Piden que el embajador Prado vaya al Congreso a explicar el vínculo de D’Alessio con EE.UU.

Compartir

El embajador de Donald Trump en la Argentina, Edward Prado, tiene muchas cosas que explicar. Según pruebas que constan en la investigación contra el fiscal Stornelli y el agente D’Alessio, la embajada prestó logística y cobertura para las operaciones de extorsión de D’Alessio, por ejemplo al ex funcionario de PDVSA Brusa Dovat. Por eso un grupo de diputados quiere que se presente en la comisión de Relaciones Exteriores para preguntarle sobre el rol de D’Alessio en la DEA. El programa de lobby de los EE.UU. en el que el ministro Garavano y el embajador Prado comenzaron a tejer operaciones.

El diputado Guillermo Carmona presentará hoy en la Cámara de Diputados un pedido para que el Embajador Edward Prado asista al Congreso de la Nación a dar precisiones respecto de la posible vinculación de Marcelo Sebastián D´Alessio con organismos oficiales dependientes del gobierno de Estados Unidos. La Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia tiene prevista analizar el próximo jueves las pruebas enviadas por el juez Alejo Ramos Padilla, básicamente los elementos secuestrados durante el allanamiento en la casa del falso abogado que abrieron una caja de pandora en la que los posibles vínculos con la DEA. El caso también puso al descubierto el capítulo local de operaciones de una estrategia jurídico-mediática a nivel continental para socavar los liderazgos populares. Todo esto sucede en un contexto en el que, además, el Presidente Donald Trump reconoció públicamente el retorno de la Doctrina Monroe de intervención como política exterior.

Con el acompañamiento de al menos dieciséis diputados del Frente Para la Victoria, este el diputado Carmona presentará un proyecto de resolución para que, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, se arbitren los medios necesarios para cursar la invitación a Edward Prado, Embajador de los Estados Unidos, a concurrir a una reunión con los diputados que integran la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados para abordar temas vinculados con la presunta vinculación de D´Alessio con organismos oficiales dependientes del gobierno que representa en el país.

Según una nota que envió Ramos Padilla al Congreso de la Nación “existen numerosos elementos de prueba en el expediente que valorados adecuadamente permiten concluir acerca de la realización de actividades de espionaje ilegal en nuestro país por parte de Marcelo Sebastián D´Alessio como posible agente de la Drug Enforcement Administration (DEA) o de otra agencia de inteligencia de los Estados Unidos de Norteamérica en posible connivencia con agentes y/o ex agentes orgánicos o inorgánicos de la AFI”.

Entre los documentos secuestrados a D´Alessio en su lujosa vivienda del country Saint Thomas hay informes con membretes de la Embajada de Estados Unidos, de la AFI y del Ministry of Defense del Estado de Israel. Además se incautaron armas sofisticadas, equipamiento tecnológico, dispositivos con cámaras ocultas, legajos de registros de llamadas telefónicas, legajos de movimientos migratorios, anotaciones manuscritas en cuadernos vinculadas a operaciones de inteligencia, manual de inteligencia, carpetas de investigaciones de inteligencia sin identificación orgánica y drones con cámaras, entre otros elementos. El propio D´Alessio, además, en distintas conversaciones y otras publicaciones periodísticas aseguró ser integrante de la DEA.

Hasta el momento, la única declaración realizada por parte de la embajada en relación al caso, fue publicada por el diario Clarín  en una nota sin firma el 8 de febrero, cuando voceros de la sede que no fueron identificados habrían dicho que “no hay vínculos de Marcelo D´Alessio con nuestra embajada ni tampoco con el gobierno de Estados Unidos”.

“Debe ser de interés de la Cámara de Diputados de la Nación, en virtud de sus competencias de control y en materia de relaciones exteriores, clarificar las gravísimas circunstancias que surgen de los dichos y actos del señor D’Alessio que, de comprobarse su veracidad configurarían hechos violatorios de la legislación argentina en materia de inteligencia y graves violaciones a la soberanía nacional”, aseguró Carmona entre los fundamentos del proyecto. Y agregó: “Consideramos que, atento a la predisposición expresada por el Embajador Prado en colaborar con nuestro país en el mejoramiento de la justicia y la lucha contra la corrupción y el narcotráfico, su comparecencia ante la Comisión de Relaciones Exteriores significaría un importante aporte para la clarificación de las gravísimas expresiones y el accionar presuntamente ilícito del señor D’Alessio realizadas bajo la invocación del gobierno de los Estados Unidos de América que el señor Embajador representa en nuestro país”.

En diálogo con Nuestras Voces, Carmona señaló que le enviará a Prado una copia del proyecto “para que no diga que no se ha enterado. Esto no es una cuestión para que quede en las catacumbas del Congreso. Hay que poner en evidencia si hay un espíritu colaborativo o no en clarificar estos hechos que implican una violación a la soberanía en caso que se comprueben los dichos de D´Alessio”.

