha”, según informó la agencia oficial Télam. La vicepresidenta viajará en compañía del canciller Jorge Faurie y del secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. En 2016, el Presidente la consideraba como la “mayor cumbre diplomática global”, en donde destacó lo que consideraba la “agenda moderna, contemporánea” del país: la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, entre otros temas. Michetti llegará con Argentina en el ojo de la escena mundial por la desaparición forzada de Maldonado, que sumó fuertes cuestionamientos internacionales.

Luego de una presentación del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), el Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU le exigió al Estado una “acción urgente” para buscar y localizar al joven, e identificar a los responsables. Además, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó una medida cautelar para la protección de los derechos del joven en respuesta a la solicitud que la organización Naturaleza de Derechos presentó el 7 de agosto. La CIDH “tomó en cuenta las denuncias de los solicitantes”, que sostienen que el joven “fue objeto de una desaparición forzada”. Ocurrió horas después que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Claudio Avruj, se levantaran de una reunión con organismos de derechos humanos que exigían una respuesta clara del Estado.

También, la Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos emitió un comunicado donde expresó su preocupación por la falta de avances “a más de un mes de ocurrida la desaparición de Santiago Maldonado en Chubut, en el marco de una protesta por la liberación del líder de la comunidad mapuche de Cushamen”. Y agregó: “La Oficina Regional del Acnudh urge a las autoridades pertinentes a realizar la investigación apegándose a los estándares internacionales en materia de derechos humanos, en particular a la Convención para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas”. El Gobierno recibió horas antes de la multitudinaria marcha en Plaza de Mayo al representante regional del Alto Comisionado, Amerigo Incalcaterra, quien está esperando la respuesta del Estado para ponerse trabajar en la causa en línea con el reclamo específico de la familia Maldonado: la conformación de un grupo de expertos internacionales que colaboren de forma activa en la investigación.

El director ejecutivo del CELS, Gastón Chillier, criticó en conferencia de prensa en Esquel la respuesta del Estado a la ONU: “El Estado contestó a la acción urgente del Comité de la ONU la semana pasada a través de tres notas distintas: Secretaría de Derechos Humanos, fiscal federal Ávila y Ministerio de Seguridad. El Ministerio reproduce tres párrafos en relación con el operativo y el descargo de Gendarmería, que dice que actuó en un operativo legal porque fue bajo las órdenes del juez Otranto, quien ordenó el desalojo de la ruta. Esas órdenes habían sido el día anterior y no es extendible al ingreso de la comunidad, por lo cual esa respuesta es definitivamente falsa. Se está investigando un allanamiento ilegal, desde el principio. En ese contexto, es grave la respuesta del Estado nacional ante un organismo que le reclama acciones urgentes”.

Este es el escenario en el que Michetti viajará a la ONU.

Una situación difícil

“Vamos a tener que hacer todos una revisión de lo que sucedió en las PASO”, dijo Michetti una semana después de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias en el programa Debo Decir. “Las elecciones de medio término cada dos años hacen que cada año empecés una campaña. Estás gobernando y no tenés 27 mil millones de personas: las que están gobernando son las mismas que hacen campaña. Hiciste un año de trabajo y ya empezó lo preelectoral; no es una cosa razonable”. Un mes antes, en declaraciones al portal Bigbang News, había plenteado que “lo más efectivo sería evitar” los comicios cada dos años y sugirió: “Una posibilidad es pesar un gobierno de seis años con elecciones en tres. Ahí tiene otro color, es un intermedio que no estaría mal”.

El Ejecutivo informó en el Boletín Oficial a través del decreto 698/17 la creación de la Agencia Nacional de Discapacidad, un ente autárquico que “tendrá el diseño, coordinación y ejecución general de las políticas públicas en materia de discapacidad, la elaboración y ejecución de acciones tendientes a promover el pleno ejercicio de los derechos de las personas en situación de discapacidad”. Funcionará en el ámbito de la Secretaría General de la Presidencia y estará a cargo de la vicepresidenta. La abogada de Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad, Varina Suleiman, dijo a Página/12 que, a priori, “es un hecho positivo que se saque del ámbito del Ministerio de Desarrollo Social que no tiene un enfoque de derechos humanos sino una visión de indigencia sobre la discapacidad”.

El doctor Gil Cambiemos

El Gobierno había recibido fuertes críticas de todo el arco de la oposición cuando el Ministerio de Desarrollo Social afectó a 170 mil beneficiarixs de pensiones por discapacidad. Michetti dijo sólo que se trató de un error y un problema de suerte: “Ese dinero no podía ir a cualquier lado y se empezó a investigar. Tuvimos la pésima suerte de que a personas que debían tener la pensión se les dio de baja”. La medida no había sido una investigación, sino un recorte masivo que afectó a miles de personas en medio de un contexto de crisis y desempleo. En una entrevista con La Nación, la propia Michetti: “Es probable que haya habido personas que pensaban que no sería tan duro. También nosotros pensábamos que la recuperación económica iba a ser más rápida”.

No fueron las únicas declaraciones de la vicepresidente sobre el momento económico. Al periodista Luis Novaresio le dijo: “Si yo fuera docente y ganara 9 mil pesos no haría paro porque el paro es una herramienta extrema. Los docentes cobran 9 mil pesos por un turno de sólo cuatro horas”. También se sumó a los dichos del economista Javier González Fraga, quien dijo que el kirchnerismo le hizo “creer a un empleado medio que podía comprarse celulares e irse al exterior”. En declaraciones a Radio Nacional, la vicepresidenta suscribió esa teoría: “Lo más difícil para nosotros es atravesar el momento en el cual salís del populismo y salís de la fantasía de una mentira importante y muy grande, de haberle dicho a la gente que podía vivir de esta forma eternamente porque tenemos recursos para eso”. En ese sentido, consultada por los tarifazos, apuntó: “Sufro el aumento de gas, el aumento de luz, es una situación difícil para todos”.

Otra situación difícil que vivió la vicepresidenta fue con las sospechas de corrupción luego del robo de 245 mil pesos y 50 mil dólares que guardaba envueltos en bolsas de papel en su casa del barrio porteño de Balvanera, y que ocurrió durante la noche en la que Cambiemos ganó las elecciones -el 22 de noviembre de 2015-. Surgió a la luz tras una investigación de Tiempo Argentino, ya que Michetti había intentado ocultarlo. la revelación abrió una causa cuyo expediente instruyó el juez federal Ariel Lijo. Michetti argumentó que la plata provenía de una donación a la Fundación SUMA -que ella preside- y de un préstamo que le habría hecho su pareja, Juan Martín Tonelli Banfi. La vicepresidenta, que pidió su sobreseimiento mediante un escrito, estaba representada legalmente por los abogados Alejandro Pérez Chada, Anabella Mazzanti y Santiago Rozas Garay, que pertenecen al mismo estudio jurídico que representa en otras causas al Presidente Mauricio Macri y al extitular de la Aduana, el carapintada Juan José Gómez Centurión. Sin embargo, mientras se aguardaba información oficial sobre las fundaciones que según la vicepresidenta eran las que habrían aportado el dinero robado, los abogadas renunciaron: la defensa fue asumidad por el radical Ricardo Gil Lavedra. El juez federal Lijo sobreseyó a Michetti en abril ya que consideró que la vicepresidenta pudo acreditar que los montos sustraídos eran “legales”.

Michetti miente

 

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones


NuestrasVoces.com.ar 2017 - Todos los derechos reservados - Contacto