Fuera de la Ley

Compartir

La prueba irrefutable es su propia declaración jurada. Ciento veinticinco por ciento de aumento en su patrimonio entre el principio y el fin del período. El juez Sebastián Ramos tendrá a su cargo la investigación sobre el enriquecimiento de Mauricio Macri en el último año de jefe de gobierno. Los números, sin embargo, son solo la punta del iceberg de una fortuna oscura y difícil de rastrear. La denuncia será presentada hoy ante la Oficina Anticorrupción que encabeza Laura Alonso.

El juez Ramos deberá girarle al fiscal Gerardo Pollicita la denuncia sobre enriquecimiento ilícito de Mauricio Macri a raíz de las inconsistencias en la última declaración jurada presentada por el mandatario en donde se evidencia que en un año duplicó su patrimonio. Pollicita es un viejo conocido del ahora Presidente: acompañó al fiscal Carlos Stornelli en su gestión en la dirección de seguridad de Boca Juniors durante la gestión macrista.

La denuncia pide que se investigue si el crecimiento patrimonial de Macri es acorde a los ingresos legales que declara. “Caso contrario, nos encontraríamos ante una clara sospecha de que se ha enriquecido ilegalmente”, se señala en el texto. Lo cierto es que si la justicia fuera justicia, el fiscal debería pedir al menos inmediatamente que justifique o explique los números que no cierran, tal como establece el código penal para el caso de presunto enriquecimiento de los funcionarios públicos.

Pero también la Ley de Etica tanto de la Nación como de la Ciudad de Buenos Aires, donde ejercía la jefatura de gobierno Macri en el período declarado, fijan pautas a cumplir que están lejos de ser satisfechas. Por eso hoy mismo se entregará una copia de la presentación a la Oficina Anticorrupción que preside la ex diputada por el PRO Laura Alonso.

En su declaración de bienes Mauricio Macri informa que inició el año 2015 con un patrimonio neto de 49.164.980 pesos y finalizó el mismo período con un patrimonio de 110.199.664pesos: su patrimonio aumentó 124% en tan solo un año.

En la demanda que iniciamos se solicita al juez que se realice una evaluación de los ingresos anuales para corroborar cómo ha sido posible este crecimiento extraordinario: “La situación descripta, que implica una rentabilidad de sus activos muy difícil de explicar, debería ser verificada con la misma información brindada en detalles por el declarante de sus ingresos netos anuales”, señala.

La denuncia lo verifica según la información disponible: en el punto décimo de la declaración patrimonial de Macri titulado “Ingresos y Gastos”, los ingresos totales declarados son 13.353.639 y los gastos totales, 6.462.926,84 pesos.

Es decir, unos ingresos totales de 6.890.707,16 pesos, frente a un incremento patrimonial en el mismo período es de 61.034.84 pesos.

Es decir, unos ingresos totales de 6.890.707,16 pesos, frente a un incremento patrimonial en el mismo período es de 61.034.84 pesos.

La denuncia plantea que “estamos ante un escandaloso incremento patrimonial que nos lleva automáticamente a presumir la existencia del delito de enriquecimiento ilícito”.

La explicación al crecimiento de su patrimonio podría ser que sus acciones en las empresas en las que participa hayan aumentado su valor, pero en el punto 9 de su declaración jurada en el apartado “Diferencia de Valuación de los mismos bienes al inicio y al final del año” la diferencia es “cero”.

Y hay más. Con la información que circuló hasta el momento hay elementos que permiten deducir que el patrimonio del Presidente es aún mayor que el que actualiza la nueva declaración jurada.

La demanda presentada adjunta una nota del diario El Cronista, de marzo de este año, en donde se informa que en febrero Macri cedió el 5,33% de sus acciones de Yacylec S.A. a SIDECO S.A., el holding de su familia.

El hecho no sería digno de mencionar si no fuera porque según la declaración jurada al 31 de diciembre de 2015  Macri sólo contaba con una participación del 0,01% en la empresa Yacylec. Un porcentaje bastante menor al que luego transfiere, que nadie sabe en qué momento se incrementó. “Esto nos indica, con un único ejemplo, que el enriquecimiento ilícito de casi 60 millones de pesos que evidencia la Declaración del Presidente, es aún mayor a esos 60 millones, ya que al cierre del año 2015 poseía una cantidad de acciones de Yacilec S. A. mucho mayor a la consignada”, dice el informe.

“Esto nos indica, con un único ejemplo, que el enriquecimiento ilícito de casi 60 millones de pesos que evidencia la Declaración del Presidente, es aún mayor a esos 60 millones, ya que al cierre del año 2015 poseía una cantidad de acciones de Yacilec S. A. mucho mayor a la consignada”, dice el informe.

Con el resultado de estas cuentas no se explica ni justifica de dónde salieron los 61.034.684 millones de pesos en los que se incrementó su patrimonio, ni está claro a cuánto asciende el mismo. Ni sus ingresos netos anuales ni la diferencia de valuación de sus bienes dan cuenta de cómo hizo para duplicar su patrimonio en un año. Las pruebas son las que el propio Macri aportó.

Denuncia:

El dueño del Sur

No aclares que oscurece

Dibujos millonarios

Flojo de papeles

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación
  • chz
    Lo que llama la atención es la cantidad de errores elementales que tocan la infantilidad en lo que se refiere a la consistencia de los datos presentados a los distintos entes públicos. Se supone que los honorarios que Macri le paga a sus asesores deben ser extremadamente elevados, aunque a contramarcha dela idoneidad profesional para armar un discurso numérico que debe coincidir en todas las presentaciones, para un contador esto es el abc de la confección de declaraciones juradas falsas. Es muy posible que los estudios contables contratados tengan buena relaciones con entidades off shore pero resulta inexplicable tamaña falta de dedicación mínima. Esta situación de elección de colaboradores es típica en los inútiles, una de las características de su personalidad que la reafirma es precisamente la elección de personal para que haga lo que él no sabe, por esta razón acude a los títulos y curriculum para elegir, en fin es todo lo contrario a su padre, quien de la nada fabricó un emporio económico poderoso basándose en su inteligencia y sagacidad para los negocios, el mercado obliga a tener buenos colaboradores para ser exitoso, esa misma astucia e intuición es lo que lo lleva a denostar a Mauricio. Mauricio nunca tuvo que ganarse su fortuna, solo gastarla, jamás trabajó, su dedicación a la política es un sucedáneo de su enfrentamiento con el padre para demostrarle que no es un inútil, aunque es cuestión de tiempo que como presidente termine huyendo en un helicóptero como De la Rua, otro inútil. Una conclusión posible de tanta ineficacia sería creer que ante la chatura de pensamiento de un inepto, los asesores, mucho más rápidos, saquen sus beneficios vendiéndole un discurso que él quiere escuchar para recoger las ganancias de la manipulación de su dinero.