Prado, la Justicia en Cambio para tener injerencia

Apenas se conoció la nominación a embajador del entonces juez de la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos por el Quinto Circuito, Edward Prado, el ministro de Justicia Germán Garavano dijo a Clarín: “Recibimos con mucho beneplácito este nombramiento y creemos que va a ser de una gran ayuda a la reforma del sistema penal y de toda la Justicia que queremos implementar”. En el mismo sentido, ante el Congreso de su país, Prado afirmó: “Mi intención es continuar trabajando con los abogados y jueces de la Argentina para mejorar el sistema judicial y fortalecer la confianza de la gente en el sistema judicial”. Una vez en el país aseguró también que venía “a mejorar el sistema judicial”. Alicia Castro, ex Embajadora argentina en Venezuela e Inglaterra, criticó esas declaraciones y aseguró a Nuestras Vocesque “un embajador no puede entrometerse en los asuntos internos del país”.

Prado y Garavano se conocieron en el marco del Programa Justicia en Cambio, que contó con el auspicio de la embajada de Estados Unidos en Argentina. Las primeras reuniones de trabajo para concretar el núcleo del programa se realizaron a fines del año 2000, comenzando la actividad concreta en 2001. Prado viajó a la Argentina en tres oportunidades entre 2002 y 2009. En el contexto de esas visitas el juez texano también cultivó vínculos con Elena Highton de Nolasco y Julián Ercolini entre otros.

Según la periodista y analista política Stella Calloni la elección de un embajador con el perfil de Prado no es casual. “A fines de los 90, Estados Unidos creó este plan sabiendo que tenía que recuperar el patio trasero –dijo en referencia a América Latina–. Habían trazado para los conflictos de los años 2000, un proyecto donde en términos generales planteaban una ecuación en la cual pudieran manejar las estructuras judiciales, el Congreso y los medios. Entonces empezó un trabajo muy fuerte con la justicia. Ahora lo llaman Proyecto Geoestratégico de Recolonización de América Latina”, dijo a Nuestras Voces.

Según Roberto Silva, en un artículo titulado “La Embajada maneja la justicia”, que publicó en Mi Vozde este porta, las definiciones de Prado en relación a sus objetivos “no dejan ningún lugar a dudas las intenciones del país imperial de intervenir de manera descarada en el Poder Judicial, lo cual se vio coronado en la celebración del último 4 de julio cuando concurrieron a la fiesta en la embajada el fiscal Stornelli y el juez Bonadio, unos días después se conocía esa farsa que se ha dado en llamar los “cuadernos de Centeno”, que tenía por protagonistas a los dos invitados a la embajada”.

En la misma nota, Silva dio cuenta que en el marco de “Justicia en Cambio” desde 2001 visitaron la Argentina 43 expertos estadounidenses, seis de los cuales vinieron en dos oportunidades –entre ellos Prado–, en tanto fueron 101 los jueces, fiscales, secretarios, abogados y periodistas argentinos que viajaron a los Estados Unidos. Entre los argentinos que participaron del Programa además de Garavano y Highton de Nolasco, se encuentran el juez de la Cámara Nacional de Apelaciones Gerardo Guillermo Vasallo, uno de los que condenó a Victor Hugo Morales a pagar una indemnización millonaria a Cablevisión; el Juez Nacional en lo Comercial Miguel Federico Bargalló que aprobó un acuerdo preventivo extrajudicial en 2005, que era un requisito para la fusión de Cablevisión que luego fue rechazada por la entonces fiscal Alejandra Gils Carbó; el Fiscal General Adjunto del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Luis Jorge Cevasco, que se opuso al juicio al dictador Jorge Rafael Videla por el robo de bebes; Jorge Gorini, juez de Tribunal Oral Federal que juzgará a Cristina Fernández de Kirchner en la causa de la Obra Pública; el juez Daniel Petrone, recientemente designado por Macri en la Cámara Federal de Casación, que anuló una sanción impuesta por Guillermo Moreno a Shell, por mencionar algunos.

La embajada maneja la justicia argentina

La designación de Prado como Embajador también fue bien recibida por los agentes de la DEA y el FBI asentados en Argentina. Según Emiliano Guido en un artículo publicado a días de su nominación, “es conocido que la filiación política del personal de ambas dependencias suele estar volcada hacia el Partido Republicano. De hecho, la última persona a cargo de la sede diplomática de la Avenida Colombia, el demócrata Noah Mamet, montó en cólera al ver la alegría de sus coterráneos durante la cena de gala que brindó en la Embajada la noche de la imprevista victoria electoral de Trump”. Y luego agregó: “Aparte de manejar el castellano, habla el mismo idioma político, tanto de los agentes de la DEA y la CIA que lo recibirán en la Embajada, como de los representantes políticos del país donde tendrá su nuevo hogar y trabajo”

Un titiritero de la Justicia, nuevo embajador de EE.UU.

