Por el aislamiento social y el programa Precios Máximos se frenan los aumentos

Compartir

El programa Precios Máximos de Referencia contuvo a los alimentos y bebidas, que subieron 0,7% en mayo, contra 3,2% del mes anterior, según los datos del Indec difundidos ayer. El congelamiento de tarifas también favoreció el freno de las subas. La variación de precios al consumidor (IPC) de mayo tuvo un incremento total de 1,5%, aunque la herencia Macri todavía es fuerte: en el último año acumula un 43,4%. Indumentaria, calzado y mantenimiento del hogar provocaron la mayor suba del período, porque intentaron compensar con aumentos de precio la baja del consumo y se vieron beneficiados por las ventas on-line. 

El INDEC dio a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente al mes de mayo de 2020, que muestra una variación de precios de 1,5%. A diferencia del mes de marzo y abril, el incremento de precios de mayo no fue motorizado por el rubro Alimentos y Bebidas (0,7%). Este rubro muestra una caída significativa respecto del mes anterior (3,2%). La dinámica del programa de Precios Máximos de Referencia (que consistió en la retracción de precios al 6 de marzo y que en abril mostró precios contenidos en las grandes cadenas de comercialización, a la par de mayor dispersión de precios en los comercios de cercanía) tuvo evidentemente mejor desempeño en el mes de mayo.

Los resultados derivan de las compras realizadas por internet producto del aislamiento social, más algunas ventas en supermercados, llevaron a que los dos rubros que han impulsado al alza los precios han sido Prendas de vestir y calzado (7,5%) y Equipamiento y mantenimiento del hogar (2,8%).

En términos interanuales el incremento en mayor fue de 43,4%, mientras había sido de  45,6% el mes anterior. El dato ilustra una fuerte desaceleración en la evolución de los precios.

Algunas conclusiones que elaboramos desde el Cenro de Economía Política Argentina (CEPA) son que:

  • a diferencia de lo sucedido en marzo y abril, en mayo no fue el sector de alimentos el que motorizó la inflación. Los dos rubros que más se incrementaron fueron Prendas de vestir y calzado (7,5%) y Equipamiento y mantenimiento del hogar (2,8%).
  • a la par, los precios regulados mantuvieron niveles inferiores al promedio (Transporte, 1,1%, Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, 0,1%, Comunicación, 0,3%). Se percibe el efecto de congelamiento dispuesto por el Gobierno Nacional. El resto de los sectores no ha tenido incrementos sustanciales.
  • en junio es de esperar que la variación de precios se mantenga en un nivel similar o levemente superior al de mayo. Esto se debe, por un lado, a que se mantiene el congelamiento de tarifas de servicios públicos, alquileres, transporte y comunicaciones, a lo que se suma un dólar mayorista relativamente estable (los primeros diez días de junio la variación fue de sólo 1%) y salarios a la baja.
  • adicionalmente, el rubro salud podría verse incrementado dado que en los primeros días del mes de junio se computó un incremento de 2,7%, según el relevamiento de CEPA.
  • los precios de productos no regulados, y que han sufrido una sensible caída en ventas en el marco de la pandemia, deberían bajar de precio en condiciones normales por la reducción de demanda. Sin embargo, lo que se observó en el mes de mayo ilustra otro comportamiento: los precios de indumentaria, por ejemplo, incorporaron en precio parte de la caída de rentabilidad producto de las escasas ventas.

El promedio de precios del rubro Educación se retrajo por segundo mes consecutivo, en este caso -0,4% Este rubro había mostrado en el mes de marzo el mayor aumento (17,5%), pero cambió sensiblemente su comportamiento en abril, cuando retrajo sus precios (-1,5%).

En el rubro Comunicación se mantuvo el efecto del congelamiento, por lo que mostró una variación de sólo 0,3%. Vale recordar que en el mes de marzo este rubro había alcanzado 8,3%, pero en abril computó una retracción de precios de -4,1%.

Llama la atención el incremento de precios en recreación y cultura, con un aumento de precios promedio de 2,5%. Ya en el mes de abril había mostrado una variación de 2,3%. En línea con el nivel generalizado de precios (1,5%), se encuentran Restaurante y Hoteles.

En el rubro Salud no se percibió un aumento sensible (1,1%). El relevamiento de CEPA sobre precios de medicamentos mostró que no hubo incrementos en el mes de mayo (aunque en junio ya se computa un incremento promedio de 2,7% por lo que afectará la medición del mes próximo).

En los rubros Transporte (1,1%) y Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (0,1%) se percibe el efecto de congelamiento dispuesto por el Gobierno Nacional.

Los productos que más aumentaron su precio:
• Frutas y verduras. Cebolla: el kg pasó de $42,39 a $49,41 (+16,6%); Tomate redondo: el kg pasó de $82,85 a $96,52 (+16,5%), es su tercer mes consecutivo de aumento, alcanzando un 78,5% en lo que va del año; Manzana deliciosa: el kg pasó de $82,09 a $84,68 (+3,2%). En términos interanuales lleva un 50,9% de aumento.
• Productos de almacén. Huevos de gallina: la docena pasó de $104,97 a $114,06 (+8,7%), acumulando un 25,5% en lo que va del año.
• Carnes/embutidos. Paleta: el precio por kg aumentó un 2,4% pasando de $339,36 a $347,47. Registra uno de los mayores aumentos acumulados durante 2020 en el rubro (+26,6%).
• Lácteos. Queso sardo: el kg pasó de $730,79 a $748,14 (+2,4%). En términos interanuales lleva un 42,1% de aumento.
• Productos de limpieza e higiene personal. Pañales descartables: el paquete de 10 unidades aumentó un 6,2% pasando de $152,94 a $162,36; desodorante: pasó de $127,71 a $130,74 entre abril y mayo (+2,4%)

Los 10 productos cuyos precios se redujeron:
• Frutas y verduras. Papa: el precio por kg tuvo un descenso del 5,6% entre abril y mayo, pasando de $36,65 a $34,58; naranja: el precio por kg tuvo un descenso del 5,7% entre abril y mayo, pasando de $54,89 a $51,76; banana: el precio por kg tuvo un descenso del 6,8% entre abril y mayo, pasando de $95,36 a $88,92; lechuga: con un descenso del 16,9% ocupa el tercer lugar del rubro, pasando de $117,40 por kg. a $97,56; limón: con un descenso del 23,0% ocupa el segundo lugar del rubro, pasando de $62,32 por kg. a $48,00; zapallo anco: el precio por kg. tuvo un descenso del 5,3% entre abril y mayo, pasando de $38,54 a $36,49. En lo que va del año acumula un descenso del 28,8%.
• Bebidas. Gaseosa base cola: la presentación de 1,5 litros redujo su precio en un 2,2% pasando de $98,18 a $96,01.
• Carnes/embutidos. Salchicha tipo viena: el envase de 6 unidades registró un descenso del 3,1% entre abril y mayo pasando de $80,72 a $78,19.
• Pescados. Filet de merluza fresco: el precio por kg pasó de $368,30 a $357,30, descendiendo un 3,0% entre abril y mayo. No obstante, acumula un aumento del 28,6% en lo que va del año.
• Pollo entero: el precio por kg descendió entre abril y mayo un 5,4%.

Comentarios

Comentarios

Hernán Letcher

Hernán Letcher

Director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). Es contador, maestrando en Economía Política y en Finanzas. Es también Concejal de San Martín (Unidad Ciudadana).

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 22/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto