Tarifazo al subte: “El transporte es un derecho, no una mercancía”

Compartir

Otra vez, la justicia frenó un tarifazo: esta vez le tocó al boleto de subte, que el Gobierno de la Ciudad pretendía llevar a $7,50. Qué dijo la jueza que lo paró y qué dicen los trabajadores: «Los sucesivos aumentos no reflejaron una mejora en el servicio».

La justicia frenó el aumento de la tarifa del subte que pretendía llegar a $7,50. La jueza Liberatori, titular del Juzgado Contencioso, Administrativo y Tributario N° 4 de la Ciudad, dio lugar a los amparos presentados ante el posible aumento y pidió que se justifiquen los elementos que componen la tarifa técnica de la cual se desprende el valor del pasaje.

¿Por qué? Explicó en declaraciones radiales: «Estoy basándome en un informe de la Auditoría General de la Ciudad y también en algo que dijo el Ente Único Regulador de Servicios Públicos, que concluyen que Metrovías no tiene las cuentas en orden, no tiene los papeles al día».

Beto Pianelli, Secretario general de Metrodelegados (AGTSyP, Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro), lo resume: “Los papeles donde dicen por qué justifican el aumento son un cachivache”

El gobierno porteño apeló la decisión de la justicia asegurando que la tarifa técnica está bien calculada. Juan Pablo Piccardo, presidente de Subterráneos de Buenos Aires S.E (Sbase), quien aseguró que “la nueva tarifa del subte servirá para mejorar el servicio”  y sostuvo en declaraciones radiales que el freno al aumento  “atenta contra el servicio y la seguridad de los usuarios”.

Si no se frenaba la suba en la tarifa, el boleto hubiese sufrido un aumento cercano al 600% desde enero 2012 para acá.

Pianelli sostiene que el aumento en las tarifas no tiene un impacto directo en la mejora del servicio: “La calidad del servicio se tiene que mejorar fundamentalmente comprando trenes nuevos y eso se paga con inversiones estructurales. Para mejorar la infraestructura del subte tenés que hacer inversiones profundas que no se hacen con tarifas. El aumento de tarifa no está planteado para la mejora del servicio, está planteado desde el punto de vista de los costos que supuestamente tiene el servicio. Como todo aumenta, ellos consideran que tiene que aumentar también el servicio del subte”.

¿A qué se refiere con inversiones estructurales? Beto traza un mapa para entenderlo mejor: “La ciudad tiene 60km de subte y la misma población que, por ejemplo, Madrid, que tiene 360km; además de que la ciudad de Madrid no tiene conurbano como tenemos nosotros desde donde ingresa gente a trabajar. Cuando hicieron campaña para ganar la Ciudad de Buenos Aires, Macri dijo que iba a hacer 10km por año y al final terminó haciendo 5km en ocho años”.

Para pensar las tarifas Pianelli, junto a los trabajadores del subte de Buenos Aires, sindicatos de América Latina, Europa y Estados Unidos propone cambiar el paradigma: el transporte debe ser tomado como un derecho.

“El transporte no es una mercancía: en las grandes urbes pasó a ser un derecho. Si no tenés acceso al transporte, no podés trabajar, no podés educarte, no podés ir al hospital, no podés hacer nada. Es como la educación y la salud, está al mismo nivel, todo el mundo en una gran ciudad tiene que poder acceder. El kirchnerismo hizo del transporte un derecho, por eso salía $2,50 viajar. Lo hizo con el transporte, la luz y el gas. El macrismo está volviendo al paradigma clásico capitalista de que es una mercancía como todas: si no tenés plata, no viajes”.

@aniarrascaeta

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones