Pago fácil

Compartir

El diputado neuquino del FpV, Darío Martínez, presentó este martes una ampliatoria a la denuncia judicial contra el presidente Mauricio Macri a raíz de los movimientos y sociedades conocidas por las filtraciones de Panamá. En un sólido escrito, el legislador advierte sobre una posible maniobra de lavado por casi 10 millones de dólares y pide a la Justicia que libre un oficio al Banco Central para conocer los movimientos bancarios de Macri y su entorno empresarial durante el período en que se movió ese dinero en los balances contables.

Martínez concurrió por la mañana a Comodoro Py con una extensa ampliatoria a la denuncia que había radicado a comienzos de abril en el Juzgado Federal N° 7, a cargo de Sebastián Casanello. Con este aporte, se  intentará comprobar que la sociedad en el ojo de la tormenta,

Fleg Trading LTD, con sede en Bahamas, cuyos directores fueron Franco, Mauricio y Mariano Macri, le compró a Socma Americana SA (que tiene los mismo tres directores) acciones de una tercera empresa brasilera denominada Owners por la suma de 9.341.000 dólares.

El Diputado cuestionó en su texto: ¿Por qué tratándose de todas empresas de un mismo Grupo se transferirían 9,3 millones de dólares a una sociedad de Bahamas, “para luego comprar acciones a otra empresa de ellos mismos en Brasil”?

Leé también “El paraíso ¿fiscal?” de Gabriela Cerruti

Este dato de la compra, irrebatible, da por tierra además la argumentación del Presidente según la cual Fleg Trading no registró ningún tipo de movimientos y tampoco tuvo cuentas bancarias. Al comprobarse las operaciones por montos millonarios, cae de maduro que evidentemente tuvo que existir una intermediación financiera, porque “de lo contrario implica considerar que se transporten dichos cuantiosos montos en efectivo, entre varios países”, ironiza el texto.

La ampliatoria judicial, que recoge además aportes de trabajos periodísticos recientes como los de Tomás Lukín en Página 12 y Adrian Murano y Gerardo Aranguren en Tiempo Argentino, solicita que se cite a declarar a Franco, Mauricio y Mariano Macri, los tres por sus cargos de directivos de Fleg.

A su vez, pide que también se sume la declaración de todo el resto de la conducción de SOCMA y que se llame a Angelo Calcaterra, el primo del Presidente, para que dé detalles de cuánto dinero podría haber ingresado en una sociedad del Presidente, dado que fue el negociador de la operación.

Se sugiere finalmente que se libren exhortos a Brasil e Italia para ampliar la información respecto de Fleg y que se libre oficio al Banco Central y a todas las entidades financieras del país para conocer las cuentas bancarias en las que Macri y su sociedad Macri Investment Group hayan tenido relación, para conocer los movimientos de fondos en ese período en cuestión.

Pago fácil

El otro aporte importante de esta ampliatoria es el vínculo entre Fleg Trading y la empresa con nombre de fantasía “Pague Facil” en Brasil. Macri sostuvo en cuanto estalló el escándalo de los panamá papers que la empresa se había creado con la intención de llevar el negocio de Pago Fácil al país vecino, pero que esa operación quedó trunca, por lo que la compañía de Bahamas no había llegado siquiera a funcionar. Lejos de ello,

ahora Casanello tiene en sus manos que Fleg tuvo una participación en el Capital Social en “Pague Facil” y que movió montos millonarios.

Pero no sólo eso. Además, la ampliatoria demuestra que Macri Investment Group -sociedad en la que el Presidente tiene amplia participación desde 2001- era accionista de la empresa que llevó el millonario negocio de Pague Facil a Brasil.

Por lo tanto,

“ademas de su participación como accionista y directivo de Socma Americana SA y Socma SA, (el presidente Macri) estuvo relacionado con el negocio de Pago Fácil en Argentina y Brasil a través de Macri Investment Group”.

Como es sabido, a fines de 2006 la familia Macri vendió ese negocio a la empresa Western Union por unos 35,9 millones de dólares, por lo que el primer mandatario argentino también recibió una porción (que según la ampliatoria se desconoce) de ese negocio tanto argentino como brasileño.

Leé también “Flojo de papeles”

“Es posible que el Sr. Presidente por la cantidad de sociedades en las que participa, olvide algunos detalles de su funcionamiento. Pero ofende la razón creer que olvido una transacción de 35,9 millones de dólares”, advierte la denuncia del diputado Martínez.

Presunción de Lavado

En concreto, el delito que podría imputarse si el escrito del legislador encuentra asidero en el Juzgado, es el de lavado de dinero. Son más de 9,3 millones de dólares que ingresaron a las cuentas de Socma en Argentina por esta compra de Fleg Trading de la sociedad Owners do Brasil Participacoes LTDA.

Ese movimiento quedó grabado en un Acta de directorio, que lleva además la firma de Mauricio Macri; lo que contrasta con sus declaraciones desconociendo cualquier movimiento de Fleg.

Esta empresa que quedó al descubierto tras las filtraciones de Panamá, se inscribió en el Registro Nacional de Personas Jurídicas de Brasil el 12 de diciembre de 2002.

Leé todas las notas de Nuestras Voces sobre #PanamáPapers

En tanto que el Grupo Macri se instaló en Sao Pablo en 1995 y desarrolló actividades “al menos hasta el año 2006”, según la documentación que está en manos del Juzgado Federal N° 7.

@alegiuffrida

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones