Nuevos créditos a las empresas recuperadas para empujar la economía

Compartir

El programa Recuperar apunta a financiar máquinas y capital de trabajo de empresas recuperadas con una tasa del 3%. Se trata de emprendimientos que fueron asfixiados deliberadamente por la política económica del macrismo, y como toda la economía están sufriendo el parate por la pandemia. Es una iniciativa del ministro Daniel Arroyo que fue presentada en la Cooperativa de producción de Envases Flexibles de Mataderos, inaugurada por Cristina en 2010.

El primer día hábil de la cuarta fase de la cuarentena, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, presentó el programa “Recuperar”, con el objetivo de financiar máquinas, herramientas y capital de trabajo para empresas recuperadas. El programa lo presentó en una visita a la Cooperativa Envases Flexibles Mataderos, donde estuvo a acompañado por el secretario de Economía Social, Emilio Pérsico y el funcionario a cargo de la iniciativa, Eduardo Murúa. Esa misma cooperativa había sido inaugurada por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner en 2010.

“La salida es el trabajo y tenemos que construirlo desde acá. Nuestra tarea desde el Ministerio de Desarrollo Social es ayudar a rearmar el encadenamiento productivo con máquinas y herramientas. Iniciamos hoy el programa Recuperar, de capitalización, de subsidios y de sostener el ingreso de los trabajadores», señaló Arroyo durante una teleconferencia que se hizo en la planta de Mataderos con otras 25 cooperativas de diferente puntos del país. Lo cierto es que hoy Argentina tiene más de 400 empresas recuperadas de los distintos sectores de la economía que implican alrededor de 18.000 puestos de trabajo. 

El programa es una línea de asistencia específica para el sector con financiamiento no bancaria a una tasa de interés del 3 por ciento anual, para maquinas, herramientas o bienes de capital. También incluye subsidios (no reembolsables) para empresas en proceso de recuperación o que están iniciando su actividad como cooperativa, para empresas que necesiten volver a ponerse en funcionamiento o para capacitación de los cooperativistas.

Durante la teleconferencia, Pérsico dijo: «Es un ejemplo para la clase trabajadora del mundo esta tarea que hacen las empresas recuperadas en la Argentina. Es muy importante ayudarlos desde el Estado. El Ministerio abrió las puertas a las organizaciones populares y esto es un orgullo».

Historia de una fábrica recuperada

Durante la recorrida por la empresa, que fue recuperada en 2009 y fabrica envases plásticos para diferentes productos para alimentación y farmacias, entre otras cosas,   estuvieron también el presidente de la cooperativa Alfredo Condori y el síndico Jorge Obolewicz, junto con el secretario de Cooperativismo de la Federación Gráfica Bonaerense, Juan Litwiller. La cooperativa cuenta con dos plantas. La de Mataderos y otra ubicada en San Justo, La Matanza. 

La fábrica original fue inaugurada en la década del 1960 y fue líder en toda América. Su competencia directa estaba en Brasil y en Chile. “Contaba con siete plantas, de las cuales nosotros no pudimos recuperar las dos que están en capital”, explica a Nuestras Voces Jorge Obolewicz. “El dueño verdadero de esta empresa fallece en el 2005 y lo compra una empresa que era nuestro directo competidor, una multinacional chilena. El primer año todo bien, pero después notamos que estaban vaciando la empresa, que nos estaban llevando a alguna maquinaria para Chile y nos robaron algunos clientes. Hasta que en 2009 dicen no trabajamos más y se retiran. Nos dejan a 400 trabajadores en la nada”. Allí fue cuando decidieron conformars en cooperativa impulsados y respaldados por el el sindicato gráfico bonaerense. De los 400 trabajaodres originales quedaron 125 para la cooperativa. “Los primeros años, como todos, tuvimos la ayuda del gobierno en su momento porque pudimos comprar la materia prima para volver a empezar”. Pero apenas asumió Mauricio Macri en 2015 a esta cooperativa le pasó lo que a todas: “Fue realmente un desastre con el tema del aumento de la energía esto nos llevó a bajar la producción casi un 40 por ciento. En el 2015 nosotros estábamos pagando de luz entre las dos plantas unas 160 mil pesos. Hoy estamos gastando más de un millón de pesos. Encima el dólar se disparaba y mucha de nuestra materia prima estaba dolarizada. Pero bueno, igual seguimos de pie, peleando contra reloj”. Durante los cuatro años de macrismo de 125 pasaron a ser 68 trabajadores. Con la reducción del trabajo muchos tuvieron que salir a buscar otra cosa porque no alcanzaba. Así y todo continuaron la producción con expectativas hasta la llegada de la pandemia. “Nosotros nunca dejamos de trabajar porque somos considerados esenciales pero obviamente tomamos todos los recaudos posibles. No vamos todos todo el tiempo sino que vamos lo justo y necesario y obviamente con todos los elementos de higiene”. Ahora están funcionando a un 20% de lo que podrían producir. “Por eso es muy importante esta ayuda que nos va a servir sobre todo para la reparación de algunas máquinas, porque también todo esto hace que de repente no tengas el dinero y la vas atando con alambre. Las dos plantas no solo podrían producir muchísimo más sino que podrían dar más fuente de trabajo. Entonces esta rueda que esperemos que comience a girar nuevamente con esta ayuda del Estado va a ser buena en muchos aspectos. Esto nos da un poco de oxígeno”. 

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/05/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto