Por la cuarentena, se doctoró en el living de su casa

Compartir

En medio de la cuarentena por el coronavirus, Nahuel Vega, rindió su tesis de doctorado por videoconferencia. Las autoridades de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) aceptaron estas condiciones y el jurado lo evaluó virtualmente. Nahuel terminó la jornada como doctor en Ciencia y Tecnología con un diez como calificación y mención de honor. “Tenemos que resolver todo lo que podamos resolver a distancia porque hoy existen un montón de herramientas que nos permiten hacer esto razonablemente”, asegura Vega que cuenta cómo se preparó para este momento.

Nahuel Vega, hasta la semana pasada, era licenciado en Física. Pero el último miércoles se doctoró en Ciencia y Tecnología con mención en Física por la Universidad Nacional de San Martin (UNSAM) desde el living de su casa, por videoconferencia. Cosas de la cuarentena.

El doctorado comenzó hacía cinco años, específicamente su tema de análisis e investigación era “daño por radiación en dispositivos electrónicos”. Pero a causa del COVID-19 todo cambió. “Muchas veces me imaginé cómo iba a ser la defensa de tesis, hace un par de meses me compré un jean y una camisa para usar ese día”, cuenta a Nuestras Voces tratando de ponerle un poco de humor al asunto. Lo cierto es que después de haber entregado su tesis en tiempo y forma, solo quedaba defenderla. La fecha era inamovible. Pero una semana antes desde la Universidad le comunicaron que la defensa iba a ser sin público externo, es decir, no iba a poder estar con su familia, algo muy usual en este tipo de acontecimientos. “Ya no me gustó mucho, pero era lo que había”, dice. Un día después le dicen que no sabían si iba a poder hacerse con público en general, es decir, profesores, compañeros de la Universidad. Nahuel estaba alterado. Cinco años esperando el momento y con muchas dudas de cómo se iba a desarrollar. Había jurados de la tesis que tenían que estar pero eran personas con factores de riesgo, otros tenían algún hijos enfermo. Hasta que surgió la posibilidad. ¿Qué pasa si lo hacemos por videoconferencia? Se consultaron a las autoridades y a los jurados y ambos estuvieron de acuerdo. “Usamos la plataforma Google Hangouts porque era la que teníamos más a mano en ese momento. Y bueno, el día anterior, el martes, nos conectamos todos y chequeamos que se diera la presentación en el Power Point, que me pudieron escuchar bien, que el audio fuera continuo y sin problema. A todos nos pareció que estaba bien, que era razonable. Y que tenía sentido defender la tesis de esa manera”, relata.

Aislamiento social obligatorio: el desafío de hacer algo juntos por separado

El día llegó: a las diez de la mañana del miércoles, como estaba planeado, Nahuel fue al living de su casa. No se puso el jean, sino unas bermudas y unas crocs, total, en la cámara solo se veía la remera y la camisa.

“Empecé a dar la charla. Y bueno, fueron 50 minutos de presentación de PowerPoint. Después vinieron las preguntas del jurado. Después viene la parte en la que el jurado tiene que deliberar. Así que me dijeron que me desconecte. Me desconecté, me fui a la habitación, pasó un ratito y no sé. Habrán pasado 15 o 20 minutos y me escriben un WhatsApp de que me vuelva a conectar. Me conecto. Estaban las autoridades de la UNSAM y el jurado me lee en el acta. Después conectamos a todos los demás y agregamos a la conversación a todos los demás. Vuelven a leer el acta, aplauden. Todos me dicen que soy doctor, que me pusieron un 10”. Así, desde el living de su casa, Nahuel se convirtió en Doctor.

“Después de eso nos saludamos y desconectamos, y así fue la experiencia, muy particular porque nadie hasta ahora había visto una defensa de tesis así, pero estuvo bien, estuvo bueno. El sistema funcionó bien. Y no nos fuimos con la culpa de haber roto la cuarentena, ni de haber estado circulando cuando lo podríamos haber evitado”. Y reflexiona: “Una idea que me llevo yo de esta experiencia es el hecho de que no estamos de vacaciones. Está bueno que intentemos con las herramientas que tengamos ir a fondo y intentar resolver todos los problemas que se nos van poniendo. Si empezamos a patear todo para adelante y a decir bueno, cuando se termine vemos bueno, el día que se termine vamos a tener que defender 200 tesis y hacer 200 congresos y hacer un montón de cosas que van a tomar un montón de tiempo. Así que mi idea de todo esto es intentar siempre en este período medio de incertidumbre, pelearse con las herramientas hasta lograr amigarse y resolver todo lo que podamos resolver a distancia porque hoy tenemos un montón de herramientas que nos permiten hacer esto razonablemente”.

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 29/03/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto