Nueva marea de deseo en Buenos Aires

Compartir

Nace Marea Ciudadana, una nueva referencia política que busca colorear la ciudad de Buenos Aires con tres identidades nítidas: inclusiva, irreverente, feminista. Con distintos referentes provenientes de diversos recorridos políticos y sociales, los integrantes de Marea Ciudadana se reconocen “kirchneristas, de izquierda, peronistas, radicales, o simplemente hijos e hijas del 2001, del 2008 y de las luchas presentes”. El desafío es construir un espacio transversal, inclusivo y diverso que permita mejorar la Ciudad de Buenos Aires: el distrito más rico del país y, a la vez, uno de los más desiguales, gobernado por el Pro hace diez años.

Fotos: Joaquín Salguero

La legisladora porteña Andrea Conde caminaba un día de agosto por la calle Güemes cuando se topó con una pintada callejera provocativa, mucho más poética que de tinte político: “¿Y si mañana es tarde?”. Ayer a la noche, de pie en el moderno atril -bajo, circular, cercano- que Marea Ciudadana desplegó en una conocida nave nocturna de San Telmo para presentarse en sociedad, Conde eligió esa frase y otras para hilar su discurso: “Esa oración me gustó mucho porque tiene mística, porque invita a unirnos hoy, no mañana. Hay otros graffitis o stencils muy convocantes, como el que proclama Manija feminista en los alrededores del Congreso. Por eso, las paredes nos hablan compañeros.  Yo no creo que esta sea una ciudad de derecha porque haya votado a Carrió con tantos votos. En todo caso, preguntemos en qué nos equivocamos, cómo podemos reenamorar a los ciudadanos. Demostremos que también hay 2019 en la ciudad de Buenos Aires”.

Esa premisa o anhelo renovador tuvo un halo presencial significativo en el acto de ayer, tanto en el montado escénico, narrativo, y en lo programático también. Previo a la palabra de los oradores, que fueron pasando por tandas temáticas o módulos -el colectivo Ni Una Menos y la dirigente de UTE Carolina Brandariz explicaron por ejemplo por qué el feminismo es uno de los vectores centrales del frente-, el piberío presente -la franja etárea predominante- se deleitaba con los hits de Miss Bolivia. En ese clima festivo, punzado por decenas de pañuelos verdes anudados en mochilas, cuellos y muñecas, se vio conversar a el historiador Alejandro Grimson con el metrodelegado Beto Pianelli; a militantes del colectivo Mamá Cultiva con cuadros territoriales del movimiento social CTEP; a dirigentes estudiantiles de la FUBA con referentes del movimiento secundario. Previo a los discursos, y en el medio de ellos, intercalando humor en clave política, hubo perfomances del grupo de teatro popular Arte en Lucha.

Elizabeth Gómez Alcorta, presidenta del Movimiento de Profesionales para los Pueblos y abogada de la parlamentaria regional detenida Milagro Sala -la primer presa política de la era Cambiemos-, que participó del primer panel de presentación, lo que dejó en claro que la etiqueta feminista va a jugar fuerte en Marea Ciudadana, hizo alusión, al igual que los otros dirigentes que sentaron posición ayer en San Telmo, al deseo de tener, o de construir otra ciudad, pero utilizó, precisamente, la contracara del dolor para hacer visible esa necesidad: “Hoy los porteños nos despertamos todos los días con noticias que nos duelen en el cuerpo. Hay noticias que nos atraviesan porque lastiman nuestra memoria como la intención de (Mauricio) Macri de incorporar a las Fuerzas Armadas en tareas que están vedadas por nuestro pacto democrático. Pero, (Horacio Rodríguez) Larreta también hace lo suyo buscando reformar el código de convivencia para poder reprimir más abiertamente a los compañeros cartoneros, a los compañeros trans, a los compañeros de Senegal que vinieron a ganarse el mango”.

“Este es el primer paso para avanzar en la construcción de una Ciudad más justa e inclusiva. Esta es una ciudad que excluye y expulsa a los sectores populares. Por eso un conjunto de organizaciones nos juntamos para decir que se puede gobernar la ciudad de otra manera”, aseguraba Itai Hagman. Mientras, Beto Pianelli decía entusiasmado: “Veo muchos amigos, gente con la que hemos estado en muchos lugares. Nos hemos visto durante todos estos años en la calle. Lo más importante es que el gobierno que tenemos, ese que gobierna la ciudad hace muchos años, y hace tres el país, vino no solamente a bajarnos el salario, a reprimirnos, sino fundamentalmente a dar una pelea ideológica, paradigmática. Dice que no podemos, de que no se puede, de que son imbatibles. Intentan todos los días convencernos de que tenemos que aceptar esto, que así es la vida, que así es el destino que tenemos todos nosotros. Sin embargo, nos dimos cuenta de que podemos vivir mejor”.