Indicios

Más allá de las declaraciones de Marcelo Sebastián D´Alessio en las que aseguró en distintas ocasiones ser un agente de la DEA, las armas y las placas que se encontraron en su poder, la operación vinculada al funcionario de PDVSA, Gonzalo Brusa Dovat, da cuenta de una operación encabezada por Estados Unidos a nivel regional en contra de Venezuela en la que, a nivel local, según las pruebas que constan en el expediente participaron tanto D´Alessio como Carlos Stornelli. De hecho, el pasado 7 de marzo el juez Ramos Padilla amplió la imputación contra el fiscal por haber actuado junto a D´Alessio y otras personas que se encuentran siendo identificadas e investigadas en maniobras de espionaje ilegal que guardaban relación con las investigaciones a su cargo, entre ellas la de PDVSA.

En una de las comunicaciones que D´Alessio mantuvo con Stornelli el primero escribió: “Mañana voy a hacer que se arrepienta un actual director de una residual de PDVSA que sigue operando en el país. Si es lo que imagino, además del informe que tengo que preparar para Maine y enviarlo por valija diplomática, está el factor Argentino que seguro les va a sacar mucho provecho”. Según publicó este domingo Horacio Verbitsky en El Cohete a la Luna, Maine es un estado estadounidense en la frontera con Canadá, donde no hay sedes relevantes ni de la DEA ni de la National Security Agency, para la que D’Alessio dijo haberse infiltrado en ENARSA, aunque sí existe una agencia estatal que se ocupa de las leyes de drogas, que tal vez encubre otra cosa.

Los magos de la gorra

El 30 de enero el falso abogado volvió a enviarle un mensaje al fiscal: “En 10 siento a un director arrepentido de PDVSA Argentina con Santoro. Y el lunes te lo siento para su primer testimonial. Va a ser un escándalo y podemos bloquear fondos. Mauro está al tanto vía Mario M, que hoy regresa”. Y más tarde escribió: “Listo el Centeno de PDVSA”, entre otras comunicaciones que mantuvo con Stornelli. Lo cierto es que el periodista Daniel Santoro publicó el 2 de febrero la entrevista con Brusa Dovat, y el 4 D´Alessio lo llevó a la fiscalía de Stornelli. A pocos metros de donde se encontraba Brusa Dovat prestando declaración, D´Alessio grabó un video de esa situación y luego envió capturas de una copia simple del acta de la declaración testimonial. En un texto que Brusa Dovat envió al portal pajarojo.com.ar y que consta en el expediente, el ex directivo aseguro: “Quiero que quede claro que no fui a declarar ante el fiscal ni a prestarme a entrevistas periodísticas por iniciativa propia sino inducido y coaccionado por las circunstancias”.

Según Stella Calloni, el hecho que esté el caso de PDVSA entre las operaciones ilegales realizadas D´Alessio muestra que hay intereses que se dan en el marco de una estrategia regional de apoderarse de los dineros de la empresa y crear problemas graves con Venezuela.

En el Senado de la Nación, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner acusó a la Embajada de Estados Unidos de estar detrás de las maniobras de extorsión realizadaspor D’Alessio, y aseguró que por esa razón la Corte Suprema debería investigar la causa que instruye el juez de Dolores Alejo Ramos Padilla.

«Cuando el periodista Daniel Santoro publicó que nuestra ministra de Defensa, la doctora Nilda Garre y Máximo Kirchner, tenían cuentas millonarias offshore en dólares, el departamento de Justicia de EEUU tardó casi 2 años en informar que todo esto era falso. Sin embargo, de este empresario Etchebest ya tenía redactado en inglés un informe acerca de su estado patrimonial, del de sus hijos que viven en EEUU, ¿quién se lo habrá dado?», sostuvo en relación a los documentos hallados en la casa de D’Alessio tras los allanamientos. Y expresó: «Me cuesta creer que la embajada de EEUU no tuvo nada que ver».

Esta semana se sabrá si el Congreso tiene voluntad política de aclarar la situación con el representante de Estados Unidos en el país, o si éste, a partir de la carta que le enviará el diputado Carmona para que tome conocimiento del proyecto, por propia voluntad, se presentará a despejar las dudas que pesan sobre los vínculos entre D´Alessio y la embajada.

Comentarios

Comentarios

Sabrina Roth

Sabrina Roth

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (UBA). Es corresponsal de Telesur en Argentina y escribe colaboraciones en Página/12 y #LaGarcia.

Hacé tu anotación Sin anotaciones