A su turno Jacqueline Flores habló de la unidad en la diversidad: “Estamos acá con nuestras grandes diferencias, pensando absolutamente distinto pero comprendiendo lo importante que significa la unidad. Hay una ciudad profunda que no sólo es excluyente sino que niega derechos. Hay muchos hombres, mujeres y niños, que pertenecemos a esta ciudad por elección. Tenemos que construirla desde la convicción profunda, con el corazón en la mano. Eso no lo tienen ellos”.

Nuestras Voces aprovechó el acto para conversar con el dirigente social de la CTEP Rafael Klejzer. A él le acercamos interrogantes que suelen surgir cada vez que encuentros, o reencuentros como el de ayer, acercan a distintas familias de la ancha alameda nacional y popular -aquellas donde Perón y Evita son palabra mayor, articulados progresistas o movimientos sociales con anclajes en distintos puntos del hervidero neoliberal-: ¿Qué implica construir una fuerza popular en el siglo XXI? ¿Qué caminos hay que obviar para no repetir errores del pasado? ¿Se puede vencer al PRO en la “cancha”, el territorio, donde juegan de local desde hace años?

“Los trabajadores de la economía popular hemos hecho un esfuerzo muy grande por visibilizarnos, ser parte de está ciudad, que esconde a los pobres debajo de la alfombra. En ese sentido, como parte del movimiento obrero, entendemos que sí los trabajadores no discutimos política, otros lo van a hacer por nosotros. Por eso, apostamos a Marea Ciudadana, un espacio al que describimos en principio como antineoliberal y que se nutre de las grandes causas nacionales y populares”, recuerda y caracteriza Klejzer, Secretario general de CTEP Capital e integrante de la Mesa Ejecutiva Nacional de CTEP, además de referente del Movimiento Popular La Dignidad. A su vez, Klejzer nos contó cuáles son las expresiones sociales más fuertes de un colectivo, la CTEP, en ascenso y con múltiplos rostros: “En Capital nos constituimos con el aporte de cartoneros, cooperativistas de limpieza y recolección de basura en las villas y complejos habitacionales, manteros, vendedores en la vía pública, artistas populares y callejeros, tenemos una presencia importante, en fin. Por eso, impulsamos que en la Ciudad haya un registro de nuevos oficios, porque cada tantos años, producto de las mutaciones productivas del capitalismo, surgen nuevos laburos, nuevos trabajos, y nosotros queremos, y por supuesto Marea Ciudadana también, que esos oficios tengan derechos y buenos salarios”.

Avanza una marea ciudadana

Posted by Construyamos la marea on Monday, August 6, 2018

El evento contó con la presencia de  la diputada nacional del FPV Gabriela Cerruti, la legisladora porteña por Unidad Ciudadana Andrea Conde, el dirigente de Patria Grande Itai Hagman, el Presidente de Nuevo Encuentro (CABA) José Cruz Campagnoli, el dirigente de Seamos Libres Jonathan Thea, la dirigente feminista Victoria Freire, el dirigente de Vamos Martín Ogando, la actriz y militante feminista Marina Glezer, El Secretario General de la CTA Autónoma y dirigente de ATE Alejandro Gianni y el Secretario Administrativo de ATE Capital Humberto Rodriguez.

También el dirigente telefónico y Secretario General Adjunto de Foetra Claudio Marín, Ernesto Quiqui Trigo, Secretario General del Sindicato del Cuero, Federico Tonarelli Presidente de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo Autogestionadas, por los medios comunitarios, Milcíades Peña, Urbana TV  y Natalia Vinelli  de Barricada TV, Leo Bilanski dirigente Pyme. Los comuneros Maria Suarez, Laureano Bielsa y Diego Soko, Paula Lenguita de Científicos Autoconvocados, Mónica Santino entrenadora de fútbol femenino, Jorge Elbaum Presidente del Llamamiento Argentino Judío y Tatiana Sglifoy, primera nieta recuperada.

Con distintas identidades y provenientes de diversos recorridos, los integrantes de Marea Ciudadana se reconocen “kirchneristas, de izquierda, peronistas, radicales, o simplemente hijos e hijas del 2001, del 2008 o de las luchas del presente”. El desafío es construir un espacio transversal, inclusivo y diverso que permita mejorar la Ciudad de Buenos Aires: el distrito más rico del país y, a la vez, uno de los más desiguales, gobernado por el Pro hace diez años.

Comentarios

Comentarios

Emiliano Guido

Emiliano Guido

Periodista especializado en política internacional. Forma parte del Programa de Integración Regional y Financiamiento para el Desarrollo en Fundación SES (Argentina). Ganador del Premio José Martí (2006) otorgado por la agencia Prensa Latina.

Hacé tu anotación Sin anotaciones